14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua
Hombres encapuchados se apoderaron de la Placita de Monimbó. Mientras tanto, las paredes siguen denunciando la represión vivida. LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

Hombres encapuchados se apoderaron de la Placita de Monimbó. Mientras tanto, las paredes siguen denunciando la represión vivida. LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

Prevalece inseguridad y miedo en el barrio histórico de Monimbó

La inseguridad en la que viven los monimboseños se mantiene desde el pasado martes 17 de julio, cuando entraron los paramilitares al barrio heróico de Masaya.

Nadie está seguro en Monimbó desde que entraron los paramilitares y los oficiales de la Policía Nacional, el martes 17 de julio.

Las noches ruidosas del histórico barrio quedaron en el pasado, actualmente reina un silencio que pesa en cada movimiento, vigilado por agentes de la Policía del régimen represivo que circulan por las calles del pueblo rebelde.

Contrario a lo que debería de representar la autoridad del orden, los oficiales imprimen temor en la población, que ha relatado cómo los uniformados junto con paramilitares entraron a casas el mismo día del ataque, en búsqueda de manifestantes.

Lea además: Operativo de la Policía para sacar al comisionado Ramón Avellán deja seis muertos en Masaya 

Por su parte, el Gobierno asegura que la Alcaldía de Masaya trabaja en las mejoras de calles, de la placita de Monimbó y del Comandito, este último fue quemado el primer día de las protestas contra las fallidas reformas a la Seguridad Social, en rechazo a la represión ejercida por los antimotines.

Como siempre, la vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, no reconoció que los monimboseños fueron los que se rebelaron en contra del Gobierno, y mantuvo su discurso aduciendo que el alumbrado público había sido “(…) seriamente dañado por el terrorismo vandálico (…)”.

Asimismo, refirió en su comunicación del pasado miércoles que también trabajan en la rehabilitación del mercado de artesanías.

Lea además: Alcalde orteguista de Masaya lidera ataque de turbas paramilitares a pobladores de Niquinohomo 

Varios tramos del mercado resultaron afectados por el incendio del sábado 13 de mayo, mientras los oficiales de la Policía mantenían control sobre la zona y atacaban a los manifestantes.

Durante el tiempo que Masaya se mantuvo atrincherada (1 al 18 de junio) por todos sus límites, los policías que se mantenían en la delegación de la ciudad se cruzaban al edificio de piedra rústica, aseguraron pobladores.

El miércoles 18 de julio, los paramilitares vestidos de azul se apostaron en la placita de Monimbó y el sector del cementerio, en un claro gesto de ser los que dominaban el terreno, mientras los manifestantes huían por su vida.

La población se mantiene a resguardo en sus hogares, y muchas personas evitan pasar por el sector de la iglesia San Sebastián por la presencia intimidatoria de la Policía al servicio de la familia gobernante.

Masaya fue la primera ciudad en poner barricadas por todos lados y fue una de las últimas en ser atacadas por paramilitares, quienes llegaron con armas de todo calibre y las descargaron en contra de la población civil, para después desatar una “cacería de brujas” en las casas y zonas aledañas de Masaya.

Lea también: Ataque de policías y paramilitares a Monimbó 

No hay marchas

Incluso con el control de los paramilitares y la Policía Nacional en el sector norte de Masaya, la población marchó en demanda de la democratización del país y justicia; sin embargo, con la incursión de los paramilitares en el barrio de Monimbó, desde hace un poco más de una semana, las movilizaciones se han detenido. Uno de los líderes del Movimiento 19 de Abril de Masaya, Cristhian Fajardo, fue apresado el domingo, y anteriormente, un negocio de su propiedad había sido incendiado. Lo mismo sufrió Yubrank Suazo, también dirigente del Movimiento, cuya casa también fue arrasada por un siniestro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: