14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa . LA PRENSA / CAPTURA DE PANTALLA

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa . LA PRENSA / CAPTURA DE PANTALLA

Monseñor Álvarez exhorta “encarecidamente” a vivir las eucaristías a través de medios de comunicación y redes sociales

El mensaje del obispo Álvarez se anunció este mismo lunes, cuando la Diócesis de Matagalpa informó de la muerte por Covid-19 del sacerdote Dámaso Suazo, vicario de la Parroquia San Juan Bautista en el municipio de Muy Muy.

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez, exhortó este lunes a sacerdotes, religiosas, religiosos y al pueblo en general a actuar con solidaridad frente al cuido de unos a otros ante las posibilidades de contagiarse con el Covid-19, y a cumplir “estrictamente” las recomendaciones brindadas desde el inicio de la pandemia.

El mensaje del obispo Álvarez es anunciado este mismo lunes, cuando la Diócesis de Matagalpa informó de la muerte por Covid-19 del sacerdote Dámaso Suazo, vicario de la parroquia San Juan Bautista, en el municipio de Muy Muy.

El padre Dámaso llevaba varios días internado en el Hospital Regional de Matagalpa, padeciendo la enfermedad y con respiración asistida, según fuentes de la Iglesia.

“A esta hora, a causa del Covid-19 hemos comprendido que todos estamos involucrados e implicados en la transmisión y contagio de esta enfermedad. Muchísimos han sido afectados directamente por la pandemia, enfermos, fallecidos, entre ellos, más de una decena de sacerdotes de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua y las familias que lloran por la muerte de sus seres queridos”, dice la nota de prensa firmada por Álvarez.

En las últimas semanas varios sacerdotes han muerto por el coronavirus y otros aún están contagiados, incluyendo al cardenal Leopoldo Brenes, de Managua.

Le puede interesar: Iglesias evangélicas no contemplan cerrar los templos, por ahora, pese a rebrote de Covid-19

Según la nota de prensa del obispo de Matagalpa, los templos de la Diócesis continuarán abiertos, pero exhortó “encarecidamente, con el corazón de padre y pastor, a vivir preferencialmente las eucaristías, aún las dominicales, a través de los medios de comunicación, radio, televisión y redes sociales, y a recibir con todo el fervor, amor y devoción a Jesús de forma espiritual”.

Nota de prensa de la Diócesis de Matagalpa.

Comunicado anterior

El pasado 24 de agosto, monseñor Álvarez también emitió un comunicado en el que orientó la cancelación de retiros, procesiones y otras manifestaciones de religiosidad debido al riesgo que existe en el país de contraer el Covid-19.

“Después de reflexionar profundamente frente al estado de la pandemia en nuestro país y de acuerdo a mi conciencia, he decidido a la luz del Divino Espíritu, suspender inmediatamente en toda la Diócesis, los retiros, las procesiones, las manifestaciones de religiosidad populares, si las hubiera en alguna comunidad, y cualquier tipo que sea. Debemos custodiar la vida”, dijo el obispo de Matagalpa en esa ocasión.

Agregó que dejaba al juicio de cada párroco la opción de cancelar otro tipo de actividades que impliquen aglomeración de personas y exposición al contagio del virus.

Lea además: Mascarillas vuelven a encarecer en medio de un rebrote de Covid-19

Los últimos meses han sido difíciles para la Iglesia católica, la que ha reportado la muerte de varios sacerdotes, mientras familiares y feligreses han confirmado que sus decesos han estado relacionados con la pandemia.

En marzo de 2021 se reportó la muerte del padre José Modesto López Calero, rector del Santuario Nuestro Señor de Esquipulas en La Conquista, Carazo, y la del sacerdote Orlando Mendoza de la parroquia Santa Rosa de Lima, en Managua.

En junio falleció el padre Juan Domingo Gutiérrez Álvarez, vicario parroquial de la iglesia San Agustín en Managua; en julio se confirmó la muerte del sacerdote Pablo Espinoza, párroco del municipio de Rancho Grande, Matagalpa.

En agosto se han reportado las muertes de los sacerdotes Julio César Melgar Cruz, de la Diócesis de Estelí; Julio de los Santos Dávila, de la parroquia de Monte Tabor; Uriel Sandi Gutiérrez, párroco de la iglesia María Inmaculada en el barrio Altagracia, en Managua; y el padre Dámaso Suazo, vicario de la Parroquia San Juan Bautista en el municipio de Muy Muy, Matagalpa, quien falleció la mañana de este lunes.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: