14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

«Ya dejen de joder»: Rosario Murillo insulta desesperada al no poder acabar con las protestas

"¡Ya dejen de joder, decimos todos! ¡Déjennos en paz!", dijo Rosario Murillo en una lluvia de insultos y amenazas contra los opositores que demandan democracia, justicia y libertad

La dictadora Rosario Murillo sacó su furia contra los ciudadanos que siguen protestando contra su régimen. «¡Ya dejen de joder, dice la gente! ¡Ya dejen de joder, decimos todos! ¡Déjennos en paz!», dijo entre otra lluvia de insultos y amenazas contra los opositores que demandan democracia, justicia y libertad.

«No merecen ser considerados nicaragüenses porque ni piensan ni actúan como nicaragüenses, piensan y actúan con botas imperiales», fueron los insultos de Murillo en su intervención en los medios oficialistas este 12 de diciembre, cuando una protesta de familiares de presos políticos, opositores y periodistas fue agredida salvajemente por la Policía Orteguista.

La brutal agresión sucedió al mediodía en el sector de Metrocentro cuando un grupo de madres de presos políticos y miembros de la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) se manifestaban exigiendo la liberación de más de 160 protestantes encarcelados por la dictadura.

Un hombre, de identidad desconocida y fanático de la dictadura, le pegó con un tubo en la cabeza a Juana Francisca Reyes Urbina, 64 años, abuela de un excarcelado político que apoyaba la protesta.

Murillo tergiversó lo sucedido porque defendió al hombre que hirió a la señora Juana Francisca Reyes diciendo que era «un humilde trabajador», mientras no se detuvo en insultos al referirse (sin decir el nombre) a Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza Cívica, quien le reclamó al sujeto por golpear a una mujer de la tercera edad.

Chamorro también fue golpeado en el rostro por un antimotín.

Lea además: Policía Orteguista reprime y agrede a opositores, manifestantes y periodistas en Metrocentro

«Particularmente arrogante de ciertas personas que además de creerse superiores, además de caracterizarse por ser cobardes son vendepatrias, y creen que la alcurnia, la cuna, los apellidos les da derechos a humillar a los humildes», dijo Murillo con rabia y amargura.

La lluvia de insultos y amenazas contra los opositores que demandan democracia, justicia y libertad ha sido constante de Murillo desde el levantamiento de la ciudadanía en abril del 2018, primero contra unas duras reformas al sistema de pensiones que golpeaba a los jubilados, trabajadores y empresarios.

Rápidamente la demanda social fue contra los asesinatos de cientos de estudiantes y pobladores en la represión de la Policía, grupos de choque y parapolicías orteguistas.

Los dictadores siempre defienden a los turberos orteguistas en sus acciones criminales contra madres, estudiantes, campesinos y demás ciudadanos que desafían el estado policía instaurado manifestándose en plantones y piquetes.

Lea también: ¿Qué hay detrás del estallido de epítetos de odio de Rosario Murillo contra los opositores en Nicaragua?

Murillo ignoró a la anciana Juana Francisca Reyes herida en su cabeza por el ataque cobarde de un simpatizante orteguista a las afueras de Metrocentro.

Todo quedó grabado en las transmisiones en vivo a través de las redes sociales de los reporteros de medios independientes de la represión de los antimotines.

Pero la dictadora solo vio el reclamo verbal que Chamorro le hizo al agresor que hirió con un tubo e hizo sangrar a la señora Juana Francisca Reyes. El agresor es vendedor ambulante del sector de Metrocentro.

«Los trabajadores por cuenta propia merecen respeto. Hay personajes abominables y despreciables que son reflejados en esos mensajes que se intercambian personalidades, mensajes que circulan en todo el mundo en el que se les recomienda relajarse, distraerse, ver películas, pasear un poquito y dejar de vivir furiosos», despotricó Murillo en agrio tono.

«¡Vomitan fuego y se ven tan ridículos esos personajes, pero ni figura tienen, porque ni dragones son. Son como los pobres traga fuegos que en algunos lugares se paran en algunas esquinas a tragar gasolina», fue parte de la comparación al opositor Chamorro por parte del violento discurso de una ardida Murillo.

«Salí en defensa de la señora», dijo Chamorro

Juan Sebastián Chamorro no le sorprendió que Murillo justifique la agresión del simpatizante sandinista contra la mujer, al recordar que siempre avalan la violencia de los miembros del régimen contra los ciudadanos.

«Es lamentable que esta señora siendo una mujer también justifica la agresión de un desalmado contra una humilde mujer. Yo salí en defensa de la señora, uno porque es mujer y dos porque la agredió ese cobarde en mi presencia», afirmó Chamorro de la AC.

Lea además: Los insultos de Rosario Murillo a los manifestantes autoconvocados

La reacción furibunda de Murillo, vicepresidenta y pareja del dictador Daniel Ortega, sucedía una media hora antes de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionara a Rafael Ortega Murillo, hijo de la pareja dictatoria.

«Se creen más con derecho divino de tratar a los demás como seres inferiores, así nos ven. No tienen ningún reparo en correr a centenares, a miles de sus trabajos después de destruir a Nicaragua. Desde esa incultura de menosprecio quieren volver a tomarse Nicaragua para volver a robar», fue parte de la verborrea de la dictadora.

Las sanciones al hijo mayor de Ortega y Murillo se dan, según el comunicado de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), porque este «es el administrador de dinero clave detrás de los esquemas financieros ilícitos de la familia Ortega».

Rafael se une así a la lista de 14 funcionarios también sancionados por corrupción y violación a los derechos humanos por su participación en los crímenes contra el pueblo.

En el listado de sancionados están otro hijo de los dictadores, Laureano Ortega Murillo así como la misma vicepresidenta por violación a los derechos humanos y corrupción.

Lea también: Estados Unidos sanciona a Rafael Ortega Murillo, DNP Petronic, El Goliat e Inversiones Zanzíbar

«El pueblo en la voz de un humilde trabajador y les dice,  perdónenme la palabra, les dice: ya dejen de joder, dice el pueblo. Eso es parte de la sabiduría popular. Queremos vivir en paz, quiere decir esas palabras».

«Escuchen, impresentables criaturas, ojalá Dios les de la oportunidad para reflexionar y sobretodo les permita conocer el respeto. (…) Oigan al pueblo cuando dicen, vuelvo a pedir perdón: Ya dejen de joder. Que quiere decir, por favor con la paz no se juega. Escuchen, con la paz no se juega. El alma nicaragüense que sabe de luchas y de honor, no puede convivir con la torpeza, la bajeza, la estupidez, la falta de espíritu cristiano de seres que parecen salidos de otras dimensiones», dijo llena de amargura Murillo.

Siguiendo la estrategia de desvirtuar los hechos, los medios oficialistas manipularon el video de reporteros independientes en donde el opositor Juan Sebastián Chamorro, de la AC, reclama al individuo que hirió con un tubo en la cabeza a la señora Juana Francisca Rivera.

Los oficialistas tomaron solo los segundo en donde Chamorro señala con el dedo y califica el ataque del hombre a la anciana como un hecho «miserable», pero no cortaron la secuencia completa del vídeo donde se muestra el tubo con el que dio a la señora y le deja el rostro ensangrentado.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: