14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Autoridades enterraron la mañana del 15 de noviembre a la ballena que murió la noche de ayer tras quedar encallada en la playa. AFP PHOTO / Inti OCON

Ballena encallada en playa de Tola murió tras horas de lucha

La lucha por regresar al mar a una ballena azul hembra que encalló ayer en playa Popoyo, Tola, no tuvo éxito. Pese a la esperanza de que al aumentar la marea pudiera retomar su rumbo, el cetáceo falleció luego de horas de lucha.

A pesar del esfuerzo de pobladores, turistas  y trabajadores de proyectos turísticos, fue imposible para ellos regresar a la ballena al mar.  LA PRENSA/ R. VILLARREAL
A pesar del esfuerzo de pobladores, turistas y trabajadores de proyectos turísticos, fue imposible para ellos regresar a la ballena al mar.
LA PRENSA/ R. VILLARREAL

La lucha por regresar al mar a una ballena azul hembra que encalló ayer en playa Popoyo, Tola, no tuvo éxito. Pese a la esperanza de que al aumentar la marea pudiera retomar su rumbo, el cetáceo falleció luego de horas de lucha.

Efectivos del Ejército, de la Policía, del Marena y de los Gabinetes del Poder Ciudadano, enterraron a la ballena la mañana de este sábado.

“Estamos terminando el detalle (entierro) de la ballena”, dijo el delegado del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) en la provincia de Rivas, Mario Rodríguez, a través de mediosoficialistas.

El animal encalló a eso de las 11:00 a.m. El delegado del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), Mario Rodríguez, comentó por la noche que miembros de instituciones del Estado, de proyectos que se encuentraban en la zona, pobladores y turistas se unieron para tratar de regresar a la ballena al mar, pero el esfuerzo no tuvo éxito.

[doap_box title=”La destazaron” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]Faustino Moraga Chávez, de 46 años, poblador de Popoyo, recordó que hace treinta años apareció otra ballena y dijo que en ese entonces los pobladores la destazaron y se repartieron su carne entre todos. “Ahora es muy diferente, todos estamos con pesar de ver esta enorme ballena atascada y sin poder regresar y estamos tratando de empujarla al agua, pero creo que ahí va a morir y yo te aseguro que ahora nadie la va a querer comer, porque tenemos más conciencia ambiental y sabemos que se gana más con el turismo”, afirmó Moraga ante del fallecimiento de la ballena.[/doap_box]

El funcionario, quien se encontraba en la zona, destacó la labor de unas cuatrocientas personas que al conocer la noticia unieron esfuerzos para tratar de regresar al animal a su hábitat.

Comentó que un biólogo marino llegó desde la capital y determinó que se trataba de una ballena azul hembra, de 17 y medio metros de largo. No estaba herida, ni golpeada, pero sí muy agotada.

Rodríguez informó que esperaban la llena del mar a las 9:00 p.m. para que la ballena retomara su camino.

Comentó que temprano se observaron por la zona tres ballenas y esta fue la que se quedó rezagada.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: