14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

Cuatro factores de por qué la recaudación de impuestos había crecido 27 % casi al término del 2021

Lo acumulado en 2021 es superior en un 27.4 por ciento a lo reportado en el mismo lapso de 2020.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Luego de tres años de recesión económica y con los aún persistentes efectos de la pandemia de la covid-19, el régimen de Daniel Ortega registró entre enero y octubre de 2021 un significativo incremento en la recaudación fiscal, lo que provocó que, en diez meses, un total de 77,943.6 millones de córdobas ingresaran al erario en concepto de cobro de impuestos, 16,795.3 millones más en comparación con lo registrado en igual periodo de 2020, según datos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Específicamente, lo acumulado en 2021 es superior en un 27.4 por ciento a lo reportado en el mismo lapso de 2020, cuando el Gobierno consiguió 61,148.3 millones de córdobas en ingresos vía impuestos.

De hecho, lo recaudado en 2021 también supera lo captado en 2019 (61,176.6 millones de córdobas) y 2018 (54,438 millones), lo que, a criterio del economista Marco Aurelio Peña, obedece a la recuperación de la economía a nivel mundial, al impacto de la reforma de la Ley de Concertación Tributaria, aprobada en 2019, y al efecto inflacionario.

Lea también: Hacienda continúa reportando ingresos récord en recaudación de impuestos

Peña sostuvo que el incremento en la recaudación fiscal era de esperarse, tomando en cuenta que en 2021 se tenía previsto que habría un crecimiento económico “decente y aceptable, que incluso se salió de las expectativas por el efecto rebote”.

Detalló que la recuperación económica de los países compradores de materia prima, para satisfacer la demanda de sus mercados internos, fue más rápida de lo esperado por lo tanto, se reactivaron las exportaciones de los países latinoamericanos con una mayor velocidad a la esperada.

“Eso también se debe a los avances en materia de inmunización y a la cantidad de personas inmunizadas, por tanto, eso explica que haya habido un efecto rebote y una recuperación económica mucho más positiva y cercana al optimismo que previno el Banco Central de Nicaragua (BCN). Pero, es algo extraordinario porque la tasa de crecimiento económico del año pasado es una tasa a la que ordinariamente no se crece y no es un fenómeno solo de Nicaragua, sino que también se vio en el resto de países centroamericanos”, aclaró.

Siguiendo esta línea, indicó que por esa razón aumentaron los precios y Nicaragua cerró 2021 con una tasa de inflación de 7.1 por ciento, según datos del BCN.

“Al haber una reactivación y una recuperación económica bastante buena en relación a la recesión económica que todavía se sentía en 2020, por supuesto que era de esperarse ese aumento en la recaudación fiscal, y a su vez, al aumentar los precios, se incrementa el gasto de consumo de las personas y, por tanto, se ven obligadas a pagar una mayor proporción de impuesto al consumo, que es el IVA. Porque ahí la inflación no se debe a una mayor cantidad de dinero en circulación, todo lo contrario, el BCN ha sido precavido y ha adoptado una política monetaria contractiva tratando de manejar a niveles aceptables y precautorios la masa monetaria de la economía nacional, entonces ahí el incremento de los precios tiene otras causas”, expresó.

El economista indicó que los nicaragüenses están pagando más impuestos, como consecuencia de la misma inflación, “por eso cuando aumenta la inflación, se le ha llamado también un impuesto inflacionario. Ahora, todavía hablamos de una inflación moderada, no es de dos dígitos, pero sí es una inflación que se ha dejado sentir. La gente en su realidad económica individual y familiar ha sentido el encarecimiento de los precios, del costo del nivel de vida, del costo total de la canasta básica, etcétera”.

Le puede interesar: Gobierno consigue recaudar C$63,226 millones en impuestos en ocho meses

También compartió que este año se podrá observar una recaudación ligeramente menor o ligeramente mayor. Sobre la primera posibilidad, explicó que no se pueden descartar shocks externos a la economía que puedan ocurrir en el transcurso de este año, por la crisis sociopolítica que viene agobiando al país desde abril de 2018.

En relación con la segunda posibilidad, sostuvo que puede ser porque —hasta el momento— el pronóstico de crecimiento económico es que Nicaragua podría crecer entre 1.8 por ciento, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y 3.5 por ciento, según el Banco Mundial (BM). “El BCN augura hasta un 4 por ciento, entonces si se crece económicamente en 2022, con respecto a 2021, podría esperarse, en el supuesto de que la recaudación fiscal sea eficaz, una cifra similar, aunque puede ser ligeramente menor o ligeramente mayor”, recalcó.

“La reforma tributaria de 2019 tuvo un efecto procíclico porque aumentaron los impuestos en tiempos de crisis, lo que quiere decir que el mantener un determinado nivel de gasto público ha incidido en la producción de los agentes económicos de manera negativa. Es decir, la subida de impuestos sí tuvo un efecto negativo en la producción, esta pudo haber sido mayor, pero como el Gobierno ha procurado mantener un gasto público para sus propios objetivos económicos y extraeconómicos, entonces ha mantenido cierta recaudación fiscal, pero eso ha podido desestimular la producción”, concluyó.

Cabe mencionar que en los últimos años el Gobierno también ha incrementado su persecución tributaria contra el sector privado, que ha denunciado la voracidad e irregularidades en los cobros aplicados en la Dirección General de Servicios Aduaneros, así como en la Dirección General de Ingresos.

¿Cuáles son los impuestos que más están aportando a los ingresos del Estado?

Según cifras oficiales, el Impuesto sobre la Renta (IR) aportó hasta octubre 33,937 millones de córdobas, superior en un 24.3 por ciento a lo registrado en igual periodo de 2020, cuando se captaron 27,288.5 millones.

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

Por otro lado, en el periodo de referencia el Impuesto al Valor Agregado (IVA) sumó 27,371 millones de córdobas, lo que equivale a un crecimiento del 33.8 por ciento con respecto a lo recaudado en igual tiempo de 2020 (20,449.4 millones).

Específicamente, solo el IVA interno aportó 8,657.4 millones de córdobas, frente a los 6,797.2 millones que generó en los primeros diez meses de 2020, es decir, se reflejó un crecimiento del 27.3 por ciento.

Por su parte, la recaudación del IVA por importaciones alcanzó un total de 18,713.6 millones, superior en un 37 por ciento a lo captado en 2020 (13,652.2 millones).

Crece el Impuesto Selectivo de Consumo

Hasta octubre, el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) aportó 13,444.9 millones de córdobas, 21 por ciento más que en igual lapso de 2020, cuando esta cifra se situó en 11,108.5 millones.

Lea además: Números de Hacienda revelan voracidad del régimen de Ortega en recaudación de impuestos en el 2021

Las estadísticas revelan que los productos que propiciaron el crecimiento en la recaudación de este impuesto son los derivados del petróleo, aportando 5,648.1 millones de córdobas, los productos importados, con 4,707.4 millones y las cervezas, las que captaron 1,862.6 millones

Asimismo, influyeron aguardiante y rones (522.4 millones de córdobas), aguas gaseosas (495.4 millones) y “otros selectivos” (209 millones de córdobas).

Por otro lado, el Gobierno recaudó 2,702.1 millones de córdobas vía Impuestos sobre comercio y transacciones internacionales, 43.4 por ciento más que los 1,883.7 millones que se reportaron hasta octubre de 2020. Además, en los primeros diez meses de 2021, “otros impuestos” ascendieron a 488.6 millones de córdobas, 16.8 por ciento superior a lo totalizado en el mismo periodo de 2020 (418.2 millones), según datos de Hacienda.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: