14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El equipo de Confidencial en el Cenidh. LAPRENSA/M.ESQUIVEL

Carlos Fernando Chamorro denuncia intimidación y espionaje político

El director de Confidencial señala al Ejército de Nicaragua y cooperadores políticos del partido de gobierno de acoso e intimidación a personal del diario digital

Acoso y espionaje por parte de operadores políticos del partido de gobierno y un supuesto miembro del Ejército de Nicaragua hacia dos trabajadores de Confidencial, denunció este viernes 7 de octubre el periodista y director de ese Semanario, Carlos Fernando Chamorro.

Ante la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, Chamorro dijo que solicitaron acompañamiento de ese organismo para denunciar una serie de actos “que atentan contra los derechos constitucionales que protegen la libertad de expresión en nuestro país”.

“Nos referimos a acciones ilegales de intimidación y espionaje político, perpetrada por agentes que se identifican como oficiales del Ejército de Nicaragua y operadores del partido de gobierno FSLN en contra de trabajadores de Confidencial”, bajo su dirección, sostuvo Chamorro quien demandó el cese inmediato de esas prácticas ilegales.

Lea: Cenidh: “Espionaje es para reprimir”

Señaló que en los últimos años la redacción de Esta Semana y Confidencial ha sido víctima de una escalada de intimidación, “instigada por la política oficial que persigue restringir la libertad de información y expresión en Nicaragua”.

En el caso de los dos trabajadores cuya denuncia no solo está en el Cenidh, sino que fue entregada en calidad de testigos al cardenal Leopoldo Brenes y monseñor Silvio Báez, según dijo se trata de personal administrativo y técnico de ese medio de comunicación que él dirige.

“Colaboración”

Explicó que en las últimas semanas de septiembre, dos trabajadores fueron contactados en diferentes momentos por un oficial del Ejército de Nicaragua y por operadores políticos del FSLN, ” para demandar colaboración en actividades ilegales de espionaje político”.

Los dos trabajadores rechazaron está propuesta ilegal, afirmó Chamorro.

Lea también: Rechazan espionaje contra ciudadanos de Nicaragua

En uno de los casos uno de los trabajadores fue citado por dos personas que se identificaron como Rafael Moreno y Ramón Abarca, para abordar una supuesta oferta de trabajo. Se identificaron como operadores del FSLN, pero estiman que están vinculados a una instancia del Estado, quienes le solicitaron información sobre el medio de comunicación, registro de personajes que acuden, información de persona del gobierno que se reúnen con periodistas, del Movimiento anticanal entre otros.

¿Qué buscan?

Dos días después una persona que se identificó con un carné del Ejército como Walter Abarca, pidió al técnico que colaborara proporcionando información sobre condiciones de seguridad de las instalaciones de ese medio, sobre el entorno de trabajo de los periodistas, los asuntos que discuten y los temas que investigan los periodistas, entre otros.

“Ante la falta de institucionalidad estamos definiendo esta estrategia que es la denuncia pública…que es un mecanismo de defensa no formal de derechos humanos”, refirió la presidenta Cenidh, Vilma Núñez

Según Núñez, el Cenidh tendrá guardado los testimonios, en prevención de posibles represalias de parte de quienes les contactaron.

Y remitirá esta información al Relator de la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como a otras instancias internacionales no gubernamentales y de derechos humanos que puedan emitir alertas sobre esta situación.

Núñez señaló, que lo que queda demostrado con esta denuncia de Chamorro, “es que se comprueba que el espionaje es un método de represión instalado en el país”.

Nacionales Carlos Fernando confidencial espionaje Nicaragua periodista archivo

COMENTARIOS

  1. Fhillips Morris
    Hace 6 años

    No le creo nada….

  2. Armando
    Hace 6 años

    Es un descarado de parte de ese Gob. de Ortega. Espionaje institucional, miedo a los medios que pueden ofrecer la comunicación de los hechos que viven ocurriendo, así de sencillo.

  3. Gustavo Garcia
    Hace 6 años

    valiente y aguerrido equipo de periodista, anta tanta indiferencia y temor.

  4. Juan Sebastian Castillo
    Hace 6 años

    Esa metodología represiva ha existido desde el 19 de Julio de 1979 cuando un 25% de la población de Nicaragua fue obligada a visitar las cárceles del gobierno Sandinista. El resto de la población Nicaragüense vivió bajo la supervisión de los Comité de Defensa Sandinistas que controlaban las boletas de racionamiento. Hoy vuelven a revivir sus actividades para amedrentar la verdad. Lastima que no eliminamos a este sistema de seguridad cuando Doña Violeta con su gran corazón, no aplasto a estos criminales, hoy represores. Hoy su hijo sufre lo que no elimino en su debido momento. Nicaragua debió haber creado la Comisión de la Verdad para llevar a los tribunales a los hoy nuevamente represores.

  5. Manuel
    Hace 6 años

    Pero de que se asustan, por el espionaje? eso siempre ha sucedido en Nicaragua, de una u otra forma lo hacen y por ultimo o les informan todo por la buenas o lo hacen por las malas, ellos saben como hacerlo pero al final del cuento ellos logran su objetivo, de nada sirve hacer publico las denuncias si el arrastrado del COSEP en vez de apoyar la empresa privada, apoya a su papa Daniel y a su mama Rosario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: