14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Sector cafetalero de Nicaragua está lidiando con la falta de contenedores para enviar el grano a los mercados internacionales

La recolección del grano concluyó en marzo y entre los principales retos que enfrentaron destacan el paso de los huracanes Iota y Eta, que tocaron territorio nicaragüense en la segunda mitad de 2020. Así avanza la cosecha cafetalera 2020-2021

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La falta de contenedores para suplir la demanda internacional, el incremento de los insumos, la reducción de las importaciones en el país y la reforma a la Ley de Concertación Tributaria han provocado que el ciclo cafetalero 2020-2021 avance a paso lento, sostuvo Manuel Miranda, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan).

Miranda asegura que el reto con las exportaciones del grano de oro es la falta de contenedores disponibles, puesto que el café se exporta en contenedores de 20 pies y las navieras tienen un stock limitado. Nicaragua se alimenta de nuevos contenedores cuando hay importaciones de artículos como refrigeradoras, televisores, etcétera.

“Al haber una reducción en las importaciones después del año 2018, cada vez están llegando menos contenedores de 20 pies a Nicaragua y en consecuencia, hay escasez de los mismos para exportar café. Adicional a eso, con la recuperación económica que se ve en algunas partes del mundo, después del Covid-19, hay más países demandando contenedores de 20 pies por la reactivación del comercio mundial, esas dos cosas hacen que lleguen menos contenedores a Nicaragua”, sostuvo.

Pero además, a criterio de Miranda, la reforma tributaria ha tenido un gran impacto en el sector, puesto que encareció los insumos entre el 20 y 25 por ciento. “Adicionalmente, el costo de algunos fertilizantes ha subido en el mercado internacional, como producto de una mayor demanda con el consecuente impacto negativo cuando esos incrementos se trasladan al mercado interno”, enfatizó al respecto.

Más de 10 millones de dólares menos

Según datos del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), en los primeros tres meses del ciclo de la cosecha cafetalera 2020-2021 se acumulan 24.19 millones de dólares en ingresos, inferior a los 34.31 millones captados en igual lapso en el periodo pasado. Entre el 1 de octubre de 2020 y diciembre de ese año, el sector había enviado al exterior 195,464 quintales. El Cetrex no ha actualizado las cifras desde entonces.

Pero Excan dice que entre el 1 de octubre del año pasado y el 31 de marzo de este año se han enviado 1.1 millones de quintales y la expectativa es enviar otros 1.8 millones en lo que resta del ciclo cafetalero, para un global que rozaría los tres millones de quintales, un poco menos que el ciclo anterior.

En cuanto a ingresos, según cifras de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), se llevan acumulados en el periodo de octubre 2020 a marzo 2021,  unos  184 millones de dólares, menor que en igual lapso de la cosecha 2019-2020, cuando ascendía a 196.5 millones de dólares.

La recolección del grano concluyó en marzo y entre los principales retos que enfrentaron destacan el paso de los huracanes Iota y Eta, que tocaron territorio nicaragüense en la segunda mitad de 2020. “Afectaron caminos y plantaciones de café. Estimamos que la reducción de la cosecha solo por el impacto de los huracanes pudo andar en un rango de 5 a 7 por ciento”, mencionó Miranda.

Café, segundo producto de exportación

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), informa que en los primeros meses de este año el café se ubica como el segundo producto de exportación después del oro, “el monto exportado en el primer trimestre del 2021 fue de 154.4 millones de dólares y el año pasado, en este mismo periodo fue de 154.2 millones de dólares, 250 mil dólares más”.

Cabe mencionar que la cifra del primer trimestre proporcionada por APEN no coincide con lo captado en los primeros tres meses del ciclo cafetalero 2020-2021 porque son periodos distintos. El primero es periodo calendario, es decir lo exportado entre enero y diciembre sin importar de qué ciclo proviene el café, mientras que el segundo está limitado solo al lapso de recolecta y sacada del grano que abarca de octubre de un año a septiembre del siguiente año.

“El precio del café aumentó un 8.3 por ciento, el precio promedio de venta. En términos de volumen, en el primer trimestre del 2020 se exportaron 53 millones de kilos versus 49 millones de kilos en este año. Estamos hablando de una diferencia de cuatro millones de kilos”, explicó Jacoby.

El efecto de la reforma

Jacoby explica que en el 2020, cuando se obtuvo la cosecha 2019-2020, se produjo menos café por diferentes razones. La principal es la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, “porque gravó los insumos agrícolas, con impuestos, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y eso nos ubica como uno de los pocos países en el mundo en donde se paga impuestos por agricultores. Normalmente, lo que hacen los gobiernos es incentivar la producción agrícola, aquí con la reforma tributaria lo que hicieron es desincentivar la agricultura y somos un país que depende de esta, de sus exportaciones”.

Además, explica que otros factores son la emergencia sanitaria que se está experimentando a nivel global desde marzo del año pasado y que otros países, como Costa Rica, buscan mano de obra nicaragüense para recolectar café, dejando a este país sin suficientes cortadores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: