14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Cacao con valor agregado se abre paso

El reconocimiento que en los últimos años ha ganado el cacao nicaragüense a nivel mundial como un producto ciento por ciento fino y de buen aroma ha propiciado las condiciones para que a nivel interno, desde hace más de una década, se estén haciendo esfuerzos para darle valor agregado

El reconocimiento que en los últimos años ha ganado el cacao nicaragüense a nivel mundial como un producto ciento por ciento fino y de buen aroma ha propiciado las condiciones para que a nivel interno, desde hace más de una década, se estén haciendo esfuerzos para darle valor agregado, con la mirada puesta en los mercados internacionales del chocolate.

En la última década han surgido empresas nacionales que se aventuraron a elaborar productos a base de cacao fino, que no solo se están consumiendo a nivel interno, sino que hasta están llegando a mercados dominados por chocolates de calidad.

Es el caso, por ejemplo, de Chocolate Momotombo, que dentro de un mes enviará un pedido a Italia, cuna de los mejores chocolates del mundo, confirmó su gerente y socio fundador, Carlos Mann.

Se trata de un envío de 200 kilos de chocolate temperado en tabletas, al mejor estilo de los que se venden en Europa. Desde el 2010, los chocolates de esta fábrica han conquistado diferentes mercados internacionales, como California, Japón, Noruega, Alemania y ahora Italia. “Los italianos son famosos por exportar sus productos finos por todo el mundo y para nosotros en Nicaragua poder exportar chocolates a Italia, un lugar que tiene chocolateros fantásticos y que tiene tradiciones de chocolates muy antiguas, compañías con 200 años, donde normalmente si traés un chocolate extranjero ni lo quieren ver, supongo que es algo de orgullo para Nicaragua”, dijo Mann.

Chocolates Momotombo es la historia de un ilustrador, que en sus viajes por el interior del país descubrió el maravilloso mundo del cacao y se convirtió en productor de chocolates a finales del 2004. Sus investigaciones y el deseo de que los nicaragüenses tuvieran un chocolate artesanal de primera calidad lo llevó a este mundo que él califica como “fascinante”.

El 98 por ciento de las ventas de esta pequeña empresa, que genera 23 empleos formales, se hace en el mercado local.

Según el estudio Estado actual sobre la producción y el comercio del cacao en América, publicado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), a nivel mundial toda la cadena del cacao mueve 120 mil millones de dólares, pero Nicaragua hasta el año pasado solo había captado 5.8 millones de dólares.

En el norte del país la Cooperativa Multifuncional Cacaotera La Campesina RL, una organización que agrupa a 450 pequeños productores de cacao, también está haciendo esfuerzos por aprovechar el potencial de este cultivo. Ya han llegado a los mercados internacionales.

Con el paso del tiempo, la cooperativa —fundada en el 2000— ha dado valor agregado al grano de cacao, transformándolo en bombones, barras de chocolate, licor de cacao, y nibs de cacao (cacao en trocitos), explicó Denis Escorcia, gerente general de la cooperativa.

Su primera venta al extranjero fue en 2016 al mercado holandés, donde enviaron un primer contenedor con 12.5 toneladas de cacao. “La primera exportación a Daarnhouwer en Holanda, exportando las primeras 12.5 toneladas de cacao orgánico, fue vendido por encima del 30 por ciento al precio cotizado en ese año, ese mismo año se exportaron más de 10 toneladas a Ethiquable, de Francia, de cacao orgánico, con precio por encima del cotizado por otros clientes”, señaló Escorcia.

Chocolate Momotombo y La Campesina son un ejemplo de lo que se está haciendo en el país. Muchos de esos chocolates se exhibirán en la décimo séptima edición de ExpoApen, que arranca hoy, una feria que se ha posicionado como uno de los eventos más importantes de su tipo a nivel regional para empresas orientadas a la exportación.

En la feria se habilitará el Pabellón del Cacao, donde al menos seis empresas nacionales tendrán la oportunidad de reunirse con compradores internacionales, con quienes sostendrán ruedas de negocios con el objetivo de posicionarse en los mercados internacionales.

Choco Atelier, Chocolate Momotombo, El Castillo del Cacao, La Campesina, El Vergel y Choco Museo son las empresas que expondrán lo mejor de sus productos en el Pabellón del Cacao hoy y mañana.

“Estamos apostando a ser un referente de chocolate fino en Nicaragua, estamos trabajando con cacao nicaragüense, particularmente con grano de la zona norte, trabajamos con La Campesina y con otros productores pequeños, quisiéramos ser un referente importante de chocolate y quisiéramos ir ampliando nuestro radio de acción y las proyecciones”, dijo Milagros Leytón, gerente de Producción de Choco Atelier.

Se aventuró

Sin nada de experiencia, Leytón emprendió este negocio hace apenas tres años. Para incursionar en este negocio viajó a una de las mejores escuelas de chocolate en Argentina, donde tomó un curso intensivo, y a su regreso montó un taller, donde ahora trabaja junto con su familia.

“Creo que poco a poco hemos ido posicionándonos, para pequeños emprendimientos el camino es un poco más difícil, porque hay que romper esquemas de sabor, somos jóvenes, es un chocolate artesanal, es trabajar en la parte cultural un poco”, manifestó Leytón.

AL-Invest

Los chocolates a base de cacao nica han sido ganadores de reconocimientos en las premiaciones de chocolate más importantes del mundo.

El diseño de una marca país del cacao, según Escorcia, es una buena alternativa que permitirá mayor visibilidad al sector cacaotero del país. “Permitirá que los pequeños productores accedan a los beneficios de asistencia técnica, capacitación y alternativas para poder acceder a financiamientos cómodos para el rubro, al mismo tiempo serán importantes las iniciativas de valor agregado del cacao y los espacios de promoción”, añadió.

Crean marca y metas ambiciosas

Los actores de la cadena de valor del cacao, aglutinados en la Comisión Sectorial de Cacao, promovida por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, acordaron impulsar el diseño de una marca sectorial de cacao, tomando en cuenta que actualmente Nicaragua es el mayor productor de cacao en Centroamérica.

Con ello se prevé el incremento de la producción por las nuevas áreas que se están estableciendo en el país, lo que aumentará el volumen disponible para las exportaciones de cacao previstas en 50 millones de dólares dentro de los próximos cinco años.

La marca de cacao servirá para promocionar y posicionar el cacao nicaragüense en nuevos mercados a nivel internacional y la misma será presentada en la feria ExpoApen 2017.

CHOCOLATES

Gran potencial

Mario Arana, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, dijo que se está trabajando fuerte con el sector cacao “porque es un producto en proceso de transformación, donde básicamente hemos venido cultivando unas 10 mil, 14 mil manzanas, pero estamos aumentando en 20 a 30 mil adicionales, y eso va con cacao de alto rendimiento (…), es una cadena en proceso de transformación adonde hay que trabajar en buscar mercado”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: