14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Fracaso turístico total en Semana Santa, “fue peor de lo que se esperaba”. ¿Qué va pasar con este sector agobiado por crisis?

"Semana Santa fue peor de lo que se esperaba". Así resume Leonardo Tórres, presidente de Cantur la temporada. Lucy Valenti, presidenta de Canatur, dijo que antes de la pandemia, estimaban que en esa semana podían generar hasta 40 millones de dólares en ingresos por servicios a turistas.

Debido a la expansión del coronavirus, el sector turístico nicaragüense perdió en generación de ingresos en Semana Santa entre 35 y 40 millones de dólares, lo que terminó de darle el tiro de gracia a la industria sin chimenea, que este 2020 esperaba un respiro después de dos años de recesión.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) manifestó que tal y como se esperaba en la Semana Santa no hubo visitantes, ni extranjeros, ni nacionales.

“El turismo internacional fue cero, no tuvimos turismo internacional y en el caso del turismo nacional, yo diría que un 95 por ciento de la población acató el llamado de quedarse en casa, del aislamiento total para evitar cualquier contagio, estuvimos haciendo el monitoreo con la gente y prácticamente fue mínima la visitación de los nicaragüenses en algunas zonas”, dijo Valenti.

Lea además: Coronavirus destroza los planes turísticos para Semana Santa en Nicaragua

Ni el turismo nacional

Pero además de la prevención, Valenti considera que las familias decidieron no ir a los sitios turísticos, porque están priorizando los gastos de alimentación debido al aumento del desempleo y disminución de las remesas familiares, que la misma pandemia ha traído consigo.

Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), admitió que la situación en Semana Santa fue peor de lo que se esperaba.

“No tuvimos repuesta del turismo nacional en San Juan del Sur, en Pochomil, Masachapa y Carazo, a estos lugares nadie llegó, hubo alguna visitación en Occidente, pero fue muy poca. El Covid-19 nos agarró movidos, de manera que orientamos a todas las filiales de Cantur que compraran inventario para dos días y aún así la gente perdió esos dos días de inventario porque no llegó nadie”, dijo.

En San Juan del Sur no había visitantes, ni locales abiertos. LAPRENSA/M.CALERO.

Hasta este miércoles el Covid-19 había infectado a más de dos millones de personas en 185 países, pero además habría cobrado la vida de 133,261 personas. En Nicaragua las autoridades han registrado nueve casos de coronavirus, de los cuales solo una persona ha fallecido, al menos eso es lo que reflejan las cifras oficiales.

Lea también: Industria turística perdió más de 400 millones de dólares en 2018

Torres, también presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), señaló que ya se preveía lo mal que iba andar la temporada de Semana Santa, una de las más importantes del año para el turismo nicaragüense.

“Nos comenzamos a preocupar cuando en una reunión con las distintas asociaciones, nos enteramos que las ventas de piscinas plásticas volaron, ahí nos dimos cuentas que la gente estaba buscando cómo quedarse en la casa. Yo lo que puedo decir es que fue el peor año, peor que en el 2019, porque el 2018 todavía tuvimos una buena Semana Santa”, aseveró.

¿Cuánto dejó de percibir el sector turístico?

Antes que se diera la expansión del coronavirus, Canatur estimaba que en esa semana el sector podía generar hasta 40 millones de dólares en ingresos por servicios a turistas.

“Antes del coronavirus, esperábamos unos 100,000 visitantes de la región en Semana Santa, lo que hubiese podido generar un cálculo muy a la ligera, entre lo que es el turismo regional y nacional, entre 35 y 40 millones de dólares”, dijo Valenti.

Mientras que los cálculos de Cantur eran más altos. Antes de esta pandemia, esperan una movilización de 450,000 turistas nacionales y en ingresos obtener 80 millones de dólares.

Puede interesarle: Turismo requiere más de una década para volver a brillar con su marca «Nicaragua, única…original»

Hoteles y restaurantes cerrados

Según datos de Canatur, en Semana Santa entre un 60 y 70 por ciento de los restaurantes se mantuvieron cerrados y muchos de estos se van a mantener así “y los que se mantienen abiertos se están reconvirtiendo al delivery”, es decir ventas a domicilio.

“Durante la Semana Santa en lugares turísticos como San Juan del Sur, el reporte que tenemos es que un 90 por ciento de las empresas turísticas cerraron y eso incluye a los restaurantes, abrieron muy pocos”, expresó Valenti.

En el caso de los hoteles, preliminarmente Canatur estima que la ocupación anduvo en un 3 por ciento, eso tomando en cuenta que muchos cerraron, otros estuvieron abiertos, pero tenían cero ocupación y unos cuántos tuvieron pocos huéspedes.

Los restaurantes en San Juan del Sur cerraron. LAPRENSA/M.CALERO

Mipymes están ahogadas

Torres agregó que la Semana Santa le dio el tiro de gracias a las mipymes, las que tenían alguna esperanza de poder recuperarse con las ventas de esa temporada.

“La mayoría de las mipymes están en un severo problema económico, no tienen recursos, están endeudados, antes de la crisis (sanitaria) la banca nos iba a financiar, pero luego con esto nos cantaron cero, porque los riesgos se subieron el doble, entonces la gente usó la tarjeta de crédito, se autofinanció y ahora no hayan cómo hacerle frente a la situación”, dijo.

Añadió que han cerrado temporalmente un 20 por ciento de las mipymes turísticas y se esperaría que más empresas se sumen a este proceso.

“Estas empresas no han cerrado totalmente, porque los cierres se deben de notificar a Intur, aunque algunas personas cierran sin notificar nada, pero son pocos casos. La verdad es que la situación está complicada, estamos fregado con la tarifa eléctrica, con los bancos, los bancos tienen que renegociar las deudas, porque si no la gente no les paga”, dijo.

El turismo nicaragüense ha sido uno de los sectores más afectados desde la crisis que se dio en el 2018, desde entonces la industria sin chimenea no ha podido levantar cabeza.

El régimen de Ortega intentó evitar que el turismo nacional se paralizara en medio de la pandemia e impulsó una serie de actividades culturales para animar a las familias a no quedarse en casa, pero al final fracasó en su Plan Verano 2020.

Economía coronavirus Nicaragua Semana Santa Turismo archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: