14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Daniel Ortega y Rosario Murillo, durante la celebración del 44 aniversario del 19 de julio. LA PRENSA/Captura de pantalla

Régimen de Ortega era amigo de Hungría hasta hace unos días

La relación entre Nicaragua y Hungría ha estado marcada por buenos lazos diplomáticos y de cooperación de parte del país europeo

Las recientes declaraciones del régimen de Daniel Ortega calificando al gobierno de Hungría de injerencista e ignorante por su disposición de apoyo a la comunidad jesuita y los estudiantes de la confiscada Universidad Centroamericana (UCA), develan su molestia con un histórico aliado diplomático de Nicaragua; y del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Este viernes, la dictadura, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, condenó las declaraciones que hizo el ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Péter Szijjarto, ante las “atrocidades” que vive la comunidad religiosa en el país y la confiscación de la universidad privada.

“Reflejan ignorancia sobre las relaciones correctas entre Estados Soberanos y un desmedido afán protagónico que ni les luce, ni pueden tener”, dijo el régimen.

Lea además: Presidente de la Universidad Notre Dame: Ortega “debería ser aislado como un paria internacional”

Régimen felicitó días antes al país

La relación entre Nicaragua y Hungría, según los registros de medios de comunicación oficialistas, ha estado marcada por buenos lazos diplomáticos y de cooperación de parte del país europeo.

A pesar de la denuncia “injerencista”, el pasado 19 de agosto, el régimen saludó al gobierno de Hungría por la Fundación del Estado Húngaro y por la Canonización de San Esteban I, Primer Rey de Hungría.

El saludo fue enviado a través de una nota de presa dirigida a la presidenta de esa nación, Katalin Novák, y firmada por Daniel Ortega y Rosario Murillo. “En esta histórica y solemne fecha, desde nuestra Nicaragua, siempre bendita y siempre libre, reiteramos nuestra voluntad de continuar fortaleciendo los lazos de solidaridad y cooperación que unen a nuestros pueblos y gobiernos”, refería la nota de prensa.

Puede interesarle: Estudiantes colombianos: “La dictadura va a fracasar y la historia los recordará en su pecado”

Relaciones desde 1979

En 2020, la dictadura felicitó a Hungría por su labor diplomática y condecoró al embajador de ese país de Nicaragua en ese momento, Iván Pál Medveczky, con la orden José de Marcoleta.

La entrega fue hecha por el canciller Denis Moncada Colindres, quien aseguró que ambos países han fortalecido los lazos de amistad desde 1979 y han suscrito diferentes convenios.

Moncada destacó que con la misión diplomática de Pal Medveczky se logró la inauguración del consulado honorario de Hungría en Nicaragua y la duplicación de las exportaciones de maní de Nicaragua a Hungría en el año 2018 y 2019. También mencionó la participación de nicaragüenses en la Olimpiada Mundial de Robótica de Hungría, en 2019.

Lea: Los obispos dominicanos se solidarizan con la “perseguida” Iglesia católica de Nicaragua

Donación de vacunas contra el Covid-19

El gobierno de Hungría también ha figurado por su disposición de apoyo al régimen de Ortega en el contexto de la enfermedad del Covid-19.

El pasado 13 de abril, ese país donó 1,042,800 vacunas Pfizer/Comirnaty al Ministerio de Salud (Minsa). Este fue el segundo lote de vacunas que entregaba a Nicaragua, después que lo hizo en enero pasado con una donación de 304 mil 200 dosis de vacunas Pfizer.

En las dos entregas estuvo presente el embajador de Hungría en Nicaragua, Zoltán Németh, y la ministra de Salud, Martha Reyes. “Es un gusto ayudar a proteger la salud del pueblo nicaragüense, de ayudar en la campaña de vacunación, (y) también (de) ayudar a que se evite el rebrote de la pandemia”, aseguró el embajador húngaro durante la entrega de abril pasado.

Según la agencia de noticias EFE, citando información oficial, la donación del millón de vacunas ha sido la más grande entrega de medicamentos que ha hecho Hungría a un país.

¿Qué molestó al régimen?

La nota de protesta del régimen surgió tras las declaraciones del canciller húngaro, quien mostró la disposición de su gobierno de otorgar becas a los estudiantes de la UCA y también de ayudar a los jesuitas que pudieran estar en una situación difícil.

El ofrecimiento del canciller fue compartido durante una conversación telefónica con el Arzobispo Richard Gallagher, secretario para las relaciones con los Estados del Vaticano.

Lea también: El embajador nicaragüense de origen italiano suma su cuarta embajada en Europa

Un aliado y defensor de Rusia

Hungría se ha mostrado como un defensor de Rusia ante la guerra contra Ucrania y ha rechazado las sanciones que se han impuesto contra ese país, asegurando que han sido inservibles y perjudiciales, en especial las de la Unión Europea.

En marzo pasado, el portavoz del primer ministro húngaro aseguró que no cumpliría con la orden de arresto emitida por Tribunal Penal Internacional (TPI) al presidente de Rusia, Vladimir Putin, si este llegara al país, alegando que incumpliría la Constitución, según informó el medio Huffington Post.

Por su parte el primer ministro, Viktor Orbán, ha justificado como “comprensible” el rechazo de Rusia a que Ucrania formase parte de la OTAN y responsabilizó a Estados Unidos del conflicto.

Política Daniel Ortega Hungría Nicaragua archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí