14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Luis Almagro, secretaría general, OEA, Organización de Estados Americanos, dictaduras, Nicaragua. Venezuela

Luis Almagro, asumió su segundo período como secretario general de la OEA. LA PRENSA/ARCHIVO/ AFP

Luis Almagro, al asumir segundo período en OEA: “Consensos en torno a los derechos humanos y no a los regímenes de presos políticos y torturados”

"No vamos a ceder un ápice nuestra lucha contra las dictaduras. Si les gusta a todos, muy bien. Si no les gusta a nadie, muy bien", prometió Almagro, durante el debate con los embajadores en el marco del inicio de su nuevo período

Luis Almagro asumió su segundo período consecutivo como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), marcando el camino que será su gestión, que será buscar los consensos entre los estados miembros del organismo para resolver los conflictos políticos, sociales y económicos que existen y surjan en los países. Pero el excanciller uruguayo dejó claro el tipo de consensos que promoverá serán “entorno a las democracias, no a las dictaduras”.

La pandemia del Covid-19 evitó que Almagro recibiera aplausos, abrazos y otras expresiones de felicitaciones al asumir su segundo período como secretario general de OEA. El acto protocolario se alejó del salón principal de la sede del organismo en Washington, Estados Unidos (EE.UU.), y se trasladó a las oficinas de los embajadores desde donde se conectaron virtualmente para dar sus discursos de satisfacción por la reelección de Almagro, pero a la vez le expresaron los retos que supone porque al contexto de las crisis democráticas en países como Nicaragua, Venezuela y Cuba, se suman las  crisis sociales por la pandemia del nuevo coronavirus.

Almagro asumió la secretaría general en 2015 para un período de cinco años, siendo reelecto en el cargo por 23 de los 34 estados miembros de la Asamblea General de la OEA el pasado 20 de marzo. Su nuevo período que empezó este 27 de mayo finaliza hasta 2025.

Lea Además: Cancilleres de la OEA reeligen a Luis Almagro como secretario general por cinco años más

El continente americano ha estado convulso desde hace más de diez años, sumido principalmente en las crisis política y humanitaria en Venezuela donde el dictador Nicolás Maduro ha sido desconocido como gobernante por la mayoría de la comunidad, mientras se reconoce como presidente legítimo en funciones al opositor Juan Guaidó.

A las crisis humanitarias en la región de suman las provocas por las dictaduras de Nicaragua y Cuba, donde organismos de derechos humanos denuncian crímenes de lesa humanidad por parte de los regímenes.

Bolivia se agregó a los países convulsos a finales del 2019 cuando Evo Morales cometió fraude electoral en las elecciones en las que pretendía reelegirse, por tercera ocasión consecutiva. Las protestas sociales en Chile y Colombia se agregaron a principios del 2020. Las crisis en América Latina han empeorado debido a la pandemia del Covid-19.

Los embajadores le expusieron a Almagro que esa inestabilidad social, política, humanitaria y económica supone su mayor reto como secretario general para que la OEA logre cohesionar las acciones para la respuesta conjunta a los grandes problemas de los países.

Lea También: Embajador Carlos Trujillo sobre Nicaragua: “Las sanciones no se van a detener hasta que se celebren elecciones”

La OEA cuenta con los recursos jurídicos y políticos para lograr los consensos de los estados miembros para lograr las mejores soluciones a los problemas, señaló Almagro a los embajadores, pero marcó las respuestas que rechazará.

“Los consensos deben servir para lograr resultados, no para paralizar (…),  consenso para defender a los presos políticos y no ignorarlos, consensos para proteger a los torturados y no abandonarlos a su suerte, consensos para que no haya impunidad para los crímenes de lesa humanidad ni para la corrupción, y no consensos para no meternos (en los problemas). Los consensos entorno a las democracias, no a las dictaduras, consenso al desarrollo y no a las malas prácticas, consensos en torno a los derechos humanos y no a los regímenes de presos políticos y torturados”, definió el secretario Almagro.

Los regímenes de Maduro en Venezuela, el dictador nicaragüense Daniel Ortega son los que promotores de campañas políticas contra Almagro por sus posiciones de denuncia y demanda de acciones contra los crímenes contra los venezolanos y nicaragüenses. Aunque el gobierno de Manuel López Obrador, de México, se ha unido a los detractores del rol de lucha contra esas dictaduras desde la OEA.

Puede interesarle: Régimen va a la OEA para implorar que le quiten sanciones, mientras el resto de países urgen fondos para emergencia sanitaria

Durante las intervenciones a través de la videoconferencia, la única que reiteró el disgusto porque Almagro fue reelecto fue la embajadora mexicana ante la OEA,  Luz Elena Baños Rivas.

“Nos urge un secretario general que sume, que sea parte de la solución, que crea en la búsqueda del consenso…un secretario general que esté a la altura de los actuales desafíos, que recuerde que sirve a los intereses de todos los estados miembros, y es su deber moral buscar la paz entre todos ellos”, dijo la embajadora Baños Rivas.

La respuesta de Almagro fue contundente sobre promete conducir la secretaría general de la OEA. “No vamos a ceder un ápice nuestra lucha contra las dictaduras. Si les gusta a todos, muy bien. Si no les gusta a nadie, muy bien”, dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: