14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
allanamiento, la prensa,

Allanamiento de las instalaciones de LA PRENSA, ocurrido el 13 de agosto de 2021. Foto: Archivo

LA PRENSA, un año sin papel, pero la dictadura ha fracasado en su intento de aniquilarnos

Gracias a ustedes, los suscriptores, hemos podido mantener viva a LA PRENSA. Hoy, con las instalaciones tomadas, nuestro gerente general injustamente detenido en las celdas de tortura de El Chipote, y la Redacción en el exilio, reafirmamos el compromiso de seguir informando. Para poder cumplirles, necesitamos que su apoyo continúe

El 12 de agosto de 2021, LA PRENSA, el diario más antiguo de Nicaragua y el único que en ese momento circulaba a nivel nacional, salió a las calles como siempre. En semáforos, agencias, tiendas de conveniencia, supermercados y en las calles de todo el país, con un arte que se desplegaba en toda la portada, anunciábamos que nos quedábamos sin papel y no podríamos seguir imprimiendo el diario como lo habíamos hecho, salvo cortas interrupciones, durante más de 95 años. En esa portada, reiteramos nuestro compromiso de seguir informando.  

Al día siguiente, viernes 13, fuimos testigos de cómo las instalaciones del Diario fueron allanadas por la Policía del régimen, que horas después emitió un comunicado indicando que se había iniciado una investigación en contra de LA PRENSA por supuestos delitos de defraudación aduanera y lavado de dinero. 

Durante la madrugada del sábado 14, nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann —quien había estado retenido en las instalaciones mientras la Policía sacaba archivos y computadoras de las oficinas—, fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial para supuestamente firmar unos documentos, sin embargo, quedó detenido hasta el día de hoy, al igual que nuestros directivos, Cristiana y Pedro Joaquín Chamorro, quienes habían sido apresados dos meses antes.

Semanas después, la acusación contra LA PRENSA fue cambiada y solo Juan Lorenzo fue acusado por supuestamente haber lavado dinero. Aunque el delito no fue probado en el juicio, nuestro gerente general fue condenado, en marzo de 2022, a 9 años de prisión, más la inhabilitación de ejercer su profesión, oficio o cargo durante nueve años, asimismo, se le impuso una multa millonaria.  

Esta fue la portada del 12 de agosto de 2021

Estos arrestos fueron parte de la ola de represión que la dictadura desató entre mayo y noviembre de 2021 contra políticos opositores, periodistas independientes, activistas sociales, defensores de derechos humanos y estudiantes. 

Desde entonces, nuestras instalaciones permanecen tomadas en lo que ha sido calificado como una confiscación de hecho, y editores, reporteros y fotógrafos hemos enfrentado la más tenaz persecución en la historia del medio. La dictadura nos ha impedido realizar nuestro trabajo periodístico. La última embestida ocurrió el pasado 6 de julio, cuando por la noche la Policía arrestó a dos de nuestros conductores, a quienes el juez Séptimo Penal de Audiencias de Managua, Abelardo Alvir Ramos, les decretó 90 días de detención para investigación, sin especificar qué tipo de sospechas hay en su contra.  

Esa misma madrugada, las casas de periodistas, fotógrafos y otro personal del Diario fueron allanadas, por lo que LA PRENSA puso en resguardo al personal para luego sacarlo del país, para lo cual nos vimos obligados a hacerlo de forma irregular por temor a ser detenidos en las fronteras del país. Algunos salimos sin pasaportes o con este documento vencido, ya que se nos ha negado la renovación del mismo.  

Aunque desde abril de 2018 hemos vivido serias dificultades para continuar realizando nuestra labor, sufriendo persecución, asedio y amenazas, el último año ha sido muy difícil. Sin embargo, no hemos dejado de informar un solo día y actualmente  estamos en el proceso de reorganizar la redacción en el exterior para seguir informando, lo cual ha sido posible gracias a los avances tecnológicos y a la experiencia de trabajar de manera remota, pero sobre todo,  gracias a los nicaragüenses que han adquirido la suscripción digital de LA PRENSA y que continúan prefiriendo al Diario para informarse de manera veraz, objetiva, profesional y con el rigor periodístico que nos caracteriza. 

Son ustedes, nuestros lectores, quienes mantienen viva a LA PRENSA, ya que sin ustedes y sus suscripciones hace mucho tiempo habríamos desaparecido. Hoy, a un año de la toma de las instalaciones y la detención de nuestro gerente general, reiteramos nuestro compromiso de seguir informando y agradecemos la fidelidad de todos ustedes, los suscriptores, a quienes necesitamos hoy más que nunca para poder continuar ejerciendo nuestra labor y mantener vivo a uno de los últimos bastiones del periodismo independiente en Nicaragua. 

Nacionales exilio LA PRENSA libre periodismo independiente archivo

COMENTARIOS

  1. Hace 2 meses

    Gracias por su labor. Gracias a ustedes me siento cerca de mis raices.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: