14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Cardoza se declararon culpables de los delitos de parricidio frustrado el hombre y asesinato frustrado la mujer LA PRENSA/ /Archivo/Cortesía

Kevin Solís y Massiel Cardoza se declararon culpables de los delitos de parricidio frustrado y asesinato frustrado, respectivamente. LA PRENSA/ /Archivo/Cortesía

Padre y madrastra que torturaban a niña de 4 años se declaran culpables

La pareja admitió los delitos de asesinato y parricidio frustrados a cambio de que les fueran retirados los cargos por violencia doméstica

Kevin Solís Dávila, de 25 años, y su pareja Massiel Cardoza Jerez, de 34, descontarán 15 años en la cárcel  después que el primero se declaró culpable de parricidio frustrado y ella de asesinato frustrado.

La  aceptación de culpabilidad es parte del acuerdo que lograron con la Fiscalía, que dicta que a cambio de que el órgano acusador prescindiera de  la acción penal en contra de ellos por el delito de violencia intrafamiliar, ellos aceptarían los otros delitos.

La víctima es una niña de 4 años, hija de Kevin Solís.

Lea además: Jóvenes desaparecidas el miércoles en Masatepe son encontradas en Managua

“Sí, acepto”, fue la respuesta que dieron los acusados al juez Tercero Especializado en Violencia de Managua, Edén Aguilar Castro, quien hizo el control de legalidad al acuerdo suscrito entre la pareja que torturaba a la menor de edad  y el Ministerio Público.

Se ahorraron 7 años

El acuerdo donde el Ministerio Público prescinde del delito de violencia doméstica o intrafamiliar en perjuicio de la niña les evita a Kevin Solís y Massiel Cardoza una condena de hasta 22 años de prisión.

Si  los  reos confesos no hubieran logrado el acuerdo con el órgano  acusador y eran declarados culpables por los dos delitos imputados, la pena a recibir pudo haber aumentado hasta en siete años.

Lea además: Padre y madrastra que torturaron a niña en Managua, enviados a juicio

La Ley 779 establece en el artículo 155 que la violencia intrafamiliar o doméstica se castiga con pena de tres a siete años de prisión, cuando como consecuencia de la violencia se deriven lesiones graves como en este caso.

El mismo artículo de la referida ley consigna que cuando la víctima sea niño, niña o adolescente no se puede alegar el derecho de corrección disciplinaria.

Hechos aceptados

Al declararse culpable Kevin Solís por parricidio frustrado y Massiel Cardoza por asesinato frustrado, aceptaron que a inicios de mayo de 2021 agredieron de manera salvaje a la niña de 4 años.

Los sentenciados le fracturaron dos costillas, la clavícula y le quemaron el cabello a la menor, según la acusación presentada hace tres meses por el Ministerio Público.

En otra ocasión Kevin Solís le pegó con un trozo de alambre de 31 centímetros de largo en la espalda y acto seguido se lo sujetó en el cuello con intenciones de matarla, según la acusación fiscal.

Lea también: Padre y madrastra intentaron matar a niña de 4 años en Managua

Por su parte, Massiel Cardoza en otra ocasión golpeó a la niña, hasta que una vecina intervino.

Como consecuencia de las múltiples agresiones la niña sufrió lesiones graves en diferentes partes del cuerpo y hemorragia en los ojos, por lo cual permaneció varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Mascota.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: