14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Las instalaciones del Diario LA PRENSA fueron allanadas el 13 de agosto del 2021. Desde entonces están tomadas por la Policía. LA PRENSA/Archivo

Personal de Redacción de LA PRENSA obligado a abandonar Nicaragua por persecución del régimen de Ortega

Periodistas, editores, fotógrafos y otro personal se vieron obligados a salir de forma irregular de Nicaragua durante las últimas dos semanas para resguardar su seguridad y libertad

La persecución que el régimen de Daniel Ortega arreció contra el personal del Diario LA PRENSA este mes obligó a que el personal del medio huyera del país. Periodistas, editores, fotógrafos y otro personal se vieron obligados a salir de forma irregular de Nicaragua en las últimas dos semanas, para resguardar su seguridad y libertad.

Este nuevo ataque contra el Diario —cuyas instalaciones el régimen mantiene tomadas desde agosto de 2021— inició la noche del pasado 6 de julio, cuando la Policía secuestró a dos trabajadores del medio. A ambos, a petición del fiscal Manuel Rugama, del Ministerio Público, el juez Séptimo Penal de Audiencias de Managua, Abelardo Alvir Ramos, les decretó 90 días de detención para investigación, sin especificar qué tipo de sospechas tiene el régimen en contra de ellos.

Los trabajadores de LA PRENSA, a quienes sus familias prefieren mantener en el anonimato, permanecen en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como nuevo Chipote, desde que fueron detenidos.

Le puede interesar: “Feliz cumpleaños Juan Lorenzo…”. Gerente general de LA PRENSA pasa su cumpleaños 56 en las celdas del Chipote

A los arrestos les siguieron allanamientos a las casas de varios periodistas, fotógrafos y otro personal del medio. Esta situación obligó a LA PRENSA a poner en resguardo a su personal y posteriormente sacarlo del país.

Pese a que el personal no se encuentra en sus viviendas, policías y civiles siguen llegando a sus casas para hostigar a sus familias.

Sin documentos

Aunque todas las personas salieron de forma irregular debido al temor de ser detenidas en las fronteras del país, varias tuvieron que huir sin llevarse consigo sus pasaportes o llevando únicamente los documentos vencidos, ya que desde hace meses el régimen se ha negado a renovar los documentos de viaje de periodistas de medios independientes, como parte de la represión sistematizada y los ataques a la libertad de prensa. Esto imposibilita la movilidad de las personas que huyen de Nicaragua.

Ortega arrecia ataques contra la libertad de prensa

Los ataques que Ortega y su vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, mantienen contra la prensa independiente de Nicaragua han ido escalando con el tiempo. De 2018 a la fecha han allanado las redacciones de medios de comunicación como LA PRENSA, Confidencial y 100 % Noticias.

Asimismo, mantiene apresados a los directivos de LA PRENSA, Cristiana Chamorro y Pedro Joaquín Chamorro, así como a su gerente general, Juan Lorenzo Holmann. También tiene arrestados al cronista deportivo Miguel Mendoza; al dueño de 100 % Noticias, Miguel Mora, y al comentarista político Jaime Arellano.

Lea además: Periodistas perseguidos

LA PRENSA está en el proceso de reorganizar su redacción en el exterior para seguir informando a los nicaragüenses, de la misma manera que lo ha hecho por más de 95 años. Desde agosto pasado, cuando la dictadura se tomó las instalaciones de este Diario y secuestró a nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, varios miembros de la Redacción se vieron obligados a salir debido al asedio de la dictadura. Los avances tecnológicos y, paradójicamente, la pandemia que obligó trabajar a distancia, nos ha permitido realizar una cobertura completa en el último año, ya que la represión de la dictadura no permitía cobertura in situ desde agosto. La dictadura ha forzado a más de un centenar de periodistas al exilio y mantiene constante asedio a las casas de sus familias o de los comunicadores que aún permanecen en el país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: