14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Archivo/LA PRENSA

Ortega y petroleras guardan silencio frente a caída de precios de los combustibles y se avecina otra baja

Por qué los nicaragüenses no podrán conseguir alivios en los precios de los combustibles si Ortega no revierte la política de congelamiento de precio adoptada en octubre. Acá la explicación

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

A nivel internacional se han registrado tres semanas consecutivas en que el precio promedio del petróleo, de las gasolinas y del diésel han disminuido, y se estima que dicho comportamiento también se experimente este fin de semana, esto a medida que grandes economías como Estados Unidos o China planean liberar parte de sus reservas estratégicas de petróleo para ayudar a aumentar la oferta en el mercado de crudo para abaratar aún más los precios.

Sin embargo, este alivio podría no llegar a los nicaragüenses si el gobierno de Daniel Ortega no revierte su decisión de mantener congelados los precios de los carburantes, que siguen como los más caros de Centroamérica, pese a que es la economía más empobrecida de la región.

Pese a las tres bajas antes descritas, el Gobierno no ha dado señales de que va a revertir su medida que adoptó previo a las elecciones del pasado 7 de noviembre luego de semanas consecutivas de alzas, pero cuya tendencia en el mundo ahora ha cambiado de dirección y va rumbo al abaratamiento.

Ya han transcurrido cinco semanas desde que el régimen de Daniel Ortega anunció el congelamiento temporal del precio de los combustibles (el 23 de octubre), sin embargo, esta medida no ha permitido corregir la distorsión de estos respecto a los vigentes en los demás países de Centroamérica.

El especialista en hidrocarburos, César Arévalo, señaló que la próxima semana se observará una baja en los precios internacionales de estos productos, por ende, los precios de venta en territorio nacional también deberían disminuir.

Lea también: Nicaragua pierde otra oportunidad de bajar los combustibles, lo que desmonta la farsa del congelamiento de precios 

Detalló que el precio promedio del petróleo West Texas lntermediate (WTI) se encuentra en 77.5 dólares por barril y respecto a la semana anterior, los precios promedios internacionales para la gasolina regular y la súper han bajado 0.05 dólar por galón y el diésel 0.06 dólar por galón.

Además, compartió que en estas cuatro semanas de noviembre la gasolina regular ha disminuido 0.27 dólar por galón, la gasolina súper 0.29 dólar por galón y el diésel 0.22 dólar por galón, por lo que recomienda que se deberían bajar los precios de ventas para corregir la distorsión de precios existentes.

Estos alivios no han llegado a los consumidores nicaragüenses, que además deben pagar un sobreprecio de 0.12 dólares por galón que se viene arrastrando desde que Albanisa fue sacada del negocio de los combustibles tras las sanciones de Estados Unidos. Pese a ello, ese cobro se mantiene dentro de la estructura de precio a los consumidores finales.

A criterio de Arévalo los precios de venta de la semana del 28 de noviembre «deben bajar al menos en la misma proporción o más que (la tendencia internacional) lo que dará alivio económico a los consumidores, transporte y menor impacto en el costo de la canasta básica».

Panorama a nivel mundial

Pero más allá de eso, lo cierto es que si el Gobierno no revierte la medida de descongelar los precios, los nicaragüenses no podrán beneficiarse de las reducciones que se avecinan a medida que Estados Unidos y sus aliados profundicen su estrategia de liberar reservas de petróleo para aumentar la oferta en el mercado y por tanto equilibrar los precios de los combustibles.

Archivo/LA PRENSA

El presidente estadounidense Joe Biden puso en marcha esta semana un plan junto a los principales países consumidores de petróleo del mundo para intentar controlar los precios del crudo. Específicamente, el Gobierno anunció que liberará 50 millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas, y logró persuadir a otras grandes naciones como China, Japón, Reino Unido, India y Corea del Sur para que también lleven a cabo esta medida.

Estados Unidos ha intentado convencer a los miembros de la Organización de Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP) sobre los beneficios que se obtendrían si se aumentara la oferta de petróleo de una forma más acelerada, para responder a la recuperación de la economía mundial tras el impacto de la pandemia de la covid-19, pero estos productores han optado por un incremento gradual.

Por lo que la decisión del país norteamericano de recurrir a dichas reservas, establecidas desde hace años para protegerse de la volatilidad del mercado petrolero y de cualquier posible interrupción en el suministro, podría generar tensiones con los países de la OPEP.

Le puede interesar: Tres interrogantes que no despejó Ortega tras congelar los precios de combustibles

“Los consumidores estadounidenses están sintiendo el impacto de los altos precios del combustible en las estaciones de servicio y en las facturas de calefacción de sus hogares; y los negocios estadounidenses también porque la oferta de petróleo no ha ido a la par que la demanda en momentos en los que la economía global resurge de la pandemia”, señaló la Casa Blanca en un comunicado, una acción inédita, pero que se espera impacte positivamente los precios mundiales.

Se estima que Reino Unido liberará 1.5 millones de barriles; Japón, 4.2 millones; India, 5 millones y China, 7.33 millones de barriles.

A Estados Unidos le urge bajar los precios tomando en cuenta que el petróleo está muy por encima de lo registrado el año pasado. El economista Arévalo compartió que del 1 al 24 de noviembre el precio promedio del petróleo WTI- de referencia para Nicaragua- se ubicó en 80.3 dólares por barril y que “el promedio de enero a la fecha es 67.6 dólares por barril, superior a los 38.5 dólares por barril de 2020”.

Eso sin embargo, no significa que en noviembre no hubo baja en los precios de los combustibles el mes pasado. Según estimaciones de Arévalo las reducciones en noviembre respecto a octubre han pasado a aumentar los márgenes de ganancias de las petroleras.

Archivo/LA PRENSA

Nicaragüenses están al tanto de distorsión de precios

Marvin Pomares, presidente del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), compartió que quienes más se están quejando por los elevados precios de los combustibles son el sector selectivo de taxis y el sector intermunicipal de transporte.

“El sector selectivo de taxis dice que se congeló en la parte más alta del precio y el congelamiento a ellos no les ha dado ningún beneficio. El sector intermunicipal de transporte también se está quejando, ellos aducen que realmente está bien caro el combustible y si ellos cobran más la gente no les quiere pagar, quieren dar lo que está establecido por el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI)”.

Lea además: La maniobra de Estados Unidos para tratar de bajar el precio del petróleo (y por qué puede generar un choque con la OPEP)

Pomares aseguró que las bajas en los precios a nivel internacional del barril del petróleo “no han beneficiado para nada porque se congeló en una parte alta. En Indec estamos elaborando una propuesta a la Asamblea Nacional para que en Nicaragua haya competencia en relación a la comercialización de los combustibles, recordemos que solamente existen dos trasnacionales en el país, la Puma y la Uno. Si hubiera competencia la cuestión sería mejor para todos los que usan combustible”, expresó.

“Estamos elaborando la propuesta porque realmente hay un duopolio, donde las únicas que se benefician son las gasolineras, porque realmente ellas siguen ganando, aunque esté congelado el precio, porque el Gobierno siempre está pagando la diferencia, lógicamente sale del pueblo, pero la está pagando el Gobierno”, precisó.

Ortega no aclaró cuánto tiempo duraría el congelamiento, por lo tanto, en las gasolineras de Managua se puede adquirir un litro de gasolina súper en 41.96 córdobas, la regular en 40.90 córdobas y el diésel en 36.57 córdobas.

Archivo/LA PRENSA

En lo que va del 2021 se han registrado 31 alzas y 11 bajas en el precio de la gasolina regular y súper, y 29 alzas y 13 bajas en el precio del diésel. “Estas variaciones se deben a las fluctuaciones que presentan los precios de referencia internacional de estos productos”, señala Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Diferencias de precios en Centroamérica

A pesar de que los precios de los combustibles en Nicaragua están congelados desde hace semanas, el país continúa presentando los precios más elevados en comparación con los demás países de la región, lo que demuestra el nivel de distorsión que todavía persiste.

En territorio nacional, desde el 25 de octubre, el galón de la gasolina súper se mantiene en 4.50 dólares, mientras que el de gasolina regular se comercializa en 4.39 dólares. Asimismo, se puede conseguir el galón del cotizado diésel a un valor de 3.93 dólares, según datos del INE.

En Honduras, al igual que en Nicaragua, los precios de los combustibles se encuentran congelados desde inicios de octubre, sin embargo, números oficiales indican que los nicaragüenses pagan más por estos productos que los hondureños.

Lea también: Nicaragua continúa con los combustibles más caros de Centroamérica, pese a decisión de Ortega de congelar los precios

Según datos del Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central (CCHAC), hasta el 20 de noviembre las gasolineras del país catracho comercializaban el galón de gasolina súper, el cual contiene 3.785 litros, a un precio de 4.38 dólares, mientras que la regular se cotizaba en 4.07 dólares y el diésel en 3.63 dólares.

Por otro lado, las cifras muestran que también existe un contraste muy marcado si se comparan los precios de Nicaragua con los vigentes en Costa Rica. En ese país, en el periodo de referencia, el galón de gasolina súper se vendía en 4.35 dólares; la regular en 4.26 dólares y el diésel en 3.66 dólares.

En el caso de Panamá, que cuenta con los precios de los combustibles más baratos de toda la región, hasta el 20 de noviembre el galón de gasolina súper se cotizaba en 3.78 dólares, la regular rondaba los 3.67 dólares y el diésel se encontraba en 3.31 dólares.

Nicaragua y El Salvador tienen en común que comparten similar logística de importación de estos tipos de productos e iguales volúmenes de venta, sin embargo, en territorio nacional se comercializan a valores más caros.

Archivo/LA PRENSA

Hasta el 20 de este mes, en ese país el galón de gasolina superior se ubicaba en 4.08 dólares, la regular se cotizaba en 3.92 dólares y el galón de diésel se comercializaba en 3.61 dólares.

Por su parte, Guatemala distribuía el galón de gasolina súper a un precio de 3.96 dólares, mientras la regular se comercializaba en 3.87 dólares y el diésel en 3.38 dólares, según los datos de CCHAC.

Recomendaciones para ahorrar combustible

El Ministerio de Economía de El Salvador brinda los siguientes consejos para que la población ahorre combustible y reduzca gastos:

-Si planea las rutas y programa las salidas puede ahorrar del 10 al 35 por ciento de combustible.

-Acelere progresivamente, es decir, espere que la temperatura del motor se estabilice para demandar la plena potencia de este.

-Arranque en frío, puesto que de nada sirve calentar el motor cuando el vehículo no está en movimiento. Si trabaja en vacío, solo consumirá combustible.

Le puede interesar: Gobierno suspende alza de precios en gasolinas, diésel y gas butano

-Sin la presión adecuada y estando mal alineadas, las llantas se gastan más rápido y obligan al motor a esforzarse más, al darles el debido mantenimiento se ahorra hasta 10 por ciento de combustible.

-Evite aceleraciones y desaceleraciones bruscas. Si maneja rápido, en cada kilómetro que sobrepase los 100 kilómetros por hora gasta el doble de gasolina: si va a 140 km/h estará gastando 80 por ciento más, que si fuera a 100 km/h.

-Se recomienda cargar combustible en horas tempranas de la mañana y en horas de la noche cuando el producto está frío: de esta forma usted estaría cargando cuando el volumen del combustible está comprimido, con lo que se logra tener un mayor volumen cuando el producto aumente su temperatura dentro del tanque del vehículo.

-Reduzca las cargas innecesarias, no solo es cuestión de espacio, sino que a mayor peso mayor gasto de combustible.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: