14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Bancos de semilla

La iniciativa de Ley reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Exportación e Importación de Semillas establece que “la semilla es el primer eslabón de la producción primaria y de la cadena agroalimentaria”. LA PRENSA/ ARCHIVO

Proteger identidad de la semilla criolla

La Comisión de Producción, Economía y Presupuesto continúa las consultas a la iniciativa de Ley reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Exportación e Importación de Semillas y esta vez el diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de esta comisión, insistió en aclarar que esta propuesta solo pretende proteger la identidad de las semillas criollas y acriolladas nicaragüenses.

 

La Comisión de Producción, Economía y Presupuesto continúa las consultas a la iniciativa de Ley reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Exportación e Importación de Semillas y esta vez el diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de esta comisión, insistió en aclarar que esta propuesta solo pretende proteger la identidad de las semillas criollas y acriolladas nicaragüenses.

[doap_box title=”Inquietudes de los productores” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]

Campesinos y productores agrícolas han expresado sus inquietudes sobre el anteproyecto de Ley reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Importación y Exportación de Semillas, debido al riesgo de privatizar los recursos genéticos (semillas) locales y afectar la soberanía alimentaria de miles de familias campesinas y del país.

También temen que si esta ley se aprueba tal y como está, a mediano plazo, las semillas estarán monopolizadas, concentradas y ningún pequeño productor podrá producir.

Se estima que unas 35,000 familias campesinas nicaragüenses producen alimentos, según el Programa Campesino a Campesino (PCAC).

El total de familias campesinas en Nicaragua que se beneficia de sus semillas criollas con su soberanía alimentaria anda por las cien mil familias, de acuerdo con el PCAC.

[/doap_box]

“Desde ningún punto de vista la ley persigue debilitar los mecanismos de producción, preservación y conservación de nuestra semilla criolla y acriollada”, dijo Gutiérrez al salir de la reunión con organizaciones de campesinos que expusieron sus aportes.

El diputado sandinista también quiso dejar claro que esta es una ley de semillas, no una ley de semilla certificada o semilla comercial, que implica otro tratamiento. Con esta nueva ley se deroga la Ley 280 (Ley de Producción y Comercio de Semillas).

Gutiérrez explicó que la propuesta de ley es más amplia que la Ley 280, garantizando los mecanismos para que semillas que vienen del exterior no alteren la genética de la semilla criolla nicaragüense.

“Nosotros debemos mantener la identidad de nuestros frijolitos criollos rojo, el tinto, el maíz pujagua. Nosotros no podemos poner en riesgo nuestra identidad de semilla y esta ley tiene que protegerlo”, indicó el diputado Gutiérrez.

Ayer fue consultada la Alianza de Semillas de Identidad, que aglutina treinta organizaciones campesinas que se dedican a la actividad agrícola. Sandra López, secretaria de la Alianza de Semillas, manifestó que su organización comparte los establecimientos de las propuesta de ley sobre el intercambio de las semillas, los bancos de semillas, la promoción y el rescate de la identidad de las semillas criollas.

IMPORTACIÓN DE HÍBRIDOS

El diputado Carlos Langrand afirmó que existen casos de importación de semillas mejoradas a través de procesos de modificación de biotecnología, lo cual modifica la semilla nicaragüense original.

En estas situaciones radica el temor de los productores y campesinos que se dedican a preservar la semilla criolla.

El diputado Langrand hizo ver que la producción campesina trabaja de manera artesanal, pero están claros de que hay mucho “trueque” (cambio) y la ley vendría a evitar eso.

Aunque los diputados reconocen que los campesinos son quienes se dedican a la conservación de la semillas, es el Estado el que debe protegerla creando bancos de germoplasma (semillas híbridas), explicó Langrand.

SEMILLA “ESLABÓN DE PRODUCCIÓN AGRÍCOLA”

La iniciativa de ley establece que el sector agropecuario es la principal actividad económica de Nicaragua y “la semilla es el primer eslabón de la producción primaria y de la cadena agroalimentaria”.

El diputado Gutiérrez dijo que próximamente van a consultar a los miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), a los miembros de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), entre otras organizaciones que han pedido ser consultadas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: