14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Luis Almagro

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha sido más crítico a la gestión de Daniel Ortega a raíz de los incumplimientos del dictador para solucionar la crisis sociopolítica. Aquí en octubre de 2018. LA PRENSA/ ARCHIVO/ TOMADO DE PRESIDENCIA

Plazo otorgado al Secretario General de la OEA para informar de las gestiones con Nicaragua vence el viernes

El Consejo Permanente le dio hasta el 17 de diciembre a Luis Almagro para que presente un informe de las gestiones diplomáticas encomendadas en la última resolución sobre Nicaragua

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, deberá presentar al Consejo Permanente un informe de las gestiones diplomáticas encomendadas en la última resolución sobre Nicaragua aprobada por el Consejo Permanente del organismo el 8 de diciembre, entre las que debe solicitar al régimen de Daniel Ortega que permita el ingreso de una misión de alto nivel al país y la liberación de los presos políticos.

Sin embargo, analistas políticos y expertos en derecho internacional, coinciden en que el informe que presentará la Secretaría General de la OEA sobre los resultados de sus gestiones no variará a la realidad del país y al contenido de informes emitidos anteriormente, pues Ortega ha más que evidenciado su respuesta a través de su rechazo al organismo. Aunque a la vez señalaron que el plazo establecido en dicha resolución es muy corto y puede obstaculizar su cumplimiento.

Lea además: Se complica aún más relación de Daniel Ortega con la OEA, según analistas

Tiziano Breda, analista para América Central del International Crisis Group, señaló que se desconoce, al menos públicamente, si Almagro ha logrado sostener en estos días algún tipo de conversación, ya sea con Ortega o el Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, pero de ser así “me sorprendería”, opinó.

“Lo único es que no tendría mayores actualizaciones (el informe)”, dijo Breda, y a la vez añadió que “precisamente como el mandato ambicioso de la resolución choca con el plazo muy corto y por lo tanto obstaculiza su cumplimiento”.

Lo que demanda la OEA

El pasado 8 de diciembre, el Consejo Permanente de la OEA aprobó con 25 votos a favor, uno en contra y ocho abstenciones una resolución en la que afirma que Nicaragua incumple sus compromisos con la Carta Democrática Interamericana y pide al régimen aceptar una misión de alto nivel que ayude a conducir la realización de reformas electorales integrales.

El proyecto manda al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, que solicite con urgencia una reunión con el Gobierno de Nicaragua, para «obtener su compromiso de aceptar una misión de buenos oficios de alto nivel».

Además, la resolución demanda como primera medida «ponga en libertad a todos los presos políticos» y la realización de reformas electorales integrales, de acuerdo con lo solicitado en resoluciones anteriores de la OEA y de conformidad con las obligaciones de Nicaragua en el marco del derecho internacional».

Analistas ven difícil que estas peticiones se vayan a cumplir, y creen que el panorama no es alentador para Nicaragua debido a la retirada de la dictadura del organismo, además de su posición cada vez más cerrada.

Relaciones con China

Por su parte, el analista político nicaragüense Eliseo Núñez valoró desde el exilio que el hecho de que Ortega haya reanudado relaciones con China es como sello a un giro en su política “que es abandonar cualquier relación hemisférica y trasladarse bajo la sobra de los rusos y los chinos que le va a permitir a él ser una ficha de un juego geopolítico global”.

De esta manera “Nicaragua pierde, porque netamente pierde cuando te metés en un juego así de grande, y definitivamente el 17 no podés esperar nada, porque esa respuesta ya te la dio, ya abandonó cualquier intento de gestión en el hemisferio y esto incluye a la Organización de Estados Americanos”, insistió Núñez.

El pasado 9 de diciembre, el régimen de Daniel Ortega dio a conocer que rompió relaciones diplomáticas con el gobierno de Taiwán, mientras el gobierno de China confirmó en un hilo de Twitter, la reanudación de relaciones diplomáticas con Nicaragua.

Para el politólogo Pedro Fonseca es difícil poder tener en este período establecido en la resolución un resultado positivo por parte de Nicaragua. “Ya sabemos que Nicaragua es especialista en retrasar los plazos y en jugar con los tiempos”, precisó.

“Dudo mucho que tengamos un avance por parte de la dictadura, la dictadura no quiere diálogo, no quiere salida, ya no quiere más relaciones con la OEA, así que probablemente tengamos un informe como los que ya hemos venido escuchando en los últimos meses”, reiteró el politólogo.

Los pasos del artículo 20

Un experto en derecho internacional que habló con LA PRENSA bajo condición de anonimato, confirmó que las gestiones diplomáticas, solicitadas en este proyecto de resolución, son parte de los pasos indicados en el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, que establece lo siguente:

“En caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente”.

Podría interesarle: ¿Por qué se abstiene a votar en la OEA los mismos países en las resoluciones sobre Nicaragua?, esto dicen los analistas

El Consejo Permanente, según la situación, podrá disponer la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática.

“Si las gestiones diplomáticas resultaren infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare, el Consejo Permanente convocará de inmediato un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que ésta adopte las decisiones que estime apropiadas, incluyendo gestiones diplomáticas, conforme a la Carta de la Organización, el derecho internacional y las disposiciones de la presente Carta Democrática”. (Aquí termina el articulo 20).

El siguiente artículo (21) establece la suspensión del Estado que violentó el orden democrático, pero solo con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros.

“Básicamente se le ha recomendado al Secretario General de la OEA agotar todas las posibilidades que existen en el derecho internacional y sobre todo en el sistema interamericano para poder ver que salidas tiene Nicaragua”, explicó Fonseca.

Ruptura del orden democrático

«En Nicaragua está más que probado que hay una ruptura del orden democrático y una sistemática violación de los derechos humanos. Está a la vista que el sistema electoral funciona bajo el control de los partidarios del régimen de Daniel Ortega, que solo actúan para cumplir sus intereses y mantenerlo en el poder», indicó el experto en derecho internacional.

Particularmente, en este año electoral, Ortega encerró a todos sus rivales políticos o los obligó a salir del país y desde 2018, cuando el régimen ordenó la represión armada contra las protestas civiles, que dejó más de 300 muertos, según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la libertad de expresión y los derechos humanos han sido violentados.

Lea también: Crisis de Nicaragua logró ser vizibilizada en la Cumbre por la Democracia, a través de la delegación de Juan Guaidó

Además, esta situación de Nicaragua fue constatada en agosto de 2019 por una Comisión de Alto Nivel de la OEA, que aunque no se le permitió entrar al país, se reunió con los opositores y víctimas en el exterior, con lo que se confirmó que en Nicaragua hay «una alteración del régimen constitucional que deteriora seriamente el orden democrático» debido a la serie de violaciones a los derechos humanos que se cometen.

“Probablemente en el informe vayan explicadas las anomalías, irregularidades en el marco del orden constitucional y de los abusos de derechos humanos cometidos por la dictadura. Además no se puede perder de vista que en ese informe tiene que estar contenido lo relacionado al proceso electoral fraudulento y viciado de este año, lo presos políticos, el estado de facto”, insistió Fonseca.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: