14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Así es cómo la soberbia de Ortega ha impedido que Nicaragua acceda a un bolsón de ayuda de casi US$40,000 millones

A nivel internacional el FMI, Banco Mundial, BID y el BCIE en su conjunto cuentan con 37,910 millones de dólares para atender con fondos a los países pobres como Nicaragua. A un mes de la pandemia, Ortega no ha logrado ni un préstamo, mientras que El Salvador, Honduras y Panamá ya tienen recursos. Estas son las razones, según seis analistas

Mientras a nivel de Centroamérica El Salvador, Honduras y Panamá ya lograron millonarios recursos para atender la emergencia sanitaria y ayudar a los más pobres, el régimen de Daniel Ortega sigue aún si recibir ni un dólar de los casi 40,000 millones de dólares que las principales entidades financieras internacionales han dispuesto para ayudar a los países pobres a hacer frente a la pandemia.

El Banco Mundial (BM) confirmó a LA PRENSA esta semana que aún Nicaragua no ha tenido acceso a los 14,000 millones de dólares que tienen listos para atender la emergencia de los países de bajos ingresos. No obstante, mencionaron que estaban preparados para  permitir que el Gobierno redirija recursos del banco ya aprobados y en ejecución  contemplados en el  Presupuesto General de la República, todo esto bajo un estricto control sobre el uso que se le den a esos fondos.

También el Fondo Monetario Internacional tiene 10,000 millones de dólares para países pobres. El organismo ya le dio recursos a Panamá, Honduras y El Salvador, los que en su conjunto han recibido 1,047 millones de dólares a casi un mes desde que el FMI anunció la creación del fondo. Además el organismo alivió la deuda temporalmente de 25 países pobres, donde Nicaragua no fue incluida.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por su lado, tiene un bolsón de 12,000 millones de dólares para América Latina y el Caribe para ayudar a los gobiernos a adoptar medidas de protección a poblaciones vulnerables, apoyo al empleo y la producción, así como alivios económicos específicos.

Hasta ahora Ortega solo ha conseguido una donación de un millón de dólares por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que tiene a disposición de la región 1,910 millones de dólares.

Tras más de un mes ausente en la emergencia, Ortega reapareció este miércoles en cadena nacional, sin ningún plan económico y social para hacer frente a los efectos negativos que se han pronosticados para Nicaragua en materia sanitaria y económica como consecuencia de la pandemia.

Durante su corto discurso, el dictador dejó entrever que el país afrontaría la crisis con sus recursos limitados y no dio información si está haciendo gestiones para obtener fondos de las multilaterales.  No obstante, abogó para que los países ricos ayuden a las naciones pobres a afrontar la crisis sanitaria.

En ese contexto, ¿por qué Ortega está teniendo dificultades para obtener recursos financieros de las multilaterales? ¿es responsable Ortega de que las multilaterales aún no consideren a Nicaragua como prioridad en la repartición de los fondos? ¿cuánto pesa la Nica Act?

De entrada los analistas consultados por LA PRENSA explican que la Nica Act, una legislación de Estados Unidos contra Ortega por la masacre de más de 328 nicaragüenses tras las revueltas del 18 de abril de 2018, no sería, al menos en términos legales, un impedimento para que Nicaragua acceda a este tipo de recursos, que son de orden humanitario.

No obstante, estos no descartan que esta sea un factor de peso en el seno de los multilaterales, donde Estados Unidos tiene influencia, particularmente el FMI, BM y el BID.

Lea además: ¿Por qué el alivio crediticio aprobado por el G-20 no dará «oxígeno» financiero a Ortega?

Pero más que esa legislación estadounidense, los analistas creen que lo que más está obstaculizando el acceso de Nicaragua a esas fuentes de ayuda es que estos organismos no miran en el Gobierno el sentido de urgencia por atender la crisis sanitaria, como sí ha ocurrido en toda Centroamérica y el resto del mundo.

El analista político y exdiplomático, José Pallais Arana, lo explica así: “Es un tema de prioridades, de atender a los más urgentes y a los más diligentes. En otras palabras ¿qué es lo que pasa?, si vos negás que te está afectando la pandemia, si decís que por la gracia divina la has logrado controlar, si no ponés en práctica las recomendaciones de la OMS en toda su dimensión, si no promovés o desarrollás una política de compensación social, entonces estás diciendo (a los organismos) que no te urge el dinero”.

Para el economista Enrique Sáenz, está claro que los organismos han ido evaluando el comportamiento del régimen y el hacer todo lo contrario a lo que está haciendo el mundo para combatir la pandemia, como Gobierno está enviando un mensaje de indiferencia ante la crisis sanitaria.

Lea también: ¿Podrá Ortega, bloqueado por la Nica Act, acceder a un fondo del Banco Mundial para afrontar el coronavirus? Esto dicen analistas

“Es conocida internacionalmente la irresponsabilidad con la que el régimen ha afrontado la amenaza de la pandemia, que no solo no ha acatado las directrices internacionales, si no que exactamente se ha burlado de ellas, porque es una burla llamar oficialmente a marchas, a aglomeraciones, a jolgorios, a fiestas, etcétera, mientras que a nivel mundial la gente está sometida a restricciones de circulación”, dijo Sáenz.

De hecho sobre los efectos de la pandemia en América Latina y Centroamérica, elaborados por separado por parte del Banco Interamericano de Desarrollo y el BM mencionan en Nicaragua la ausencia de medidas económicas y sociales.

En el reporte del BID se menciona que Nicaragua solo cumple con tres de las siete medidas sanitarias establecidas en el reglamento internacional aprobado por la Organización Mundial de la Salud para prevenir la propagación del Covid-19.  Pero además se indica que el país no tiene políticas de apoyo a la familia, a las empresas, macroeconómicas y en menor medida acciones sanitarias.

En tanto, el Banco Mundial hizo mención de las polémicas convocatorias gubernamentales en Nicaragua para afrontar la pandemia. «Las iniciativas son lo suficientemente diversas como para abarcar desde manifestaciones de amor contra el virus en Nicaragua a los toques de queda en El Salvador y Guatemala», recogió el organismo en su reporte publicado el 12  de abril.

Además Nicaragua aparecía en un cuadro donde se recogían las políticas en la región, como el único país sin ningún tipo de medida de todo tipo en materia económica, fiscal y tramitología, entre otras.

No se ha declarado Estado de emergencia

Un economista que prefirió fuera omitido su nombre, señala que puede ser por dos razones: uno que hasta la fecha no se ha declarado Estado de Emergencia, ni se han establecido medidas para mitigar la epidemia y lo otro es que la Nica Act, solo permite préstamos para fines humanitarios y no para apoyo económico.

“No puede aprobarse préstamos para emergencia, si no hay emergencia declarada y medidas concretas anunciadas, y aunque hubiese esa declaración, solo se podría financiar insumos y equipos médicos”, señala.

La actitud soberbia del régimen de Ortega

La diputada liberal Azucena Castillo expresó que la soberbia con la que actúa el régimen es notoria a nivel internacional, de manera que ni siquiera en momentos como este da su brazo a torcer.

“Nicaragua no calza en esa ayuda, porque simplemente el gobierno dice que todo está muy bien aquí, no se vengan a meterse conmigo, la actitud es de soberbia y a mí parecer el gobierno está fallando en comportarse así y al final quienes vamos a pagar los platos rotos somos nosotros, los nicaragüenses”, dijo Castillo.

El analista político Eliseo Núñez, señala que será muy difícil que el gobierno tome otra actitud frente a esta pandemia, porque significa cambiar el discurso que han venido dando, de cero alarma por la emergencia mundial.

“No quieren dar su brazo a torcer, son unos arrogantes, no quieren decir claramente que el problema existe y que los supera a ellos, entonces en ese sentido ahora no hayan qué hacer, no pueden proponer un plan porque políticamente ellos ya vendieron la idea de que son súper fuertes y que nada les va a pasar. El gobierno está en un círculo vicioso y si él (Ortega) quiere acceder a financiamiento, tiene que hacer cosas que contradigan todo lo que hicieron en los últimos 40 días”, expresó Núñez.

Puede interesarle: Por qué la caída de la economía de Nicaragua por el Covid-19 puede ser peor que el -4.3% proyectada por el Banco Mundial

De igual forma el economista y sociólogo Óscar René Vargas señala que la actuación del gobierno es catastrófica y que su irresponsabilidad es notoria.

“El mensaje que se ha enviado (el gobierno) es que todo está normal y el otro punto es que su actuación es totalmente catastrófica y por lo tanto, los organismos no están dispuestos a financiar a alguien que está haciendo lo contrario a las recomendaciones internacionales. El gobierno está actuando de manera irresponsable y por lo tanto no están dispuesto a favorecer esa irresponsabilidad, nadie apoya a alguien que actúa de esa forma”, dijo Vargas.

El Fondo Monetario Internacional ha calificado la crisis sanitaria y su efecto en la economía como un hecho sin precedente desde 1930, cuando ocurrió la Gran Depresión. “Es una crisis como ninguna otra”, dijo ayer la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

Durante su discurso, en el marco de las reuniones conjuntas con el Banco Mundial, la funcionaria reveló que son 102 países de 189 socios los que están pidiendo ayuda financiera al Fondo, lo que supone una presión sin precedente sobre estos fondos.

Es decir que Ortega, que también recurrió a este organismo, está compitiendo con decenas de países en el mundo, que están trabajando para contener la propagación del virus, con duras medidas de confinamiento y de asistencia financiera a los más vulnerables, algo que no ocurre en Nicaragua.

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), Mario Arana, sostuvo que la ayuda no ha llegado al país porque se ha observado no solo su negligencia para tratar el tema del coronavirus, sino también su rechazo para cumplir con demandas del pueblo nicaragüenses, que surgieron con la crisis del 2018.

“Creo que en realidad no hay credibilidad y hay un mensaje básicamente de preocupación, por cómo se está manejando la crisis (sanitaria), pero también como no se ha avanzado en la agenda de reformas electorales y todo el tema de libertades”, dijo Arana.

¿Actitud perversa de Ortega?

De igual forma Pallais considera que podría haber un mensaje más perverso, tras la indiferencia que ha mostrado el gobierno para tratar la emergencia.

“Un cálculo político perverso puede ser que si la contaminación incrementa, la pandemia se instale y entre en dimensiones tales, que el gobierno justifique la necesidad de preservar el poder, de mantener la fuerza, de restringir más las libertades e incluso suspender las elecciones, porque habría provocado y conseguido la justificación para ese propósito, que le permitiría continuar en el poder sin someterse al escrutinio de la población”, agregó Pallais.

Alivio G20 no dará «oxígeno»

Esta semana el grupo de las veinte primeras economías del mundo (G-20) anunció que va a suspender temporalmente el pago de deuda de los países más pobres del mundo a partir del 1 mayo para que estos puedan liberar recursos y dirigirlos al combate del coronavirus.

Y aunque Nicaragua es elegible para gozar de la moratoria que el Club de París, el alivio no dará ningún respiro significativo al régimen de Daniel Ortega, porque será para créditos bilaterales, donde las obligaciones del país no son tan fuertes.

“Nos preocupa la situación de Nicaragua, estamos viendo que sí calificamos para el tema de la G20, pero cuando vemos que solo es para la parte bilateral, donde Nicaragua no está muy apretada con ese financiamiento, ese alivio no significa nada en el Presupuesto General de la República”, dijo Castillo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: