14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

El programa de inmunización en Nicaragua incluye la aplicación de 12 vacunas y la mayoría son puestas a los recién nacidos. LA PRENSA/ARCHIVO

Reaparecen enfermedades que estaban “controladas”

El programa de inmunización en Nicaragua tiene una cobertura del 80 por ciento de la población, un alcance similar a Honduras que tiene una cobertura del 70 por ciento y Costa Rica el 67 por ciento.

El documento Inmunización en las Américas publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), revela que durante el año 2016 en Nicaragua se presentó un caso de tétanos no neonatal, otras noventa personas contrajeron tos ferina y se registraron 82 casos de parotiditis. Situación que deja al descubierto la reaparición de enfermedades que estaban controladas.

Según la investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en Argentina, Romina Libster, existen muchos retos para la salud en las Américas como los movimientos antivacunas y la misma globalización, situaciones que han generado en parte la reaparición de enfermedades.

“Muchas personas jóvenes nunca han tenido contacto con enfermedades como la rubeola o el sarampión; entonces, no las perciben como un riesgo real. La gente dice para qué me voy a vacunar contra la polio si la polio no existe… Pero tenemos millones de evidencias que muestran que las vacunas son efectivas, son seguras, pero qué pasa, no están llegando a quienes tienen que llegar”, explicó la investigadora.

Lea: Ministerio de Salud aplicará vacunas, antiparasitarios y vitaminas

Libster fue una de las panelistas en la sesión informativa sobre vacunas, que realizó el Sabin Vaccine Institute con periodistas de América Latina en Buenos Aires, Argentina, donde explicó cómo funciona la inmunización colectiva.

Por otro lado, la OPS advierte que en los últimos años también han aparecido otras enfermedades. Actualmente hay un brote de difteria en Brasil, Haití y Venezuela, en países como Alemania y Rumanía los casos de sarampión van en aumento y la poliomielitis sigue afectando en Afganistán, Pakistán y Nigeria.

Por su parte, la consultora del Programa Regional de Inmunización de la OPS, Mirta Magariños, manifestó que esa institución mantiene vigilancia epidemiológica regional, con toda la información que le proporcionan los Estados miembros, para evitar que estas enfermedades se diseminen.

Le puede interesar: Regresan a turistas en aeropuerto de Nicaragua por no estar vacunados contra fiebre amarilla

“Cuando ocurren los brotes se generan actualizaciones y alertas (epidemiológicas)… el actual brote de difteria es el resultado de una falla en el programa de inmunizaciones, porque si la población está vacunada no debería haber tantos casos de difteria, cuando la cobertura es baja es cuando hay más posibilidades de tener la enfermedad, no es una enfermedad eliminable pero sí es por ahora una enfermedad controlable”, agregó la experta.

Para qué vacunarse

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la inmunización previene enfermedades, discapacidades y defunciones por enfermedades prevenibles mediante vacunación, tales como el cáncer cervical, la difteria, la hepatitis B, el sarampión, la parotiditis, la tos ferina, la neumonía, la poliomielitis, las enfermedades diarreicas por rotavirus, la rubéola y el tétanos.

Se calcula que la inmunización previene entre dos y tres millones de muertes anuales, pero si se mejorara la cobertura vacunal mundial se podrían evitar otros 1.5 millones. La tasa mundial de cobertura de la vacunación se ha estancado en el 86 por ciento.

Inmunización en Nicaragua

El programa de inmunización en Nicaragua tiene una cobertura del 80 por ciento de la población, un alcance similar a Honduras que tiene una cobertura del 70 por ciento y Costa Rica el 67 por ciento.

Lea además: Las vacunas salvan de 10 enfermedades

El programa incluye la aplicación de doce vacunas de forma obligatoria: BCG, Antipolio, Pentavalente (difteria, tos ferina, tétanos, hepatitis B, Meningitis y neumonía), MMR (Rubéola, Sarampión y Tétanos), Rotavirus, Neumococo en niños, DPT (difteria, tos ferina y tétanos), Influenza, MR (rubéola y sarampión), Neumococo en adultos, DT y Hepatitis B.

Brotes recientes

En el último año Nicaragua registró casos de tos ferina, parotiditis y tétanos no neonatal una enfermedad provocada por una bacteria que crece en ausencia de oxígeno, por ejemplo, en heridas sucias o en el cordón umbilical si no se lo mantiene limpio.

Le puede interesar: Combatir el papiloma humano tiene altos costos en Nicaragua

Por otro lado, la parotiditis es una enfermedad viral muy contagiosa que causa una dolorosa inflamación en los laterales de la cara, debajo de los oídos, fiebre, cefalea y dolores musculares.

Además, la tos ferina es una enfermedad de las vías respiratorias, también conocida como tos convulsiva. Es causada por un tipo de bacteria llamada Bordetella pertussis y se caracteriza por ser muy contagiosa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: