14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Monseñor Rolando Álvarez. LA PRENSA/CORTESÍA

Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño se solidariza con la Iglesia católica de Nicaragua

“De manera especial nos solidarizamos con Mons. Rolando Álvarez, quien ha denunciado situaciones de persecución y hostigamiento por parte de algunos miembros de la fuerza pública”, señalaron los obispos del Celam.

El Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam) emitió un comunicado solidarizándose “ante la difícil situación sociopolítica que atraviesa el pueblo nicaragüense y que impacta la vida pastoral y la integridad de varios miembros de la Iglesia católica”.

“De manera especial nos solidarizamos con Mons. Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, quien ha denunciado situaciones de persecución y hostigamiento por parte de algunos miembros de la fuerza pública”, señalaron los obispos del Celam.

El 19 de mayo, monseñor Rolando Álvarez denunció persecución y hostigamiento policial que lo llevaron a refugiarse en la parroquia Santo Cristo de Las Colinas, en Managua, donde permaneció en ayuno y oración hasta la mañana de este lunes 23 de mayo, tras su regreso a Matagalpa. Sin embargo, el asedio también se trasladó a esa ciudad, con agentes apostados en las afueras de la curia de la Diócesis.

La semana pasada, el padre Harving Padilla, de la parroquia San Juan Bautista, en Masaya, también denunció estar sufriendo asedio policial, que escaló con el cierre de todas las vías de acceso al templo y la prohibición para que los feligreses asistan a las actividades religiosas.

“Pedimos al Gobierno de Nicaragua que se respete la integridad y la libertad de los miembros de la Iglesia católica, apelando al camino de diálogo y a no violencia para garantizar la paz y la fraternidad”, añade el comunicado del Celam.

Este viernes, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), también condenó la suspensión de la emisión del Canal Católico de Nicaragua (Canal 51) en la señal de televisión por cable y el hostigamiento permanente contra la Iglesia católica, por parte del régimen orteguista y llamó al Estado a poner fin a la “represión y garantizar el pluralismo de voces y contenidos de comunicación”.

El 20 de mayo, el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) ordenó a las compañías de cable en Nicaragua eliminar de la parrilla de programación al Canal 51. El Canal era administrado por monseñor Álvarez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: