14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Daniel Ortega, Nicaragua, coronavirus

LA PRENSA/Tomado de el 19 Digital

¿Por qué Ortega no puede aducir que no tiene dinero para ayudar a los nicaragüenses a afrontar la pandemia?

Hasta ahora Ortega no ha anunciado ni una política de asistencia financiera o social para los nicaragüenses, esto a pesar que a nivel internacional hay suficientes recursos para traerlos al país e implementar políticas como las de El Salvador. Estos son los fondos.

Lejos de representar una emergencia sanitaria en la gestión gubernamental, la crisis mundial del coronovirus se ha convertido para el régimen de Daniel Ortega en una oportunidad para obtener “oxígeno” financiero, luego de dos años de no poder acceder ni siquiera a las ventanillas de organismos multilaterales, que por años elogiaron su alto grado de eficiencia en la ejecución de  carteras de préstamos aprobados.

En los últimos dos años las finanzas gubernamentales de Ortega, señalado por los organismos de derechos humanos por crímenes de lesa humanidad- por la masacre estatal de 328  personas en las revueltas 2018-,  han sentido el peso de la Nica Act, que ha impedido que el régimen siga obteniendo recursos baratos, trastocando el déficit fiscal y su capacidad para ejecutar proyectos.

El panorama financiero internacional, no obstante, parece suavizarse para Ortega, debido a que la emergencia sanitaria ha obligado a organismos financieros internacionales a anunciar la conformación de millonarios fondos de apoyo para países en vías de desarrollo, como Nicaragua.

En ese contexto y pese a la Nica Act, Ortega no se tropezará con  obstáculo para acceder a esos recursos frescos, tomando en cuenta que la ley estadounidense  permite que a Nicaragua se le avalen financiamientos externos en esos organismos siempre y cuando sean de carácter humanitario.

Pero Ortega, cuyo gobierno es partidario del secretismo y  la opacidad en el manejo de información pública,  deberá sujetarse, al igual que otros gobiernos,  a normas de  transparencia de uso de los recursos, incluido el dinero que reciba de su única fuente de financiamiento multilateral  incondicional que aún le queda: el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

De esta manera, el régimen no puede aducir que no tiene fondos donde echar mano para ayudar a los nicaragüenses a afrontar la crisis sanitaria, cuyo impacto aún se desconoce y que tiene semiparalizado el país.

Lea además: Régimen de Ortega recurre al Fondo Monetario Internacional y solicita apoyo financiero

Estos son los organismos donde Ortega puede recurrir:

1. El Banco Centroamericano de Integración Económica. El BCIE dispuso para la región un fondo por 1,910 millones de dólares para enfrentar la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia.

Con los fondos que Ortega pueda obtener del multilateral podrá costear los gastos y ampliar la respuesta a los efectos generados por el coronavirus. El BCIE decidió que del fondo total, 550 millones de dólares serán para apoyo presupuestario, es decir que el régimen puede aplicar a esos recursos para ese financiar el gasto público enfocado en la emergencia.

Además se destinó 1,000 millones de dólares para los bancos centrales de la región, en este caso aplica el Banco Central de Nicaragua (BCN); y la banca comercial local puede acceder a un bolsón  por 350 millones de dólares, para entregar financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Y aunque en Nicaragua se desconoce cuántas pruebas para detectar el Covid-19 se han aplicado desde que se informó del primer caso, lo cierto es que el BCIE tiene 2.1 millones de dólares para comprar 150 mil test de identificación del virus.

Los fondos son de rápido desembolso, es decir que el Gobierno de Ortega, al igual que el resto de aspirantes, no requerirán  esperar demasiado tiempo para obtener ese dinero. El BCIE ya le entregó al régimen un millón de dólares en concepto de donación, por el cual deberá rendir cuenta al Directorio del banco en cuanto a su uso.

“El uso de estos recursos se hará conforme a la normativa del BCIE y estarán sujetos a las normas de transparencia y rendición de cuentas correspondientes”, dijo el organismo cuando anunció el dote, pero no así cuando se informó de la creación del millonario fondo de contingencia de casi 2,000 millones de dólares.

Y aunque en Nicaragua, el BCN ni siquiera ha informado el impacto del coronavirus en la economía, lo cierto es que esa información la deberá entregar al Consejo Monetario Centroamericano y al mismo BCIE para que se mida el impacto de la pandemia en la economía regional, en el marco del programa de financiamiento regional.

Lea además: ¿Podrá Ortega, bloqueado por la Nica Act, acceder a un fondo del Banco Mundial para afrontar el coronavirus? Esto dicen analistas

2. Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Son 12,000 millones de dólares es el fondo que el organismo puso a disposición de América Latina y el Caribe para costear el impacto de la crisis sanitaria. Nicaragua siendo socio del organismo, pese a la Nica Act, podrá acceder a ese bolsón, pero deberá cumplir estrictas normas de transparencia.

Ortega, al igual que el resto de gobiernos, si logra conseguir dinero deberá gastarlo en cuatro áreas que autorizo el banco:  respuesta inmediata para salud pública, es decir en planes de contención del virus desde el sistema de salud, así como la compra de insumos y equipos.

También el dinero se deberá usar para ayudar económicamente a las familias más vulnerables a la pandemia. Por ejemplo Ortega puede pedir fondos para asistir a los hogares con programas transferencias, pensiones no contributivas o subsidios, algo así como lo que hizo El Salvador, que entregó a las familias pobres 300 dólares.

O bien podrá  hacer transferencias financieras para trabajadores del sector informal y apoyo a empresas formales afectadas por la crisis, como el turismo.

Igualmente se puede aplicar para obtener fondos para inyectar liquidez  a las pequeñas y medianas empresas, a través de programas de financiamiento de corto plazo, restructuración de préstamos, entre otros.

Si Ortega logra conseguir recursos de los fondos del BID lo puede usar para la implementación de medidas fiscales para financiar la respuesta a la crisis, que abarque  continuidad para la ejecución de gastos y adquisiciones públicas; así como para medidas dirigidas a apoyar la recuperación económica.

Quizás una de las medidas que más beneficiaría a Ortega es que el BID permitirá que los gobiernos soliciten redireccionar los recursos de cartera de proyectos que ya están ejecutando para atender la necesidad de la emergencia. Es decir que el régimen puede pedirle al organismo gastar el dinero que ya tiene asignado para proyectos específicos para atender la emergencia.

Lea además: Si economía de Nicaragua se contagia con el coronavirus, efectos serían devastadores. Estos son los posibles escenarios, según economistas

3. Banco Mundial (BM). El organismo tiene disponible 14,000 millones de dólares, no solo para asistir a los gobiernos sino también al sector privado. Además de recursos, el BM le ofrecerá  a los gobiernos  asesoría técnica en el manejo de la pandemia, que implicaría que Ortega tenga que desvelar todos sus números sobre la incidencia del virus en Nicaragua, que hasta ahora maneja con discreción.

Pero aun así, el Banco Mundial en un comunicado informó que el Grupo al momento de aprobar estos recursos “dará prioridad a los países más pobres y a los que muestren un riesgo elevado y escasa capacidad”.

De conseguir financiamiento, Ortega podrá gastar ese dinero en el sistema de salud, que abarque ampliar el acceso a los servicios sanitarios a la población,  “mejorar la vigilancia de las enfermedades, impulsar medidas de salud pública y trabajar con el sector privado a fin de reducir el impacto sobre las economías”. En este último punto, Ortega estaría en desventaja debido a que actualmente mantiene una relación hostil con la empresa privada, que le reclama transición democrática.

El paquete financiero ofrecerá donaciones y préstamos de bajo interés de los recursos que manejará la  Asociación Internacional de Fomento (AIF)- uno de los brazos financieros del Banco Mundial- y que tiene disponible unos 1,300 millones para los países de ingreso bajo, en esta categoría entraría Nicaragua.

Al igual que en el BID, Ortega lleva dos años sin recibir recursos  de  dicho organismo, que ejercerá un estricto control sobre el uso del dinero que reciban los gobiernos en el marco de este fondo de emergencia.

4. El Fondo Monetario Internacional (FMI). Este organismo tiene disponible 10,000 millones de dólares para los países pobres, cuyo desembolso es rápido y al que se puede acceder sin un programa económico con el organismo. La tasa de interés es cero.

También el Fondo Monetario Internacional informó que se fortaleció el Fideicomiso de Contención y Alivio para Catástrofes (CCRT), lo que permitirá al organismo brinde alivio del servicio de la deuda a sus miembros más pobres y vulnerables.

“Específicamente, la decisión permitirá que todos los países miembros con un ingreso per cápita por debajo del umbral operativo del Banco Mundial para el apoyo concesionario califiquen para el alivio del servicio de la deuda por hasta dos años”, explicó el organismo en un comunicado sobre el fideicomiso.

La semana pasada el FMI reveló que más de 80 países están solicitando esa asistencia financiera de emergencia, lo que refleja la gran necesidad financiera en el mundo para atender la emergencia, que ha matado a más de 20 mil personas alrededor del mundo y casi 700 mil se han infectado.

LA PRENSA informó la semana pasada que el régimen de Ortega estaba intentando obtener fondos por más 470 millones de dólares para atender la emergencia, aunque hasta ahora no ha anunciado medidas sanitarias ni económicas específicas.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri dijo la semana pasada en su habitual conferencia de media semana, que el Gobierno estaba solicitando recurso a este organismo a través del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

En Nicaragua la oposición está presionando para que los recursos que el régimen obtenga se fiscalicen para evitar que los mismos se utilicen para otros fines que no sean atender las necesidades de la población en estos momentos de pandemia.

Hasta ahora Ortega no ha anunciado ni una política de asistencia financiera o social para los nicaragüenses.

Economía Banco Mundial BID coronavirus FMI libre Nicaragua Ortega archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: