14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Vilma Núñez, presidenta del Cenidh. LA PRENSA/ARCHIVO

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh. LA PRENSA/ARCHIVO

Ataque de funcionarias del gobierno arriesga vida de Vilma Núñez

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos emitió un alerta en la que advierte que ministras y altos cargos del Gobierno "difaman y calumnian" a la presidenta del Cenidh.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos exigió este jueves que sea garantizada la seguridad de la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez. Esto porque consideran que las calumnias vertidas en su contra por funcionarias del Gobierno ponen su vida en riesgo.

“Han remitido una carta a la embajadora estadounidense en la que se refieren al reconocimiento a Vilma Núñez como un ‘acto de hostilidad’ contra el pueblo nicaragüense, vertiendo una serie de calumnias sobre la defensora, con la intención de desprestigiarla y desacreditarla, lo que pone en riesgo su vida”, sostiene la Iniciativa Mesoamericana en una alerta emitida este jueves.

La carta en mención fue enviada el miércoles por las funcionarias del Gobierno a la embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu, en reclamo por la distinción efectuada por esa sede diplomática a Núñez, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo.

Emiten alerta

Las defensoras mesoamericanas emitieron ayer una alerta en la que advierten que ya en el pasado Núñez ha sido víctima de campañas de desprestigio y ataques de diversa índole. Y recuerdan que es por esa causa que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desde el año 2008 le ha otorgado medidas cautelares.

En su alerta la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos demandan “la inmediata retractación pública”, por parte del gobierno de Daniel Ortega, de la difamación y calumnia que realizan.

En la carta las funcionarias no mencionan el nombre de Núñez, pero se refieren a ella como “una personas cuyas diatribas, insultos y prácticas han ofendido reiteradamente al pueblo y al Gobierno de Nicaragua”.

En la alerta las defensoras mesoamericanas destacan que Núñez tiene una trayectoria de más 56 años de trabajo por los derechos humanos; es una de las defensoras más destacadas y emblemáticas en Nicaragua y reconocida nacional e internacionalmente.

No ven injerencismo

La abogada María Luisa Acosta recordó que las distinciones y los premios son otorgados por los países según los parámetros establecidos y a quiénes ellos decidan.

“No hay injerencismo de ningún tipo”, dijo Acosta, quien señaló que “no creo que ella ofenda al Gobierno de Nicaragua ni al pueblo de Nicaragua”. Y también señaló Acosta que hay otros países que entregan galardones a funcionarios y por eso nadie se debe molestar.

Es de destacar que el presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, fue galardonado con el Premio Internacional para los Derechos Humanos Muammar Al Gadafi 2009.

Acosta recordó que Núñez ha mantenido una línea bien clara respecto a la defensa de los derechos humanos, además a la organización que preside acuden personas afines al Gobierno y también quienes no están de acuerdo con sus posiciones.

Ataques permanentes

Este hecho es, para la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), Juanita Jiménez, parte de los ataques permanentes y de descalificación a las organizaciones y defensores de derechos humanos. Pero más a la presidenta del Cenidh, por ser considerada “símbolo” como defensora de derechos humanos.

Es por ello que considera Jiménez, que “el ataque a doña Vilma es un ataque directo, no solo a ella, sino a las que defendemos derechos (…) y es querer también empañar la imagen de ella como una mujer que ha sido coherente, no solo en este contexto, sino que a lo largo de la historia”.

Jiménez dice que este hecho también tiene otra lectura y se evidencia la instrumentalización, la falta de autonomía y de criterio que tienen las funcionarias de Gobierno. Y considera absurdo que un acto de ese tipo sea calificado como si fuese “un ataque a la soberanía”.

Por tanto, este caso demuestra que el Gobierno, que propaga la igualdad y equidad, “atropella los derechos tanto de nosotras las defensoras como de esas mujeres que están en los cargos públicos”, señaló Jiménez.

Fue “reacción cargada de odio”

A lo interno del país circula una carta por las redes sociales invitando a que sea firmada por quienes así lo deseen.

La iniciativa, surgida entre sectores nicaragüenses, señala que como resultado de “la reacción cargada de odio del régimen orteguista” ministras y viceministras enviaron una carta a la embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu.

Y critican que en la carta las funcionarias de Gobierno señalan a la embajadora Dogu que debe “cumplir con normas básicas y elementales de trabajo (…) y no incurrir en violaciones que impliquen irrespeto a la dignidad y a la soberanía de los nicaragüenses”.

Y apuntan que solo pueden sentirse ofendidos quienes han conculcado los derechos de miles de nicaragüenses. “Es increíble que el régimen orteguista se sienta amenazado y violentado por un reconocimiento a una defensora de los derechos humanos. ¿Se reconocen ellos entonces como los principales violadores de los derechos humanos de los nicaragüenses?”, refieren.

Doña Vilma Núñez de Escorcia tiene el reconocimiento y el agradecimiento de los nicaragüenses por su trabajo inclaudicable (…) y eso no lo podrá borrar el orteguismo”, dicen.

 

Nacionales alerta defensoras derechos humanos iniciativa Vilma Nuñez archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: