14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Sistema Penitenciario ha liberado más de 4 mil reos comunes en lo que va del año. LA PRENSA/ R. FONSECA

Orteguismo liberó a violadores de niñas y femicidas sin que estos cumplieran su condena

Ministerio de Gobernación liberó a unos 514 privados de libertad condenados por violaciones agravadas a menores de 14 años, abusadores sexuales, proxenetas, explotadores sexuales y femicidas en todo el país

Los movimientos feministas de Nicaragua califican como un retroceso en materia legal y de derechos humanos, el hecho que el régimen de Daniel Ortega esté liberando a violadores de niñas, agresores de mujeres y femicidas sin que estos hayan cumplido su condena.

La critica se debe a que el pasado 13 de mayo, el Ministerio de Gobernación liberó a unos 514 privados de libertad condenados por violaciones agravadas a menores de 14 años, abusadores sexuales, proxenetas, explotadores sexuales y femicidas  en todo el país. Estos son parte de los 2,815  reos comunes que el régimen liberó  por “estar en el mes de la Madre”, según refirió Gobernación en un comunicado.

Puede Interesarle: Régimen liberó un hombre que desprendió a golpes un riñón a una niña de 10 años. Le faltaban seis años para cumplir su condena

“Estas aberraciones jurídicas lo que hacen es crear más inseguridad en las mujeres víctimas, porque ese hombre sale a vengarse, lo que incrementa la violencia hacia las mujeres y niñas, porque hay un mensaje de impunidad que viene de las altas autoridades”,  expresó Maricé Mejía, enlace nacional de la Red de Mujeres contra la violencia.

Mató a machetazos a su pareja y solo cumplió tres años de cárcel

La mayoría de reos liberados en mayo cometieron delitos como violación agravada, violación a menor de 14 años, violencia psicológica, violación, estupro, violencia doméstica, violencia física, femicidio, proxenetismo y explotación sexual, cuyas penas andan entre los 7 y 30 años de cárcel. Muchos no cumplieron ni la cuarta parte de la condena.  La mayoría de las víctimas fueron mujeres, niñas y niños.

“Desde el 2018 vienen haciendo estas liberaciones sin cumplir requisitos legales, no se manda a escuchar a la victima en una audiencia, es una forma de negar el acceso a la justicia. Al movimiento de Mujeres nos tiene preocupadas e indignadas por este retroceso. La ley no se está aplicando. Nos hemos pronunciado sobre esto, pero no hay respuesta del Estado. Es alarmante porque puede haber incremento de la violencia”, recalcó Mejía.

Uno de los casos más relevantes es la liberación del femicida Nicolas Ambrioso Escalante Betanco, quien fue condenado a 30 años de cárcel por haber asesinado a su pareja Fátima Justina Cuadra Cruz a machetazos. Estos hechos se dieron el 24 de abril de 2016, aunque el agresor fue capturado hasta diciembre de ese mismo año, porque anduvo huyendo de la justicia.

Lea También: «Gracias al comandante por mi libertad». Régimen manipula liberaciones masivas de reos comunes, muchas aprobadas de forma irregular

Según expediente judicial radicado en el juzgado de ejecución de Chinandega, Nicolas Escalante solo había cumplido 3 años, 5 meses y 8 días de formal prisión es decir apenas el  11.46 por ciento de su pena.

El lamentable hecho se dio en la comunidad Santa Eulalia, jurisdicción de Somotillo, cuando el femicida en medio de una acalorada discusión le dio cuatro machetazoss a su pareja y luego justificó que se le había metido el diablo.

“Los pleitos traen ira y el diablo se le mete en la mente a uno, me entiende. Ella me corrió de la casa y mi mente desvarió. Ella me provocó. Se me metió el demonio. No fue premeditado. Mil veces me he arrepentido. Ella era buena conmigo”, expresó en su momento el agresor.

Violadores y abusadores bajo impunidad

Otro reo liberado fue un violador de dos sobrinitas de 11 y 12 años que fue condenado a 24 años de cárcel y solo cumplió 2 años, dos meses y 20 días de prisión. También está el caso de un abuelo que fue condenado a 15 años de cárcel por violar a su nieta de 4 años y solo cumplió cuatro años de la condena. Estas historias se repiten en Juzgados de Managua, Bluefiel, Matagalpa, Juigalpa, Chinandega, entre otros departamentos.

Como estos son delitos de orden privado, muchas veces no se pueden revelar los nombres de los responsables porque identificarían a las víctimas que generalmente son sus hijas, hijastras, nietas, sobrinas.

“Tenemos un caso en Villa El Carmen, de un agresor que salió ahora en mayo y tiene secuestrada a la mujer en su casa, no la deja salir para nada, ni recibir visitas. Se repiten los ciclos de violencia. Esto afecta no solo la seguridad de las mujeres, sino también su salud, porque se sienten nerviosas al saber que su agresor anda libre”, agregó la defensora de los derechos humanos de las mujeres.

El Estado ordena la libertad de los reos bajo la figura de convivencia familiar, pero previamente no hace estudio sobre si esta persona está apta para integrarse nuevamente a la sociedad. Luego no da seguimiento de ningún tipo a estos reos que muchas veces salen a delinquir nuevamente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: