14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Daniel Ortega y Rosario Murillo. Tomada de El 19 Digital

EE. UU. revisa participación de Nicaragua en el DR-Cafta ante comportamiento del régimen

Funcionarios estadounidenses aseguraron a la agencia Reuters que el Gobierno de Estados Unidos está trabajando con socios internacionales para preparar nuevas sanciones en contra del régimen y que podrían imponerse en respuesta a los comicios

A nueve días de que en Nicaragua se lleven a cabo las cuestionadas elecciones generales organizadas por el régimen de Daniel Ortega, el Gobierno de Estados Unidos liderado por el presidente Joe Biden, además de estar trabajando con socios internacionales para preparar nuevas sanciones en contra de la dictadura orteguista, ha comenzado a revisar la participación del país en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta por sus siglas en inglés), afirmaron funcionarios estadounidenses.

Dichas acciones, según dijeron los funcionarios del Departamento de Estado a la agencia de noticias Reuters, se dan en respuesta al resultado electoral. “El Gobierno de EE. UU. también ha comenzado una revisión de la participación de Nicaragua en un acuerdo de libre comercio de América Central y ya ha detenido el apoyo a cualquier actividad de “creación de capacidad comercial” que se considere beneficiosa para el gobierno de Ortega”, afirmó a la agencia de noticias un alto funcionario norteamericano bajo condición de anonimato.

Lea también: Ortega y Murillo controlan el escenario electoral para «asegurar su continuidad en el poder», revela investigación de la UCR

“Seguimos revisando su participación en cualquier programa de asistencia patrocinado por Estados Unidos”, dijo un funcionario a la agencia noticiosa Reuters.

El funcionario también reconoció que la Administración de Joe Biden estaba discutiendo posibles obstáculos legales a cualquier suspensión de Nicaragua del pacto comercial. Mientras una persona familiarizada con el asunto explicó a Reuters que también había preocupaciones dentro de la Administración de que la destitución de Nicaragua podría afectar su economía, lo suficientemente fuerte como para empeorar la difícil situación humanitaria de los nicaragüenses, estimulando una mayor migración hacia la frontera entre Estados Unidos y México.

El DR-Cafta entró en vigencia durante el gobierno del expresidente Enrique Bolaños, fue firmado en 2005 y se puso en marcha en 2006. Consiste en un Tratado de Libre Comercio (TLC) que ha permitido a Nicaragua, con profundos problemas de competitividad, ingresar al mayor mercado del mundo, como es Estados Unidos, con sus productos, con aranceles cero o reducción en los mismos, lo que ha permitido un incremento sustancial en los ingresos por exportaciones. Además en Nicaragua ha incrementado el número de empleos, la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) y las importaciones de insumos y maquinarias que ayudan a obtener mayor calidad en la producción del país.

Cabe destacar que aproximadamente la mitad de las exportaciones de Nicaragua van a Estados Unidos, y los aranceles se mantienen bajos en el DR-Cafta.

Nuevas sanciones podrían ser impuestas tras las elecciones

En cuanto a las nuevas sanciones, el funcionario dijo que “continuaremos usando herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para promover la rendición de cuentas de quienes apoyan los abusos de derechos humanos del régimen de Ortega y los ataques a la democracia nicaragüense”.

Y añadió —bajo la condición de anonimato— que “tenemos herramientas de sanciones. Estamos trabajando con socios internacionales, así como en foros multilaterales, de manera que defiendan nuestros valores, y continuaremos haciéndolo”.

Lea además: Antony Blinken destaca la «contundente votación» en la OEA que muestra a Ortega aislado

En esa misma línea, tras la aprobación contundente de la nueva resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la situación de Nicaragua, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, expresó su alarma por “el empeño del Gobierno de Nicaragua de minar el proceso electoral” en curso en el país.

“La contundente votación de esta semana en la OEA subraya que los Estados Miembros condenan enfáticamente el proceso electoral antidemocrático del presidente Ortega y el vicepresidente Murillo y la represión en curso. Con 26 países votando a favor y cero votos en contra, esta última acción de la OEA demuestra que el gobierno de Ortega-Murillo se encuentra aislado y sin partidarios en una región comprometida con los principios democráticos”, declaró Blinken a través de un comunicado publicado el viernes 22 de octubre.

Entre las recientes acciones de presión por parte de EE. UU. se encuentra la restricción de visas norteamericanas a miembros de la Asamblea Nacional y el poder judicial y sus familiares, que ya suman más de 150 suspensiones.

Congresista Salazar demanda la aprobación de la Ley Renacer

Este viernes 29 de octubre, la congresista republicana María Elvira Salazar envió un fuerte mensaje a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, de cara a las polémicas elecciones previstas a realizarse en Nicaragua el próximo 7 de noviembre. Salazar demandó a Pelosi aprobar el proyecto de la Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral o Ley Renacer.

Le puede interesar: Hijo del excanciller Francisco Aguirre pide a la presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU. someter a votación la Ley Renacer

“Solo quedan 9 días hasta la farsa electoral de Daniel Ortega en Nicaragua pero Nancy Pelosi aún rehúsa aprobar la Ley Renacer para sancionar al régimen asesino. El tiempo se está acabando Sra. Pelosi”, compartió en Twitter la congresista republicana.

“Unión Europea lista para actuar”

Hace dos semanas, también la Unión Europea (UE) aseguró estar lista para actuar ante la situación nicaragüense, tras la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores, en la que participaron los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la UE, Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, aseveró que la represión en Nicaragua es “inaceptable” y que el régimen de Daniel Ortega es “una de las peores dictaduras del mundo”.

Borrell indicó que “el presidente (Daniel) Ortega y su esposa, la vicepresidenta (Rosario) Murillo, han eliminado la oposición política, asegurando su victoria en las próximas elecciones del 7 de noviembre, encarcelando a todos los opositores, esta es una de las peores dictaduras del mundo”.

Lea más en: «La UE está lista para actuar si la situación lo exige»

El alto representante aseguró que la UE seguirá insistiendo en la restauración de la democracia, derechos humanos, Estado de derecho, la liberación de los presos políticos, el retorno de las ONG y elecciones libres, “porque las de ahora son falsas, organizadas por una dictadura”, apuntó.

Por su parte, el portavoz principal de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), Peter Stano, al ser consultado por LA PRENSA sobre el resultado de la reunión de alto nivel dijo que “todas las posibilidades están sobre la mesa y la UE está lista para actuar si la situación lo exige”.

Política Daniel Ortega DR-Cafta Estados Unidos Ley Renacer María Elvira Salazar Nicaragua Sanciones a Nicaragua archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: