14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

¿Se reactiva la venta de casas en Nicaragua? Cadur estima que han colocado hasta 800 casas en cuatro meses

Sector espera cerrar el año con la venta de 3,000 casas. ¿Están dando crédito los bancos para comprar casas? Esto es lo que muestran las cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif)

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Después de tres años difíciles para el sector de construcción y venta de viviendas en Nicaragua, el negocio parece comenzar a levantar cabeza, aunque aún está lejos de su dinamismo de antes de 2018. En los primeros cuatro meses de este año, el sector privado habría logrado colocar entre 750 y 800 unidades, según estimaciones preliminares de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), un crecimiento, que sin embargo, no se observa en la entrega de préstamos para este tipo.

De confirmarse esas ventas, que estima Cadur, esto representaría para el sector un claro proceso de recuperación si se toma en cuenta que el año pasado vendieron unas 1,000 unidades, igual que en 2019 y 800 en el 2018, en plena crisis sociopolítica. Pero aún estaría lejos de las 5,000 anuales que antes colocaban hace tres años.

“Nosotros estimamos que gracias a la feria (en marzo), solo en dos días logramos reservar 50 casas, sin embargo gracias a la misma al cierre de mes logramos colocar unas 250 casas, es un número importante y nosotros creemos que al 30 de abril llevamos reservadas entre 750 y 800 casas, es decir, que nuestra expectativa de cumplimento de las 3,000 va bien, eso significa una colocación de 24 millones de dólares en ventas”, expresó el presidente de Cadur, Félix Baltodano, en declaraciones a LA PRENSA.

Baltodano considera que se han sobrepasado las expectativas del sector, principalmente luego de venir de tres años de fuertes contracciones, en cuyo periodo la banca endureció su política de financiamiento de hipotecas. Fue precisamente en la feria que se realizó en la primera semana de marzo, cuando los bancos decidieron dar el paso de abrir el grifo en el crédito hipotecario, luego de tres años de fuertes contracciones.

Lea además: Tasas, plazos, requisitos…Todo lo que debe saber sobre lo que están pidiendo los bancos en feria de vivienda

“La verdad es que las condiciones de financiamiento están muy favorables con respecto a los últimos tres años, las primas el año pasado estaban al 30 por ciento, hoy en día tenemos primas desde el 15 por ciento, las tasas de interés están en promedio entre el 8 y 9.5 por ciento, antes andamos entre el 12 y 14 por ciento y las condiciones bancarias son favorables, hay una gran apertura, están haciendo todo lo posible por aprobar a los clientes, y los desembolsos están bien ágiles”, detalló.

“Una persona que quiera acceder a una casa, el nivel de deuda no puede ser mayor del 40 por ciento, dependiendo del banco. Por ejemplo, para una cuota de 400 dólares, la persona debe ganar un poco más de 1,200 dólares y no tener deudas mayores, y el salario puede ser mancomunado con su pareja”, sostuvo.

De hecho, durante la feria, los siete bancos que participaron en la misma estaban pidiendo ingresos de entre 500 y 1,500 dólares a las familias para acceder a una vivienda, según el valor de esta.  Entre los requisitos básicos para un préstamo hipotecario que solicitan los bancos a los asalariados está: llenar formularios de solicitud, copia de cédula de identidad, constancia salarial, colilla del INSS, promesa de venta de la urbanizadora, seis meses de estabilidad laboral, en algunos casos.

Caída en crédito hipotecario

Pese a esa recuperación de la que habla Cadur, los números de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) muestran que la entrega de préstamos sigue en negativo. Al cierre del primer trimestre, la cartera hipotecaria ascendió a  20,149 millones de córdobas, ligeramente por debajo de los  20,420 millones de córdobas a diciembre del año pasado.

Eso sí, la caída es suave si se compara con otras carteras que muestran reducciones más severas. Si se compara el saldo del crédito hipotecario a marzo de 2021, respecto al acumulado en igual periodo del año pasado, la reducción es más significativa, porque se contrae 5.4 por ciento. En ese año el saldo ascendía a 21,300 millones de córdobas, es decir, 1,151 millones de córdobas más que a marzo de este año.

En cuanto a números de préstamos, hasta marzo de este año había 19,290 créditos hipotecarios activos, menor a los 19,543 a diciembre del año pasado. Si el análisis se amplía a marzo del año pasado, la caída es mayor, puesto que para ese lapso había 20,336 créditos de este tipo activos.

Lea también: Arranca feria de la vivienda en Managua. Bancos dispuestos a dar crédito para comprar casas

“La banca abrió nuevamente el crédito desde septiembre del año pasado, antes lo colocaban en más personas porque había más crédito de interés social, esas casas andan en el precio promedio de 22,000 a 25,000 dólares y los desembolsos andan en 18,000 a 20,000 dólares, había un mayor número de personas, pero menos volumen; hoy, en cambio, al abrirse la banca con buenas condiciones, hay más desembolsos para casas que cuestan más, por eso hay menos préstamos. Ponele que se da un crédito de 60,000 dólares, eso significa tres casas de interés social, es decir que el financiamiento se concentra en una sola persona, en vez de tres personas”, explicó Baltodano.

Sin embargo, el representante gremial asegura que de las 3,000 casas que pretenden colocar este año, la mayoría es de interés social, seguida por un segmento intermedio.

“Esas 3,000 están compuestas en su mayoría por casas de interés social, que es el volumen más grande en ventas, pero también hay un estrato importante de colocación de casa arriba de 40,000 dólares que no son de interés social.  Desde Cadur tenemos una cartera de más de 30 proyectos de interés social que se están ejecutando y hay otros que se van abrir a finales de este año e inicios del 2022. Por tanto, desde Cadur estamos seguros que vamos a impulsar más de 50 proyectos en los próximos dos años”, dijo.

Puede interesarle:Entregaron más casas Bismarck Martínez, pero nada de los lotes

Baltodano reconoce que aún no se lograron los niveles de reservaciones de compras de viviendas observadas en el 2016 y 2017, pero hay una buena señal de reactivación.

Y mientras las viviendas de interés social serán la apuesta del sector urbanizador, desde el 2019 el segmento de las casas multifamiliares, que en su momento se vendió como una reforma de compactar la ciudad y para lo cual el Gobierno creó incentivos, está deprimido. “De parte nuestra, no hay proyecto que los esté ejecutando en este momento, solo vivienda unifamiliar”, dijo Baltodano.

Baltodano sostuvo que ese crecimiento en el sector también se ve reflejado en el aumento del empleo formal. “Quiero resaltar la importancia de la vivienda en la generación empleo, en promedio cada vivienda genera 20 empleos directos; si llevamos mil viviendas, si lo multiplicás por 20, eso te va a dar 20,000 empleos en el primer cuatrimestre, hay una gran masa de empleo y eso es importante para la construcción, que es un motor dinamizador de la economía en todos los países del mundo”, añadió.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: