14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Jonathan Loáisiga tuvo una presentación discreta. LAPRENSA/AFP

Los Yanquis se estrellan con el “Monstruo Verde” en una noche agridulce para Jonathan Loáisiga

La tropa de Nueva York acumuló otro fracaso y ahora suman 12 años de sequía, erosionados por el azar de la pelota tras perder 6-2.

Los Yanquis están en un estado de trance. Se acaban de estrellar con el “Monstruo Verde” llamado Boston que los dejó eliminados después de 162 partidos de temporada. Un juego que se puso patas arriba. En un partido en el cual el pícher abridor dominante se transformó en vulnerable, el equipo bateador se quedó sin pólvora, el bullpen sin cuerda, mientras el no favorito se alimentaba con las 38 mil almas en el Fenway Park. La tropa de Nueva York acumuló otro fracaso y ahora suman 12 años de sequía, erosionados por el azar de la pelota tras perder 6-2. Ahora a los Yanquis solo les queda llorar y secarse las lágrimas con sus dólares inservibles en el algoritmo llamado beisbol.

En tan solo el primer episodio había un mal augurio para Gerrit Cole. El hombre de los 35 millones de dólares por temporada flaqueaba para lo que se le había contratado: ser decisivo en momentos cumbres. Tras una base por bolas a Rafael Devers, Xander Bogaerts le dio la bienvenida a casa con cuadrangular para colocar 2-0 las acciones. Kyle Schwarber volvió a retratar a Cole con jonrón en el tercer inning y con el encuentro 3-0 los Yanquis parecían muertos antes de tiempo frente un agigantado Nathan Eovaldi, quien en 5.1 entradas ató a los del Bronx a solamente una carrera.

Te puede interesar: Denvern Fox, el portero que no sabía tirarse ahora se perfila como el futuro de Nicaragua

Severino, segundo relevo de los Yanquis, se resbaló en el sexto y cedió nuevamente una ventaja de tres carreras a Boston. En ese inning entró a escena Jonathan Loáisiga por tercera Postemporada consecutiva, después de lanzarle complicado y darle base por bolas a Renfroe, cerró el inning ponchando a Travis Shaw y Bobby Dalbec.

Loáisiga despegó el séptimo episodio con un out sencillo, pero luego se descontroló y brindó dos bases por bolas consecutivas: Schwarber y a Kike Hernández. Boone no tuvo otra opción que cambiarlo por Chad Green quien no cumplió con su trabajo al recibir imparable de Alex Verdugo, impulsando dos carreras, a nombre de Loáisiga y sepultando el duelo 6-1.

En el noveno inning Stanton ligó de cuadrangular, sin embargo, todo acabó. Los Yanquis en estado de trance, asimilando el fracaso de esta noche, se preparan para disfrutar de la Postemporada desde el sofá de la casa con la nostalgia de haber podido hacer más. ¡Dólares inservibles!, se impuso el no favorito en un algoritmo indescifrable de la pelota.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: