14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Taiwán se defiende diplomáticamente

Sin duda que la ruptura del régimen de Nicaragua con Taiwán, y el establecimiento de las relaciones diplomáticas con China, ha sido un gran triunfo de esta gran potencia totalitaria y una derrota del Estado libre y democrático taiwanés.

Después de haber liquidado la libertad y la democracia en Hong Kong e imponer su dictadura en el antiguo protectorado británico, China comunista dice estar lista para someter a la democrática Taiwán.

Pero también es evidente que Taiwán no se rinde. En la medida de sus fuerzas y apelando a la política diplomática, la democracia taiwanesa también obtiene algunas victorias, parciales pero muy importantes. Además, el agresivo expansionismo chino tiene alarmado al mundo democrático.

El exdiplomático cubanoamericano y analista internacional experto en temas chinos, Luis Zúñiga, dice en un artículo de opinión publicado este 6 de enero en el periódico venezolano El Nacional, que China está mostrando sus objetivos estratégicos de manera cada vez más clara, causando mayor preocupación en occidente.

Entre las acciones de China que más preocupan a los países democráticos,  Zúñiga menciona la eliminación de los espacios de libertad en Hong Kong; la creación de estratégicas islas artificiales en el Mar Meridional;  el incremento del robo de  tecnologías de empresas que producen barcos y aviones de guerra para EE.UU.; la aceleración del armamentismo incluyendo el nuclear; y la negativa radical a que se investigue seriamente el verdadero origen del coronavirus.

Incluye también el analista internacional, el aumento de las incursiones aéreas chinas más allá del límite de seguridad de Taiwán, que pasaron de 380 en el año 2020 a más de 1000 en 2021; las cada vez más agresivas declaraciones del presidente Xi Jinping contra Taiwán; las presiones a Guyana para que desistiera de abrir una oficina comercial taiwanesa; y la ruptura de relaciones de Nicaragua con Taiwán presentada como una gran conquista geopolítica de China comunista en América.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo en una declaración a CNN que su país es “un faro de la democracia” que necesita ser defendida para que se pueda “mantener la fe en los valores democráticos en todo el mundo”. 

En este orden es muy importante que en Europa la República de Lituania  decidiera abrir una Oficina de Representación de Taiwán, equivalente a una representación diplomática. Por otra parte, una delegación oficial taiwanesa fue recibida en la República Checa y en Eslovaquia. Varios diputados del Parlamento Europeo visitaron oficialmente la isla de Taiwán, lo que ha sido considerado como un hecho histórico. Mientras que en el Parlamento de Holanda se han aprobado dos resoluciones de respaldo a Taiwán.

Taiwán, a pesar de sus 23 millones y medio de habitantes no es reconocido por las Naciones Unidas debido a la traición de las grandes democracias del mundo en 1971. Pero cumple los cuatro requisitos jurídicos internacionales para ser un Estado soberano e independiente, establecidos en la Convención de Montevideo de 1933.

Estos requisitos son: 1, tener una población permanente; 2, poseer un territorio determinado; 3, tener un propio gobierno; y 4, tener capacidad de entrar en relaciones con los demás Estados.

Además, como establece el artículo III de dicha Convención, la  existencia política del Estado es independiente de su reconocimiento por los demás Estados. O sea que el hecho de que por las presiones y chantajes de China pocos Estados tengan relaciones diplomáticas con Taiwán, no es impedimento para que el pueblo taiwanés tenga su propio Estado.

En conclusión, la comunidad democrática internacional debería tomar medidas para impedir que Taiwán sea devorado por la gran potencia agresiva y expansionista que es China comunista.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: