14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Nicaragua

Salvador Mansell, presidente ejecutivo de Enatrel y ministro de Energía y Minas, posa al lado de las primeras turbinas de la planta a base de gas natural. LAPRENSA/TOMADO DE EL 19 DIGITAL

Las dudas alrededor de la planta de gas natural que se construye en Puerto Sandino

Nicaragua celebra la instalación de una planta de gas natural, pero hay algunos aspectos que las autoridades no aclaran en un proyecto de alto costo

El régimen de Daniel Ortega celebró en días pasados la llegada al territorio nicaragüense de las primeras turbinas para una planta energética a base de gas natural. El acontecimiento estuvo presidido por Salvador Mansell, presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) y titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM), quien habló de la modernidad en los equipos y que abastecería el 50 por ciento del total de consumo nacional, según sus declaraciones. Aprovechó para posar ante los medios oficialistas, únicos que tuvieron acceso a Puerto Corinto, donde se hizo el desembarco.

Pero detrás de esa escena hay al menos tres puntos que no se han aclarado respecto al proyecto y que a criterio del experto en energía, Fernando Bárcenas, es preocupante por el elevado valor mismo: al menos 700 millones de dólares.

¿Será estable?

El primer punto que Bárcenas plantea como requisito es el análisis de estabilidad, que tiene que ver con la posibilidad de un colapso del sistema; seguido por el análisis de calidad, que involucra al voltaje y, por último, el despacho eléctrico.

«Si por alguna razón esa planta de repente se va, todo el sistema colapsa, porque no hay cómo responder a la pérdida de una planta de tanta capacidad. Entonces desde un análisis de estabilidad del sistema, nosotros estaríamos ante un colapso en una contingencia. Cuando se va casi el 50 por ciento de la generación y la demanda continúa, las plantas que quedan no pueden resistir ni pueden abastecer la demanda del cien por ciento que había. Eso hace que operen las protecciones de todos los otros generadores que están conectados al sistema y se apaga totalmente el país”, expone Bárcenas respecto al primer punto.

La demanda energética del país ronda los 650 megavatios y, según información oficial, la planta de gas natural producirá 300 megavatios. La inversión es de 700 millones de dólares y su ubicación estará cerca de Puerto Sandino, para tener a corta distancia el descargue del gas natural de un barco con capacidad para 140,000 metros cúbicos.

La iniciativa de ley para desarrollar este proyecto energético fue enviado en octubre de 2020 por Ortega a la Asamblea Nacional con carácter de urgencia y aprobada sin problemas. En la exposición de motivos se mencionó que se incluye una terminal de gas licuado y que la planta se conectará al Sistema Interconectado Nacional (SIN) a través de la Subestación Sandino.

Puede interesarle: Nueva subestación de transmisión eléctrica alimentará el centro de Managua

¿Tendrá la calidad requerida?

Referente al análisis de calidad, Bárcenas indicó que este podría verse afectado por la lejanía de la planta con los centros de carga. En cambio, las plantas obsoletas mantienen el voltaje nominal por estar en puntos estratégicos. «¿Cómo va a estar el voltaje con la planta de gas natural? Porque tiende a caer el voltaje por la distancia de esa planta hasta donde están los centros de carga. Aunque vaya en alta tensión, tiende a caer por la distancia”, manifestó.

«Si estuviéramos en un país normal, viene ahorita una comisión del Parlamento y llama a Mansell, comienza a interrogarlo y le pide el análisis que hizo de estabilidad y de calidad con esta planta. Antes de entrar al asunto económico, ver el tema técnico. Aquí todo pasa sin análisis técnicos o que se conozcan los resultados de los análisis técnicos», sentenció.

Lea también: Sigue en «misterio» el porqué de la construcción de muelle y espigón en playa de Miramar

Nicaragua
Parte de los primeros equipos de la planta de gas natural. LA PRENSA/TOMADO DE EL 19 DIGITAL

Despacho eléctrico y la idea de exportar energía

El tercer punto que analiza Bárcenas es el despacho de energía, que consiste en la entrada en operación de las plantas dependiendo de la demanda. El despacho —término que se utiliza en el sector— se da en función del mérito económico, con el fin de que el abastecimiento de energía resulte al menor costo posible. Sin embargo, aclaró que esta lógica se ha alterado últimamente por las plantas eólicas y solares, cuya generación depende de cuánto viento y sol haya.

«Viene la planta (a base de gas natural) y dice: como soy yo, me vas a hacer no despachable. Entonces ahí la encabamos porque la tecnología me permite que sea despachable, pero me exige contractualmente no ser despachable. Y no es una planta de 50 megavatios, es una planta de 300 (megavatios). El resultado es que ella me termina de apagar un montón de plantas que pueden resultar en determinadas horas más baratas que ella (…) hubo un memorándum de entendimiento, que luego pasó a la Asamblea para que fuera aprobado, ahí salía que la planta exigía que iba a ser despachada todo el tiempo», reveló Bárcenas.

Al quedar sentado que la planta no puede salir de operación, la opción es exportar la energía, un aspecto contemplado por Mansell. «En Nicaragua estamos en el centro y podemos exportar energía en un futuro, tomando en cuenta ya la instalación de esta planta», dijo Mansell al momento de recibir las primeras turbinas.

Sin embargo, Bárcenas aclaró que no es tan fácil como solo querer hacerlo y tener el equipo. «El problema es que los otros demás países tienen un plan de expansión seguro, estable y que lo cumplen. Un país que importa energía es El Salvador, es el país netamente importador de energía, pero tiene contratos de abastecimiento con Guatemala. Entonces nosotros no podemos decir que vamos a exportar y estoy garantizado que se la voy a vender a El Salvador», aseguró.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: