14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
incendios forestales,

LAPRENSA/ARCHIVO

Se registran incendios forestales en parte de la cordillera Dipilto y Jalapa, en Nueva Segovia

Los incendios más fuertes son los que se originaron desde el domingo pasado frente a la comarca de Orosi y otro en el Cerro El Peñascal, entre el poblado de San Fernando y la comarca de Santa Clara

Nuevos incendios forestales, surgidos por los fuertes calores y las quemas agrícolas, amenazan esta semana con continuar dejando en cenizas las extensas áreas boscosas de pinares en su estado natural y regeneración (sembrados) en varias zonas de Madriz y Nueva Segovia.

Los incendios más fuertes son los que se originaron desde el domingo pasado frente a la comarca de Orosi y otro en el Cerro El Peñascal, entre el poblado de San Fernando y la comarca de Santa Clara, ambas en Nueva Segovia, y que además forman parte de la cordillera Dipilto–Jalapa, donde en semanas anteriores las llamas calcinaron más de 2 mil hectáreas de pino en su estado natural y en regeneración.

Lea también: Graves daños dejan incendios en reserva Natural, Indio Maíz y Dipilto: madera preciosa consumida y fauna afectada

El incendio forestal, que durante seis días ardió en los pinares de la cordillera de Dipilto-Jalapa, fue controlado días después por un batallón militar del Ejército de Nicaragua, acantonados en la región norte del país, pero por la falta de respuesta inmediata de las autoridades del Instituto Nacional Forestal (INAFOR) y del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), a pesar del llamado urgente de comunitarios de estas zonas, se calcinaron más de 2,148 hectáreas de árboles de pino.

Estos nuevos focos de incendios continúan registrándose sobre la cordillera Dipilto – Jalapa, reserva que este año ha sido golpeada por fuertes quemas, las que se han extendido muy cerca de la parte sur del Valle de Jalapa, además de una montaña cerca del puesto fronterizo Las Manos y otros focos en la zona de Teotecacinte y Macaralí.

Puede interesarle: Condiciones climáticas ponen en vulnerabilidad a los bosques de Nicaragua ante incendios

“Ya tenemos más de tres días de estar soportando las nubes de humo y hollín que vienen de esas quemas de pinos en Teotecacinte y Macaralí, y que casi lo asfixian a uno, más en estas calores insoportables. Es terrible lo que aquí estamos viviendo en Jalapa”, dijo María Ester Valdivia Salgado, habitante de la salida sur del poblado del municipio de Jalapa.

Quemas han estado «graves»

Hazly Tourniel Rivera, del Movimiento Ambientalista Mogotón, describió como grave las quemas que han y continúan ocurriendo en toda la cordillera.

Lea además: Múltiples de incendios forestales arrasan 575,000 hectáreas en Australia

“Es lamentable que esta situación se esté dando, porque no observamos a ningún tipo de brigada estratégica contra incendios que deberían estar activadas para que las llamas no sigan calcinando los pinares de esta zona”, expuso mientras grababa un video con lo ocurrido en El Peñascal de San Fernando.

Arden pinares en otros incendios forestales

Mientras que esta semana se reportan incendios que queman arboles de pino y roble que han estado ardiendo en más de 620 manzanas de bosques de pinares en comunidades de La Presa, Plan de Horno, Icalupe, La Ilusión, sitio de San Ramón, Los Rastrojos, Las Germanias, El Tamarindo y Yaraje, en el municipio de Somoto, según un informe del Marena, Inafor y la Alcaldía de Somoto, filtrado a LA PRENSA.

En esta misma comunicación entre instituciones del estado y las autoridades de la alcaldía orteguista del municipio de Somoto, en Madriz, se señala que los incendios forestales son graves y grandes, ya que las llamas han alcanzado la zona fronteriza con Honduras, donde las zonas montañosas de La Rinconada, Icalupe y La Lumbrera han sido afectadas grandes áreas boscosas.

Otros incendios reportados por habitantes de lugares como el municipio de Totogalpa, San Lucas, Las Sabanas y San José de Cusmapa, en Madriz, los comunitarios reportan daños ambientales, porque han muerto decenas de animales silvestres como conejos, garrobos y aves, entre otros, además de las afectaciones de las fuentes hídricas, “y aquí estamos respirando humo y en las casas caen todo el día hollín y ceniza de las quemas”, dijo Manuel de Jesús Peralta Ponce, habitante del poblado de Las Sabanas.

LA PRENSA buscó la versión del Marena, Inafor y de la Alcaldía de Somoto, pero en ninguna de estas instancias fue posible tener acceso a los funcionarios de estas instituciones y municipalidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: