14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Bonnie azota Rivas con vientos y lluvias, antes de salir al Océano Pacífico. Se esperan más precipitaciones

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos informó que el centro de la tormenta tropical Bonnie tocó tierra a las nueve de la noche, hora de Nicaragua

La tormenta tropical Bonnie, que tocó tierra en el Caribe Sur de Nicaragua a las nueve de la noche de este viernes, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, se encuentra en este momento azotando con vientos San Juan del Sur y gran parte del departamento de Rivas.

Pobladores de Rivas reportaron con videos las fuertes ráfagas de vientos que están azotando ese departamento a esta hora de la mañana del sábado, mientras en Managua se mantienen lluvias ligeras y persistentes.

La red Sismológica de Nicaragua reportó que el centro de la tormenta tropical Bonnie se localizaba a las 7 de la mañana del sábado cerca de San Juan del Sur, Rivas, con vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora y se esperaba que la tormenta siguiera generando lluvias en varias partes del territorio nacional.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos informó este sábado en horas de la mañana que esperaban este sábado lluvias fuertes a través de sectores de Nicaragua y Costa Rica. “Se esperan inundaciones repentinas y deslizamiento de lodo amenazantes a la vida”, dijo.

Informó que “se esperan condiciones de tormenta tropical a lo largo de las costas del Caribe de Costa Rica y de Nicaragua dentro del área bajo aviso durante las próximas horas y a lo largo de las cosas del Pacífico” de ambas naciones.

De acuerdo con el NHC, la tormenta tropical llegó a territorio nicaragüense con vientos de 85 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes. A las 6:00 de la tarde, Bonnie se situaba a 130 kilómetros al sur suroeste de Bluefields, con vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora.

En la mañana de este viernes, el fenómeno adquirió oficialmente la categoría de tormenta tropical y el nombre de Bonnie. De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes generará fuertes lluvias en su ingreso por la parte sur de Nicaragua.

Se prevé que esta tormenta recorra el país, de este a oeste, y salga por el istmo de Rivas hacia el Océano Pacífico en la tarde del sábado.

El director de Meteorología del Instituto Nicaragüenses de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca; el del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred), Guillermo González y la vicepresidenta designada del país, Rosario Murillo, comparecieron a eso de las diez de la noche en medios oficialistas y enviaron a un mensaje a la población a “no bajar la guardia” y tener precaución en las zonas donde hay saturación de los suelos.

Alerta verde y amarilla

Previo al ingreso del fenómeno meteorológico, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo decretó alerta verde y amarilla. Además, ordenó la evacuación de personas en situación vulnerable en las zonas de la Costa Caribe Sur.

Lea además: Nicaragua decreta alerta verde y amarilla por tormenta tropical Bonnie

El dictador brindó un discurso previo a la llegada de Bonnie y aseguró que garantizan el resguardo de la población y que miembros del Ejército de Nicaragua, de la Policía y de las instituciones del Estado se encuentran “en el terreno”.

El dictador Daniel Ortega durante su comparecencia este viernes. LA PRENSA/Captura de pantalla

“Vamos a seguir monitoreando, viendo, siguiendo y en comunicación con los diferentes territorios, donde está aproximándose con más fuerza, este fenómeno”, aseguró Ortega.

Puede interesarle: Bonnie oficialmente es tormenta tropical, ingresaría al sur de Nicaragua este viernes

Casi todos los países centroamericanos en alerta

Casi todos los países de la región se mantienen en alerta por la llegada de la tormenta tropical Bonnie y por los daños que podría provocar. En su trayectoria, se prevé que abarcará parte del sur de Nicaragua y del norte de Costa Rica.

Según el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, el progreso de este fenómeno debe ser monitoreado a lo largo de las costas del Caribe y el Pacífico de Nicaragua y Costa Rica, así como de las costas del Pacífico de El Salvador, Guatemala y el sur de México.

Costa Rica

Este país emitió alerta roja para 15 cantones. Se espera que la tormenta cause un efecto directo en la zona del Caribe norte costarricense.

Los cantones en alerta roja son: Upala, San Carlos, Río Cuarto, Liberia, La Cruz, Los Chiles, Guatuso, Sarapiquí, Guácimo, Pococí, Siquirres , Matina, Turrialba, Jiménez y Alvarado.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que mantienen evacuadas a 1,531 personas en 15 albergues.

El resto del país se encuentra en alerta naranja y solo el caribe sur está en alerta amarilla.

El Salvador

El Salvador, a través de Protección Civil, decretó una alerta estratificada en el país, ya que Bonnie generaría lluvias y ráfagas de viento. “Se emite alerta amarilla en 29 municipios de la zona costera y se mantiene alerta verde para el resto del país”, detalló la instancia.

Honduras

La Secretaría de Estado de este país en los despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) emitió alerta verde en el país por 24 horas a partir del mediodía de este viernes.

Copeco aclaró que la alerta se debe a los efectos indirectos de la tormenta tropical, que provocará fuertes lluvias.

Evacuaciones en Nicaragua

El portavoz de la Cruz Roja del Caribe sur, Denis Bravo, dijo a la agencia de prensa AFP que en Bluefields se establecieron 34 albergues y se visitaron los puntos críticos que requerirán ser evacuados.

Pobladores de comunidades de Río Maíz y Monkey Point fueron trasladados a albergues a Bluefields.

Se evacuó a la “gente de Monkey Point porque sabemos que el viento por esos lados será fuerte y ellos están cerca del mar”, afirmó a la AFP la vicealcaldesa de Bluefields, Carla Martín.

Los transportistas y pescadores llevaron sus embarcaciones a un lugar seguro y la población se abasteció como pudo con víveres y plásticos.

Indígenas de la comunidad de Kukra Hill, que habían quedado varados en Bluefields haciendo compras, partieron en los últimos botes hacia su comunidad, reportó la agencia.

“Allá hay más bosques y montaña” para refugiarse, dijo a la AFP Teodoro Mendoza, antes de  partir en una lancha repleta de pasajeros.

Hacia el anochecer, la fuerza naval evacuó a decenas de indígenas de la comunidad insular de Rama Cay a un refugio que se abrió en una universidad en Bluefields. “Todos se sienten preocupados” por la tormenta, dijo a la AFP el pescador Johny Taylor en el albergue, mientras jóvenes voluntarios de la ciudad les cocinaban arroz, frijoles, tortillas y huevos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: