14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

¿Por qué son tan importantes los kits de muestra y extracción para procesar muestras PCR, que detectan el Covid-19? ¿Nicaragua tiene suficientes?

Régimen orteguista sigue sin pronunciarse si necesita o no los kits de muestra y extracción para usar las pruebas PCR donadas por el BCIE.

Las pruebas PCR (por sus siglas en inglés reacción en cadena de la polimerasa) donadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) no pueden ser procesadas si no se cuentan con los kits de muestra y de extracción, que garantizan un correcto proceso para confirmar o negar que un paciente ha sido contagiado con SARS-CoV-2, el virus que produce la enfermedad Covid-19.

Un kit de toma de muestra consiste en todo un sistema de recolección y transporte de muestra, incluye aplicadores flexibles, es decir hisopos, que no son como los de uso común, sino uno de fibra de poliéster. Deben estar estériles y son integrados por una especie de cepillo fino, que permite arrastrar todo el moco que contiene material genético localizado en la zona nasofaríngea.

La faringe es un tubo hueco que comienza detrás de la nariz, baja por el cuello y termina en la parte superior de la tráquea y el esófago. Las tres partes de la faringe son la nasofaringe, la orofaringe y la hipofaringe. Para hacerlo el médico o enfermera debe introducir el aplicador con la técnica estandarizada naso/orofaringe.

Muestra tiene que hacerse en los primeros 7 días

El diagnóstico molecular debe tomarse en los primeros siete días para que sea efectivo, señala la especialista en biología molecular, María Celina Pérez Zúniga, porque la mayor carga viral está en la zona donde se hace el procedimiento.

Una vez que el médico extrajo la muestra, la deposita en un tubo de tapón de rosca, parecido a un tubo de ensayo, que juega un papel trascendental, porque inhibe el crecimiento de bacterias y hongos, pero no afecta al virus, que se mantiene vivo por 48 horas, ya sea a temperatura ambiente o refrigerado.

Si la muestra no se va a procesar en el momento, el tubo se debe poner en una bolsa de bioseguridad primeramente y luego, en un frasco cerrado para conservarlo con hielo o refrigerarlo, para luego ser transportado.

En Nicaragua las pruebas se envían al Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia del Ministerio de Salud (Minsa), ahí, pasan por el proceso de extracción, que consiste en utilizar varios reactivos para extraer el ácido nucléico.

Se eliminan glóbulos rojos, bacterias, se lava tres veces, y se procede con el kit PCR, que consiste en la amplificación viral. Es decir, hacen millones de copias de un fragmento de ADN, si la reacción de las moléculas de ADN es positiva, se muestran fluorescentes, el paciente está contagiado, explica la bióloga molecular.

Lea Además: Nicaragua no aparece entre países que han solicitado ayuda al BCIE para completar pruebas de Covid-19 donadas

LAPRENSA/LUIS GONZÁLEZ

En Centroamérica no en todos los laboratorios se cuentan con máquinas automatizadas que permitan hacer ese proceso más ágil, y normalmente, se hace de forma manual.

El Ministerio de Salud de Nicaragua, aún no se ha pronunciado sobre la necesidad o no de estos kits, como si lo han hecho los gobiernos de Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Honduras, puesto que pese a ser kits que normalmente están en los laboratorios donde también se hacen otro tipo de pruebas para detectar otros virus, como la Influenza (A y B), dengue, zika, entre otros, por la alta demanda que ha provocado la pandemia, están escasos en el mercado.

El BCIE después de aclarar que ellos se comprometieron a donar los kits de pruebas PCR, pero no kits de muestras, ni kit de extracción, indicaron que estaban en la disposición de brindar apoyo adicional para adquirir otros insumos de laboratorios, incluídos los kits, y aseguraron que ya estaban haciendo las gestiones con Corea del Sur para concretar la solicitud que habían hecho los tres países del norte y que además que estaban en conversación con el Ministerio de Salud de Costa Rica.

Lea También: OPS asegura que Nicaragua ha reducido la comunicación sobre el Covid-19 con el organismo

Lo extraño del caso de Nicaragua, es que no se ha pronunciado al respecto. Es decir, no se sabe si tiene suficientes kits para utilizar las 26 mil pruebas donadas por el BCIE, y si fuera así, porqué no se acercó a la entidad financiera, como lo hicieron otros países, para solicitar su apoyo y garantizar estos insumos, en momentos en el que la misma Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha advertido que vienen semanas difíciles para América Latina, donde la curva de contagio sigue avanzando y más países reportan contagios comunitarios.

Diferentes especialistas en medicina han insistido sobre la necesidad que se realicen más y más pruebas para determinar la fase real del virus en Nicaragua; sin embargo, en el país lo único que se conoce es que se hacen de cien a doscientos test al día, según dijo el secretario general del Minsa, Carlos Sáenz, y bajo criterios restrictivos, priorizando a contactos de casos confirmados o bien, personas que presenten varios de los síntomas, y que hayan regresado de un país con transmisión activa.

El Minsa se olvida que el SARS-CoV-2 también puede ser transmitido por individuos que lo alojan y pueden contagiar a terceros, aunque no presenten síntomas.

 

Nacionales BCIE covid-19 Nicaragua pandemia pruebas archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: