14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Un miembro del Ejército de Nicaragua frente a un incendio forestal. Foto del Ejército de Nicaragua

“Con palas y agua se enfrentan al fuego”. Nicaragua sigue usando métodos rústicos para enfrentar incendios forestales

En los primeros cinco meses de 2023 han sido afectadas al menos 29 mil hectáreas por incendios forestales en el país

El ambientalista y director de la organización Fundación del Río, Amaru Ruiz, señaló la ineficiencia del régimen de Daniel Ortega a la hora de apagar incendios forestales, lo que, según él, fácilmente se observa en la falta de equipos y capacidades para llevar a cabo esa labor que realizan los miembros del Ejército de Nicaragua, también la nula atención de los incendios que se producen en las reservas naturales y el abandono de los mecanismos de control.   

“Nicaragua todavía no se ha dotado de equipos, de medios, de capacidades para enfrentar los incendios forestales. Con palas y agua se enfrentan al fuego. Uno ve al Ejército en sus notas informativas y ve la evidencia de cómo están atendiendo los incendios y todavía siguen con pala, con agua, con pico y macanas para apagar incendios en un bosque de pinos”, manifestó Ruiz este lunes 26 de junio en una conferencia virtual en la que presentó los resultados del Monitoreo de Incendios Forestales de Nicaragua.

Ruiz explicó que ya no se usa agua para apagar incendios, porque eso puede avivar más el fuego, según la experiencia. Otros países que tienen más recursos y capacidades, usan helicópteros cisternas y espuma, que evita que se extiendan las llamas.  

“El grado de combustión que llega a los incendios forestales en bosques de pino es demasiado alto para enfrentarlos con agua, pala, macana y pico, que es la la manera rústica con que Nicaragua atiende los incendios forestales”, manifestó el ambientalista.

29 mil hectáreas afectadas en 2023

Este año particularmente de altas temperaturas, los incendios se han extendido sin control en algunos territorios, lo que ha contribuido a mayores afectaciones a los recursos naturales. El monitoreo de Fundación del Río estima que al menos 29 mil hectáreas han sido afectadas por los incendios forestales que ocurrieron en los primeros cinco meses de 2023.

Lea también: Han ocurrido al menos 100 incendios en los últimos ocho días en Nicaragua

La fundación también reportó que existe un aumento de la incidencia de calor a nivel nacional en comparación con el año 2022 pero, en especial, Ruiz consideró preocupante el ascenso de incendios en áreas protegidas y territorios indígenas y afrodescendientes, ubicadas en el territorio de la Costa Caribe del país.

“Comparado con el año 2022, la incidencia de puntos de calor ha aumentado un 25 por ciento a nivel nacional. Este año también ha aumentado el rango de temporalidad en la incidencia de estos puntos de calor, por ejemplo, estamos reportando puntos de calor en el mes de junio, esto se debe a disminución de la pluviosidad y la incidencia del fenómeno del niño en el país”, expresó Ruiz.

Ruiz agregó que ni siquiera la experiencia de 2018, del gran incendio de la reserva de Indio Maíz, hizo al régimen de Ortega prestar más atención a esta problemática que cada año es más grave.    

El monitoreo indica que dentro de las áreas protegidas más afectadas por la incidencia entre quemas agrícolas e incendios forestales esta la Reserva de Biosfera de Bosawas donde se reporta el 30 por ciento de las incidencias, es decir unos 2104 puntos de calor; y la Reserva Biológica Indio Maíz que acumula el 8 por ciento de las incidencias, es decir unos 538 puntos de calor.

“Los colonos al invadir realizan quemas agropecuarias para establecer cultivos y/o pasto para el engorde de ganado en esos territorios, de esta manera se cambia el uso de suelo y genera el deterioro paulatino del bosque natural”, expresa el reporte.

Amaru Ruíi, presidente de Fundación del Río y defensor de Derechos Humanos. Archivo/LA PRENSA

Hacen el “show”

Oficialmente, los incendios forestales deben ser atendidos por una comisión interinstitucional encabezada por el Instituto Nacional Forestal (Inafor), que incluye como miembros a los bomberos, el Ejército y el Sistema Nacional de Prevención (Sinapred).

Lea además: Onda tropical número ocho generará lluvias y tormentas eléctricas en Nicaragua

El monitoreo determinó que el régimen de Daniel Ortega, a través de esas organizaciones y sus medios de comunicación oficiales, intenta aparentar efectividad en la labor de apagar los incendios forestales, pero solo están cubriendo el territorio urbano.

“Hacen una serie de eventos, de show por así decirlo, un lanzamiento en cada departamento, hacen una presentación del plan interinstitucional. Si ves las publicaciones del 19 Digital aparecen como que sí están sofocados atendiendo los incendios forestales, pero en la práctica y en comparación con el monitoreo satelital, dista mucho”, valoró Ruíz.

“Hay sistemas ineficientes en la atención de incendios forestales; los principales rectores de ambiente no tienen disponible en tiempo real el monitoreo de incendios de puntos de calor; en el caso de la institución rectora de la comisión interinstitucional, no tiene ni si quiera sistemas de monitoreo; y las instituciones públicas que producen el boletín agrometeorológico se olvidaron de que en enero y febrero hay incendios forestales, es decir, no lo presentan en sus boletines, eso te demuestra que el sistema de prevención, atención y control de incendios es ineficiente, es decir, no hay un interés”, agregó.  

Solo cubren área urbana

El ambientalista aseguró que las instituciones públicas “únicamente están cubriendo áreas de fácil acceso o áreas urbanas; por ejemplo, en el caso de la reserva de Bosawas o de la reserva Biológica Indio Maíz las instituciones no reportan incidencias de incendios forestales a pesar de que es donde se concentró el 38 por ciento de los puntos de calor de todas las áreas protegidas del país”.

Incendio forestal en Nicaragua. Foto de referencia

Fundación del Río detectó 1,936 incendios forestales en el país desde enero hasta mayo de 2023, esto representa un 87 por ciento más de los registros ofrecidos por las instituciones gubernamentales. Para la organización esta disparidad en las cifras implica que hay una falta de capacidad de atención del sistema de prevención y atención de incendios de las instituciones gubernamentales.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí