14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El sujeto fue capturado por la Policía y será acusado por el delito de femicidio. HOY/Cortesía

Capturan a hombre que mató a golpes a su pareja en Chinandega

Este sería el tercer femicidio reportado en lo que va del año en el departamento de Chinandega

Un sujeto de 23 años de edad fue capturado por la Policía como el sospechoso de haber matado a golpes a su pareja, Norma Mercedes Ordóñez Granados, de 46 años. El hecho ocurrió a la medianoche del sábado 30 de mayo en el reparto Rubén Darío, en Chinandega.

El presunto femicida es Juan Carlos Rojas, de 23 años, quien según la Policía mató a su pareja “motivado por discordias de pareja”. El cuerpo de la víctima presentaba golpes, los cuales le provocaron la muerte.

Lea además: Acribillan a mujer nicaragüense de 10 disparos en Limón, Costa Rica

“Ella ya fue sepultada, pero el asesino fue capturado porque tiene que pagar por lo que hizo”, contó un vecino el mediodía de ayer domingo. El sujeto solía golpear y ofender a la mujer y especialmente cuando ingerían licor. Según vecinos, cuatro horas antes que Ordóñez muriera, el sujeto la había golpeado.

La mujer presentaba trauma craneal severo y politraumatismo generalizado. Así lo indica el informe forense.

Tercer femicidio en Chinandega

Desde el 26 de enero pasado en Chinandega se reportan tres femicidios. El primero fue el de la adolescente Josseling Catalina Pineda Romero (17) fue asesinada por un taxista que la trasladó hacia la comarca El Pellizco, cuando ella se dirigía a recibir clases para realizar el examen de admisión dela UNAN.

Lea también: Policía sigue búsqueda de hombre que mató a su pareja a machetazos en Chontales

El segundo caso ocurrió el 21 de abril pasado en Tonalá, Puerto Morazán. La maestra de primaria Antonia Noemí Velásquez, de 26 años, fue asesinada con heridas de cuchillo en el cuello por Wilber Mairena, de 36 años, su esposo y padre de sus dos niñas, un maestro de educación física y árbitro de fútbol sala, quien luego se suicidó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: