14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.
Moncada

LA PRENSA/Archivo

La dictadura condena que Hungría ofrezca apoyo a la Iglesia católica y estudiantes de la UCA

El régimen orteguista dijo que son declaraciones injerencistas y que mostraron "un desmedido afán protagónico que ni les luce"

El régimen de Daniel Ortega, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, se pronunció este viernes a través de una nota de prensa, y condenó las declaraciones que hizo el gobierno de Hungría, ante la situación que vive la comunidad religiosa en el país.

“Nicaragua, con un elevadísimo costo en vidas, con tantísima sangre derramada defendiendo el derecho a la soberanía nacional, y con siglos de coraje y valor en luchas antiimperialistas y anti-intervencionistas, reclama fuertemente al Jefe de Gobierno de Hungría y al Jefe de las Relaciones con otros Estados, por inmiscuirse en asuntos que ni les conciernen, ni son de su incumbencia”, se lee en la misiva que fue publicada en los medios de comunicación oficialistas y firmada por el canciller de Nicaragua, Denis Moncada.

De acuerdo al portal About Hungary, el El Ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Péter Szijjarto, aseguró que su gobierno pretende brindar ayuda a la comunidad religiosa de Nicaragua por las “atrocidades” que ha sufrido recientemente; y que han sido perpetradas por la dictadura de Ortega y Murillo.

Lea además: Universidades jesuitas de El Salvador y Guatemala se preparan para iniciar el primer curso académico con exalumnos UCA

Estas declaraciones, asegura el portal, ocurrieron durante una conversación telefónica que realizó el canciller con el Arzobispo Richard Gallagher, secretario para las relaciones con los Estados del Vaticano, tras la confiscación de la Universidad Centroamericana (UCA) y la expulsión de la comunidad jesuita que se encontraba en Nicaragua.

Dispuesto a otorgar becas

Durante la llamada, el canciller habría expresado la disposición de Hungría de otorgar becas a los estudiantes de la UCA y también de ayudar a los monjes jesuitas que pudieran estar en una situación difícil.

Puede interesarle: Presidente de la Universidad Notre Dame: Ortega “debería ser aislado como un paria internacional”

En el intercambio, también se conoció que el canciller húngaro conversaría con el canciller de Nicaragua durante la próxima reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas; y le pediría que “abandone las medidas contra su comunidad católica”.

Régimen tilda de ignorante a Hungría

El régimen orteguista aseguró que las declaraciones del canciller húngaro “reflejan ignorancia sobre las relaciones correctas entre Estados Soberanos y un desmedido afán protagónico que ni les luce, ni pueden tener, según las Cartas de Organismos Internacionales que dan pautas sobre el respeto, la convivencia armoniosa, y sobre todo, la decencia y la cordura para no buscar protagonismos con conductas inmaduras e impropias, a costa de soberanías nacionales”.

La dictadura, aseguró también, que el país nunca ha intervenido en los asuntos de otro país, “ni lo haremos, porque tenemos conciencia y deber de salvaguarda de los propios y ajenosderechos. Exigimos reciprocidad”.

Política Estados Unidos Hungría Nicaragua archivo

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 3 meses

    Puedes notar que la “nota de protesta” fue escrita en el lenguaje folklórico y ridículo de la Chayo Murillo cuyos estudios formales finalizan en la escuela primaria puesto que no se graduó en la escuela secundaria. Los europeos se reirán a carcajadas cuando lean la nota. ¿Entonces si Cuba o Brasil ofrecen becas a los estudiantes eso sería entrometerse en los asuntos internos de Nicaragua? La Chayo Murillo es una iletrada que solo le falta rebuznar.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí