14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Los funcionarios son los mismos a los cuales la Unión Europea sancionó este lunes 4 de mayo. LAPRENSA/ REPRODUCCIÓN.

Reino Unido también aplica sanciones a seis funcionarios del régimen orteguista

La Oficina del Tesoro del Reino Unido ha dispuesto que se "verifique" si estos seis funcionarios del régimen orteguista "mantienen alguna cuenta o si posee fondos o recursos económicos para las personas establecidas en el anexo de este aviso", para proceder a lo inmediato "a congelar tales cuentas y otros fondos o recursos económicos"

El gobierno del Reino Unido adoptó sanciones contra los seis mismos funcionarios del régimen orteguista sobre los cuales la Unión Europea (UE) se las aplicó por las violaciones a los derechos humanos contra los nicaragüenses este lunes 4 de mayo, informó la Oficina de Implementación de Sanciones Financieras del Tesoro.

Esa Oficina emitió una notificación este 5 de mayo donde se ordena la congelación de activos a las personas que figuran en el reglamento del Consejo Europeo como son el director de la Policía Orteguista, Francisco Díaz, el subdirector Ramón Avellán, los comisionados generales Luis Pérez Olivas y Justo Pastor Urbina, así como a la exministra de Salud Sonia Castro y a Néstor Moncada Lau, asesor para asuntos de seguridad del dictador Daniel Ortega.

Lea Además: Consejo de la Unión Europea sanciona a seis funcionarios del régimen orteguista por violaciones a los derechos humanos

La Oficina del Tesoro del Reino Unido ha dispuesto que se «verifique» si esos seis funcionarios del régimen orteguista «si mantienen alguna cuenta o si posee fondos o recursos económicos para las personas establecidas en el Anexo de este Aviso», para proceder a lo inmediato «a congelar tales cuentas y otros fondos o recursos económicos».

El Reino Unido dejó de ser Estado miembro de la UE, en un proceso político conocido como brexit​, desde el 31 de enero del 2020.

Sin embargo, el primer ministro Boris Johnson no varió su política exterior en lo referido a la dictadura orteguista, sino que ha emulado a la comunidad europea en señalar las graves violaciones a los derechos humanos cometidos por los que ahora decidió sancionar a un grupo de funcionarios del círculo de poder de Ortega.

El Reino Unido lo integran los estados de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

José Pallais, miembro de la opositora Alianza Cívica, destacó la importancia de que el Reino Unido a pesar de que ya no es parte de la Unión Europea, luego que se retirara como uno de sus miembros,  se alineara a las presiones contra la dictadura orteguista para que restablezca el respeto a los derechos humanos y se cumplan los acuerdos firmantes sobre la liberación de todos los presos políticos y las reformas electorales que exige la población.

«La comunidad internacional reacciona al incumplimiento de los tratados de derechos humanos firmados por Nicaragua, y es ajustado a eso que ya son treinta gobiernos extranjeros que sancionan a funcionarios del gobierno de Ortega porque hay pruebas de que han violado esos tratados con los crímenes que han cometido», dijo Pallais.

Estados Unidos, Canadá, los 27 estado miembros de la Unión Europea y ahora Reino Unido son los 30 gobiernos que han sancionado de forma individual a los funcionarios de la dictadura de Ortega responsables de dirigir y ejecutar la represión contra la población que se levantó en manifestaciones desde abril del 2018.

En la resolución de la Oficina de Implementación de Sanciones Financieras del Tesoro del Reino Unido orientó al sistema bancario y empresarios de sus estados miembros de «abstenerse de tratar con los fondos o activos» de los seis funcionarios orteguistas sancionados, así como de no devolverles el dinero que tengan invertidos esas personas «a menos que lo autorice» esa oficina.

También se obliga al sistema financiero a «informar cualquier hallazgo a Oficina de Implementación de Sanciones Financieras, junto con cualquier información adicional que facilite el cumplimiento del reglamento» adoptado contra los sancionados orteguistas.

El Reino Unido dispuso rastrear todos los activos que tengan los seis funcionarios orteguistas en su territorio, para ello, según la resolución de la Oficina del Tesoro, ha solicitado que se le proporcione «cualquier información relacionada con los activos congelados de personas designadas que OFSI pueda solicitar», para que sea transmitida » otras autoridades reguladoras o policiales».

«El incumplimiento de la legislación sobre sanciones financieras o el intento de eludir sus disposiciones es un delito penal», ha advertido la Oficina de Implementación de Sanciones Financieras.

En la mira carceleros del régimen

Opositores excarcelados, que vivieron en carne propia la represión del régimen en las cárceles del país, consideraron que las sanciones del Reino Unido y la Unión Europea es una señal de que la comunidad internacional sigue pendiente de lo que está ocurriendo en Nicaragua, pese a sus propios dramas con la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19).

El excarcelado y miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Jesús Tefel, observó que las últimas sanciones están dirigidas a los «carceleros de Nicaragua», en alusión a los cuatro jefes de la Policía Orteguista (PO) que fueron afectados por la Unión Europea y Reino Unido.

Para Tefel esas sanciones dirigidas a la PO son un mensaje de que «el interés principal es la liberación de los presos políticos», más ahora que están expuestos ante la falta de atención sanitaria por el Covid-19.

«Las seis personas que fueron sancionadas ayer por la Unión Europea y el día de hoy por Reino Unido son los carceleros de Nicaragua, son los brazos represores de Ortega y son los que se encargan de coordinar las detenciones arbitrarias en el país, en el marco de las protestas y ahora en la nueva coyuntura del Covid-19», dijo Tefel.

La también excarcelada y miembro del Consejo Político de la UNAB, Ivania Álvarez, dijo que es un «gran paso» que Reino Unido se haya sumado a aplicar sanciones al régimen orteguista y también coincidió con Tefel e que el foco está puesto «en los carceleros del régimen».

«Está funcionando la denuncia en tiempos de pandemia, porque estos países están sufriendo, tienen muchas cosas en agenda y aún así priorizaron a Nicaragua», dijo Álvarez.

Los excarcelados contabilizan al menos 80 personas presas por manifestarse contra el régimen de Ortega. Los que estuvieron encerrados y fueron sacados bajo condición de arresto domiciliar, tienen procesos judiciales abiertos y son asediados por la Policía en sus domicilios. Varios han sido encerrados de nuevo, además.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: