14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

En las sede de la empresa distribuidora se pueden observar largas filas de clientes. LAPRENSA/J.FLORES

Cámara de Energía: ahorro petrolero es para salvar a Disnorte-Dissur de la quiebra, no es viable una rebaja en tarifa

Mientras seis de las principales cámaras de Cosep reclaman un alivio sustancial en la tarifa eléctrica, ahora el presidente de la Cámara de Energía, César Zamora afirmó que no es viable un alivio de entre 15 y 20% porque hay que proteger de la quiebra a dicha distribuidora. Especialistas rechazan explicación de Zamora

Mientras en las afueras de la Distribuidora Disnorte-Dissur decenas de nicaragüenses reclaman por las alteraciones de facturas y las principales cámaras empresariales demandan un alivio de hasta 20 por ciento en la tarifa,  ayer el presidente de la Cámara de Energía, César Zamora afirmó que una rebaja de ese nivel no es viable, porque hay que proteger de la quiebra a dicha distribuidora, la que reporta un aumento estrepitoso en pérdidas financieras.

Zamora fue abordado por periodistas al finalizar la reunión semanal del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), donde se le consultó sobre la viabilidad de que se aplique una reducción de entre 15 y 20 por ciento en la tarifa, tal como lo pidieron las principales cámaras empresariales de Cosep.

Al respecto Zamora dijo:  “El tema número uno (en este momento) es proteger a la compañía distribuidora para que no pierda y eso es lo que ha sucedido en Honduras (…), llevamos 20 años defendiendo a la compañía,  no es un tema de ahora, si ustedes me conocen, yo entré al mundo mediático defendiendo a la empresa (a la distribuidora),  porque es el corazón del sector energético. En este momento tenemos que buscar mecanismos para blindar a la empresa distribuidora, para que con finanzas sanas esas reducciones se  puedan aplicar a los más necesitados ( en referencia a los consumidores)”.

La noche del martes seis cámaras de Cosep emitieron un comunicado donde demandan al Gobierno una rebaja significativa en la tarifa eléctrica, tomando en cuenta el hundimiento del precio del petróleo y por ende sus derivados a nivel internacional.

El planteamiento de estas cámaras es que con una rebaja de entre 15 y 20 por ciento, la tarifa podía regresar a los niveles de antes del 2018, es decir   revertir el  20 por ciento que el año pasado el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) disfrazó en aumento en la factura eléctrica.

Sin embargo Zamora, que representa a varias generadoras eléctricas, rechazó la propuesta de las cámaras, alegando que los números de estas organizaciones empresariales no son viables, por dos razones: el incremento de pérdidas técnicas y no técnicas de Disnorte-Dissur y los contratos que se pactaron en el Mercado Regional a 95 dólares, cuando ahora el precio debería andar en 50 dólares.

Lea además: INE actualiza alza de tarifa eléctrica y cámaras empresariales reclaman rebaja. Un alivio depende de Ortega

“¿Qué ha sucedido en Nicaragua en el tema de la tarifa? prácticamente los números que nos han dado las autoridades es que había una deuda de 100 millones de dólares antes de la crisis (del 2018) y que en septiembre del año pasado ese hoyo había pasado a 200 millones de dólares (en pérdidas de la distribuidora), suena muy grande ese hoyo y creo que es manejable, en Honduras ese hoyo es de 3,000 millones de dólares”, dijo Zamora,  justificando un alivio del ahorro petrolero a favor de la distribuidora

Por años el régimen de Daniel Ortega ha dado un manejo oscuro  a la principal distribuidora de electricidad de Nicaragua, a la que le ha otorgado múltiples beneficios fiscales y económicos sin exigirle inversión para reducir las pérdidas técnicas y comerciales, lo que ocasiona que la tarifa no baje desde el 2016. Ortega incluso ha dado poder para que esta persiga, embargue y encarcele a los nicaragüenses.

La empresa distribuidora Disnorte-Dissur ha sido cuestionada por su mal manejo, ya que en los últimos años las pérdidas de energía han alcanzado hasta un 25 por ciento de total facturado. Esto se debe a dos factores:  la falta de inversión en las líneas de distribución, lo que ha provocado un aumento en las pérdidas técnicas, pero además la empresa no ha podido frenar las conexiones ilegales, lo que también se considera una pérdida. Todo esto se recarga en la factura de los consumidores.

En febrero de este año, la sede central del grupo español TSK confirmó a LA PRENSA que ya no tienen negocios con la distribuidora de energía, Disnorte-Dissur de Nicaragua, sin embargo tanto el consorcio como el régimen de Daniel Ortega mantienen el secretismo de quiénes son los nuevos dueños de la empresa eléctrica del país, la cual opera a la sombra de la dictadura.

Especialista en temas energéticos refuta a Zamora

Pero Patricia Rodríguez, consultora en temas energéticos, expresa que existen todos los argumentos sustentables para que la tarifa de energía baje, sobre todo porque no es de ahorita que el precio de petróleo se ha abaratado, incluso hasta regalado como ocurrió el lunes pasado.

“El petróleo no está bajando ahorita, ahorita es que llegó a negativo, pero está bajando desde enero, es decir que ya llevamos cuatro meses con petróleo bajo, en los últimos días negativos, entonces la tarifa debería haber bajado ya durante los tres primeros meses del 2020, sin embargo hubo un incremento del 0.24 por ciento en abril”, sostuvo Rodríguez.

Pesa más la generación, que pérdidas técnicas

Rodríguez señala que el argumento que plantea Zamora es incorrecto, porque las pérdidas de electricidad no son el mayor componente de la factura, sino más bien el de generación.

Lea también: Daniel Ortega le incumple al BID al no reducir pérdidas eléctricas en Nicaragua

“En el precio del consumidor final, el mayor componente son los costos de generación, si bien las pérdidas son importantes, esas representan entre el 25 y  30 por ciento del precio, es decir que si bajan las pérdidas evidentemente es un beneficio para los consumidores finales, pero el componente mayoritario es la generación”, explica Rodríguez.

Zamora, que un día antes había dicho que una rebaja dependía de la voluntad de Ortega, ayer tras salir en defensa de Disnorte- Dissur, afirmó que en Nicaragua se podría ahorrar seis millones de dólares por el bajón del precio del crudo, pero que eso no es posible porque se está importando energía cara desde varios países de Centroamérica.

“Llevamos tres días con el precio del búnker a 15 dólares,  casualmente en este momento se revierte la matriz, el 70 por ciento es térmica y el 30 por ciento es renovable; sí hacemos los calculados de lo que está por venir, la tarifa debería ahorrarse al mes alrededor de seis millones de dólares, sin embargo, en lugar de generar con energía que producimos aquí en Nicaragua a cinco centavos, estamos trayendo energía de 9.5 centavos de Panamá y entonces los espacios por entregar energía a cinco centavos se reducen y el promedio no da para reducir la tarifa”, explica, sin cuestionar la medida errática que tomado el régimen contratando importaciones de energía a precios desvinculados del fuel oil.

Que baje por los menos 10%

Juan Carlos López, director ejecutivo de la Defensoría del Consumidor, manifestó que la tarifa de energía debería de bajar al menos un 10 por ciento.

Puede interesarle: Países de Centroamérica dan prórroga hasta de cuatro meses para el pago de los servicios básicos.¿Podría Nicaragua acoger esta medida?

“La tarifa eléctrica general debería de disminuir un diez por ciento, al menos la facturación que abarca desde la segunda semana de abril a mayo, pero no creo que haya probabilidad que se aplique esta rebaja, porque no le es rentable al gobierno, entonces esos precios los van a mantener”, dijo López.

De igual forma Rubén Arriola, de la Consultoría al Consumidor, dijo que si el país no ha tomado ninguna medida como el resto de países de la región para apoyar a los consumidores en el tema de los servicios básicos, lo mínimo que debería de hacer es bajar la tarifa de energía. “Nosotros calculamos que la tarifa debería de bajar un 15.7 por ciento”.

Crecen las quejas contra Disnorte- Dissur

Y mientras Zamora defiende a la empresa distribuidora de energía, en las diferentes sucursales de Disnorte-Dissur se pueden observar largas filas de clientes que esperan un turno para interponer su queja por alteración en su facturación.

En Carazo, por ejemplo, la fila abarca casi una cuadra, y las personas para poder hacer su reclamo tardan hasta cuatro horas en medio del inclemente sol. Esta misma situación se observa en varios puntos de atención al cliente de la distribuidora en Managua.

Según el Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (Indec) en lo que va del año se reportan 4,500 denuncias de los usuarios por alteración en los recibos de energía eléctrica, 675 más que en el mismo periodo del año pasado, lo que equivale a un incremento de 15 por ciento.

Marvin Pomares, que es el presidente de dicha organización, manifestó que la tarifa en este tiempo debería de bajar por lo menos entre un 18 y 20 por ciento, acogiendo la misma propuesta de la empresa privada.

Pomares señala que en promedio tres de cada diez casos de reclamos que llegan al Indec se resuelven a favor del usuario y pese a eso la gente no está dejando de reclamar las alteraciones de factura y cada año se reportan más denuncias.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: