\ Ernesto Medina demanda a la Alianza Cívica ser "clara y honesta" en su papel como oposición
14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Ernesto Medina. Alianza Cívica, Coalición Nacional, Cosep. oposición, Nicaragua

Ernesto Medina, representante del sector académico en la Alianza Cívica. LA PRENSA / Óscar Navarrete

Ernesto Medina demanda a la Alianza Cívica ser “clara y honesta” en su papel como oposición

"No me he retirado, sigo siendo miembro de la Alianza y de su comité ejecutivo...No quiero tomar una decisión precipitada, quiero ver qué está pasando a lo interno de la Alianza y en su relación con la Coalición",  afirmó Ernesto Medina

El académico Ernesto Medina se sumó a los miembros de la Alianza Cívica en expresar su desacuerdo con la conducción de la organización, como con las decisiones en torno a la Coalición Nacional.  Medina demandó a la Alianza  ser “clara y honesta” sobre cuáles son sus verdaderos problemas sobre la conducción de la plataforma opositora, pero sobretodo de que el sector privado y los movimientos de jóvenes despejen las dudas sobre si se puede seguir contando con ellos.

“Me parece que la Alianza no ha sido lo suficientemente clara y honesta en sus planteamientos en decir qué es lo que le preocupa, y qué propuestas hay para tratar de preservar la Coalición, que después de todo es una iniciativa de la Alianza”, dijo Medina a LA PRENSA.

Lea Además: Estas son las razones de Gioconda Belli para retirarse de la Alianza Cívica

Medida dejó su cargo de rector de la Universidad Americana (UAM) en enero del 2019 para dedicarse en pleno al trabajo en la Alianza Cívica. Un año y medio después, el rumbo del grupo opositor le ha hecho tomarse un tiempo para “reflexionar” el papel que tiene a lo interno y el rumbo de la oposición.

“No me he retirado, sigo siendo miembro de la Alianza y de su comité ejecutivo…No quiero tomar una decisión precipitada, quiero ver qué está pasando a lo interno de la Alianza y en su relación con la Coalición”,  dejó claro Medina, quien es representa al sector académico.

Los sectores de estudiantes, empresarios, productores, académicos, afrodescendientes, médicos, las asociaciones de familiares de las víctimas de la represión y otros que surgieron tras las protestas sociales en abril del 2018 se agruparon en la Alianza Cívica.

Se convirtieron en la contraparte opositora en los dos diálogos con la dictadura de Daniel Ortega, en 2018 y 2019, que fracasaron en resolver la crisis sociopolítica debido a que el régimen incumplió los acuerdos y mantiene la represión a los nicaragüenses.

Lea También: Coalición Nacional decide hoy temas espinosos en su propuesta de reforma electoral

Primero fue el Movimiento Campesino en salirse cuando la Alianza dudó en firmar los estatutos de la Coalición Nacional el pasado junio, y aunque ese impase se superó con el acuerdo de que la mayoría de las decisiones serían por consenso, el trabajo territorial está estancado debido a que la Alianza y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) sienten una hegemonía en la plataforma opositora de los partidos políticos.

La escritora Gioconda Belli y la activista del sector laboral de zona franca, Sandra Ramos, anunciaron su salida la semana pasada. Belli dijo que era porque se sentía limitada en expresarse en redes sociales por pertenecer a un grupo opositor. Ramos lo hizo por la falta de diálogo a lo interno de la Alianza y en medio de críticas de que no son capaces de presentarse como oposición real ante la población.

Ambas salidas hicieron reflexionar al exrector Medina sobre “qué sentido tiene mi participación” en la actual Alianza Cívica, que lo hará mientras se toma un tiempo para recuperarse de problemas de salud.

Puede Interesarle: UNAB reitera que no hay condiciones políticas para participar en unas elecciones

Los delegados de la Alianza no participan en pleno en el Consejo Nacional de la Coalición y se niegan a integrar las comisiones de trabajo territorial. Los desacuerdos que han manifestado varios de sus representantes es que por el control que tendrían los partidos políticos, la litis interna del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y que los movimientos de jóvenes no se integran con el mecanismo que quieren.

Sabían con qué partidos se unirían

Para Medina, los obstáculos que ahora se expresan no corresponden a la práctica de inclusión que originalmente fue promovida desde la Alianza Cívica para la conformación de la Coalición Nacional.

“Creo que cuando se llamó a la constitución de la Coalición, estábamos claros que debía ser un movimiento inclusivo, que no se podía excluir a nadie, si realmente queríamos que fuera una fuerza que pudiera competir con (Daniel) Ortega”, señaló Medina.

Explicó el académico que si bien no todos los sectores estaban conformes con no ser excluyentes, especialmente con los partidos políticos, una vez que se aceptaron, se esperaba que los inconformes actuaran consecuente en impulsar la Coalición y no bloquearla.

“Todos sabíamos que sería complejo trabajar con socios con el PLC y todos los demás partidos políticos en general. Nadie es ingenuo para no saber con quiénes estaba tratando. Pero desde el comienzo era poner cuáles eran las coincidencias y qué tan grandes eran las diferencias para poner en peligro la Coalición, pero partíamos que la coincidencia y la necesidad de unidad debían ser mayores que cualquier posible diferencias”, explicó el exrector Medina.

Dudas sobre el papel del Cosep

Uno de las dudas que tiene el académico Medina es sobre si las elecciones de nuevas autoridades en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), tendrán consecuencias en el papel del sector privado en la Alianza Cívica, y por tanto en la Coalición Nacional.

“Me preocupa la posición de los jóvenes y el tema del sector privado también es una incógnita para mí. El proceso eleccionario en el Cosep no sé qué consecuencias puede tener y si seguirán respaldando la presencia de sus miembros en la Alianza. Es un tema importante que no se está discutiendo, no hay un acercamiento con las autoridades del Cosep para entender qué está pasando”, señaló Medina.

Las elecciones de la presidencia del Cosep son el próximo 8 de septiembre. El actual presidente José Adán Aguerri no ha informado si competirá por un nuevo período, mientras Mario Hanon y Michael Healy aspiran a reemplazarlo en el puesto.

Pero el análisis interno sobre el rumbo de la Alianza Cívica es necesario hacerlo a lo inmediato para derribar las dudas sobre su conducción como para ser claros ante la ciudadanía, consideró el académico.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: