14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Empresas en incertidumbre de cara a las importaciones de productos para diciembre y circulación de aguinaldo

La presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt, manifestó que todos los años para octubre normalmente inician las importaciones, pero desde el 2018 estas han disminuido.

Pese a que el comercio comienza a reactivarse lentamente, tras  el impacto inicial de la pandemia,  que agravó la crisis que esta actividad viene experimentando desde el 2018, las expectativas de ventas para fin de año del sector son negativas, tomando en cuenta que hay escasez de financiamiento, a lo que se suma que habrá una merma en el aguinaldo, producto del aumento en el desempleo y la renegociación de contratos laborales.

Las primeras señales de que no será un buen año para el comercio, es que en las contrataciones de compras de productos en el exterior, que suelen concretarse en las últimas semanas de septiembre y todo octubre, están bajas y las empresas no quieren llenarse de inventario por temor a que una menor circulación de dinero en diciembre los deje embarcado con mercadería propia de la temporada.

El presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), Leonardo Torres, manifestó que la única válvula de escape del sector es hacer uso del financiamiento de 50 millones de dólares que otorgó el Banco Centroamericano de Integración Económicas (BCIE) a las micro, pequeñas y medianas (mipymes), para comprar los inventarios de fin de año.

“Los bancos no están dando financiamiento a las microempresas, ellos dicen que sí pero luego mandamos a la gente y la batean, porque solo están financiando montos arriba de los 25,000 dólares”, entonces, “ese fondo (del BCIE) contempla capital de trabajo y eso comprende compra de inventario, ahí va comercio, el Oriental está sofocado y vamos a ver cómo hacemos porque los 50 millones se nos va a hacer chiquito”, expresó Torres.

Lea además: Nicaragua accederá a US$50 millones que aprobó el BCIE para comprar vacunas contra el Covid-19

Señaló que el mercado Oriental, uno de los mercados más grandes de la región, se abastece desde septiembre con mercadería procedente de Panamá, pero este año no hay mucho ánimo.

“Se está importando mucho menos en juguete, textil vestuario y en línea blanca, porque la gente no se quiere quedar empantanada, porque es un gran costo para los comerciantes e importadores traer sus bienes y si no se vende no lo podemos devolver”, agregó.

Menos circulación de aguinaldo

Torres añadió que el sector comercial también espera la oxigenación del aguinaldo, aunque está consciente que no puede ser mayor que en años anteriores por el aumento del desempleo, pero también porque las empresas, para evitar dejar sin ingreso a los trabajadores, optaron por cambiar contratos, que implica no gozar de un treceavo mes.

Lea también: Recesión económica enfría importaciones de productos para diciembre

“Estamos en dependencia de eso (el crédito) y de los aguinaldos como siempre, pero bueno ya sabemos que este año el aguinaldo no va a ser superior si no ha habido incremento de planilla, al contrario ha disminuido (…) y bueno no tenemos grandes expectativas en cuanto a comercio porque la caída del 20 por ciento se mantiene todavía y por lo tanto las importaciones”, sostuvo.

Torres agregó  que se esperaría una reducción del 8 al 10 por ciento  en la circulación de aguinaldo del sector privado, donde ha habido recorte de personal y cambio en contratación de permanente a servicios profesionales, mientras que en el sector público se ha mantenido su personal, aunque sin ajuste salarial.

El año pasado entre noviembre y diciembre circularon 1,052 millones de córdobas en concepto de aguinaldo, estimó el Banco Central de Nicaragua (BCN). Normalmente el sector público entrega el aguinaldo a finales de noviembre y la empresa privada entre el 1 y 10 de diciembre.

Cabe destacar que el pago de aguinaldo a los trabajadores del Estado representa apenas el 15 por ciento del total que circula en concepto de treceavo mes.

Puede interesarle: Pandemia deja ganadores y perdedores entre los siete principales sectores del comercio en Nicaragua

Empresarios no pueden autofinanciarse

En tanto la presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt, manifestó que todos los años para octubre normalmente inician las importaciones, pero desde el 2018, los comerciantes han tenido problemas principalmente por la escasez de financiamiento.

“Los bancos tienen suficiente liquidez, pero hemos visto que hay más exigencias y las empresas que pueden tener disponibilidad no han hecho uso de esos recursos por la misma incertidumbre, porque no se sabe qué pueda pasar”, dijo Hilleprandt.

Diciembre era uno de los meses más esperados por el sector comercio y servicios, porque venían más turistas extranjeros o personas que tenían familiares en el país y eso dinamizaba la economía. En este mes se movía mucho la venta de electrodomésticos.

Incluso las empresas hacían uso de su capital para inyectarle a sus negocios inventarios, sin embargo Hilleprandt señala que este año no será posible porque la reforma fiscal ahogó a la mayoría de los empresarios, situación que empeora por el impacto de la pandemia en la economía.

“Muchas empresas fueron afectadas con el anticipo del Pago Mínimo Definitivo, eso les ha quitado liquidez, antes ese dinero lo reinvertían, pero al final mucho de ese dinero se le está quedando en los impuestos, cuando esta era la única forma que tenían para crecer y reinvertir”, dijo Hilleprandt.

En cuanto al treceavo mes, Hilleprandt manifestó que este año hubo menos despido de personal que en los años anteriores, por lo que no cree que haya un fuerte impacto. “La reducción del personal del sector privado fue más desde el 2018 hasta antes de la pandemia, fue más la contracción que se dio en el 2018 en el sector privado, porque este año lo que se vio más fue el envío de los trabajadores de vacaciones, algunas suspensiones, porque el sector privado ha querido mantener el personal porque después cuesta mucho la capacitación y volver a recontratar, entonces no creo que haya un gran impacto”, dijo.

No obstante, el optimismo de la representante empresarial contrasta con la pérdida de 6,000 empleos formales en zona franca y solo el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social reporta hasta mayo la reducción de 18,380 cotizantes, lo que golpea el aguinaldo. A eso se suman que las empresas han optado por recurrir a las contrataciones de servicios profesionales para evitar dejar sin ingreso a los trabajadores, pero automáticamente estos no gozarán de esa prestación social.

La esperanza son las remesas

Otra fuente de ingresos importante para este tiempo son las remesas familiares. Al respecto Hilleprandt considera que no se ha disminuido tanto a como se espera, por lo que considera que eso podría oxigenar al comercio.

Recientemente un informe elaborado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y la CCSN, denominado “Situación y Perspectivas del Sector Comercio y Servicio”,  señaló que para este segundo semestre no había perspectiva de crecimiento en el sector, sin embargo se esperaba una caída  más leve.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: