14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Los ambientalistas aseguran que la educación ambiental debe ser parte del currículum educativo, en primaria, secundaria y la universidad. LA PRENSA/ARCHIVO

Agenda Ambiental Urgente | Nicaragua debe invertir en educación ambiental

Ambientalistas señalan que la educación ambiental debe ser parte del currículum educativo y además acercarse a las familias campesinas

 

La educación para la conservación y cultura de gestión sostenible es el tercer punto de la agenda ambiental presentada por el Grupo Cocibolca que te presentamos en esta cuarta entrega.

“De forma complementaria, es necesario avanzar en la educación y sensibilización ambiental de los nicaragüenses, para ello se propone crear una política nacional de educación ambiental y buenas prácticas para mejorar la conciencia de la población nacional sobre la urgente necesidad de conservar los bosques, el agua, las áreas protegidas, los suelos y la biodiversidad”, se lee en el documento oficial de la agenda.

“Lo que proponemos es un cambio de mentalidad, proponemos que Nicaragua debe invertir en educación ambiental práctica para poder ver resultados económicos en el futuro porque al paso que vamos, estamos destruyendo la base de vida en Nicaragua”, explica Elba Rivera, doctora en educación, ambientalista y miembro de Fundación Luz en la Selva de Nueva Guinea.

Educación ambiental debe ser práctica

Los ambientalistas aseguran que la educación ambiental debe ser parte del currículum educativo, en primaria, secundaria y la universidad, pero no solo de forma teórica e incluida en las otras áreas, sino que debe ser “un área realmente específica, programada por especialistas del ambiente, y la otra cosa es que tiene que ser ejecutada no solo teóricamente en las aulas porque como pedagogos sabemos que lo que es hablado nada más el viento se lo lleva”, dice Rivera.

Lea también: Estudios de impacto ambiental son vitales para la conservación del medioambiente.

“Tendría que ser (la educación), por medio de trabajos en proyectos, prácticas en fincas, con familias productoras, en las fincas de las universidades o de los colegios, entonces con proyectos serios ambientales la ejecución en el caso de las escuelas y universidades”, agrega.

Rivera asegura que como educadora está consciente de que en los diferentes niveles de educación la educación ambiental es superficial y que los maestros no cuentan con la preparación adecuada para transmitir los conocimientos y guiar los proyectos, lo que originó este punto en la agenda.

Educación en hogares

Así como es importante incluir la educación ambiental en las escuelas y universidades, esta se debe extender a la población en general, principalmente a las familias campesinas.

“También hacemos la propuesta que el Estado tenga un programa ambiental, no solamente de capacitación o sobre talleres, sino que sea obligatorio que a los campesinos se les apoye en proyectos productivos donde ellos puedan trabajar con y para la naturaleza y no simplemente hacerlo como una campaña  de sensibilización, sino hacerlo una forma de vida”, explica la ambientalista.

Lea también: Agroecología en busca de equilibrio. 

Dicho programa de apoyo debe incluir un fondo para apoyar la producción sana, es decir dejar de usar químicos y herbicidas que son utilizados por las familias campesinas por su bajo costo, sin embargo son más perjudiciales para la salud y la contaminación de los suelos, el agua y el medioambiente en general.

“Somos un país agrario y tiene que haber cambios en la agricultura, en la mente y costumbre de los agricultores y agricultoras, y tiene que haber un cambio en los maestros de las escuelas y los maestros universitarios para poder ver cambios prácticos de nuestras vidas y nuestras costumbres”, aseguró Rivera.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: