14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El raquítico financiamiento al sector agro

Un informe publicado ayer por la Sección Activos de LA PRENSA revela que apenas poco más del 14 por ciento de los 262,000 productores del país reciben financiamiento para su actividad agropecuaria según los resultados del IV Censo Nacional Agropecuario. En números absolutos ese 14 por ciento representa menos de 40 mil productores.

¿Qué tiene que hacer el resto para producir? Bien lo dice el mismo reportaje, deben en muchos casos “rebuscarla” o esperar a crecer, en producción, cuando los precios de determinados productos aumentan, claro, por razones exógenas. Claramente ese crecimiento es circunstancial.

Sin embargo la falta de financiamiento real al sector agropecuario no se limita a proveer fondos sino que debe ser acompañada por el seguimiento que se le debe dar al financiamiento para asegurarse que el dinero no tiene terceros destinos, y además la asesoría técnica que deberían facilitar el aumento de la productividad.

No es posible que los productores de maíz sigan sacando 21 quintales por manzana, o peor aún en el caso del frijol, una productividad de 15 quintales por manzana. El Gobierno, a través del Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor) está solicitando a la cooperación internacional 254 millones de dólares para poner en marcha la estrategia para Mejorar la Productividad en el sector agropecuario. La gran pregunta es a quién se lo están pidiendo pues el comunicado del Magfor no especifica y este Gobierno ha hecho un trabajo “excelente” en aislar a los donantes así que cualquier fondo que se obtenga será a través de préstamo.

Pero ante toda esta situación nos encontramos con varios problemas que deberían dar una solución integral ya que una política de financiamiento a los productores por sí sola, de ser exitosa e incluso si llegara a contar con el necesario asesoramiento técnico sería contraproducente si el resultado es incremento en la producción pero sin mercados. En el año 2002 LA PRENSA tituló Más maíz para nada, y recogía el éxito que se había tenido a través del Plan Libra por Libra para elevar la producción de maíz de 5.1 millones de quintales en el 2001 a 7.8 millones en el 2002, sin embargo no tenían mercado. De esa manera, el éxito en el aumento en la productividad tuvo el resultado negativo de botar los precios del producto. 

Es por eso que el Gobierno debe actuar de manera integral: financiamiento, asesoría técnica, reparación de caminos de penetración así como búsqueda y apertura de nuevos mercados./ Es precisamente para impulsar este tipo de políticas integrales que se deberían utilizar los fondos que por los últimos cuatro años el presidente inconstitucional Daniel Ortega y su círculo más cercano maneja como fortuna personal y que lo han utilizado para comprar canales de televisión, para convertirse en los mayores generadores de energía o para comprar una importante red de gasolineras.

El Gobierno está pidiendo préstamos por 254 millones de dólares para mejorar el hato ganadero. Una solicitud que no se sabe cuándo vendrá o si vendrá. Es más, esa solicitud ya la habían hecho meses atrás.

Pero desde el 2009 Ortega viene recibiendo 500 millones de dólares del acuerdo con Venezuela, o sea que la reconversión ganadera hubiera estado solucionada con solo el 50 por ciento de lo que Ortega recibió a través de Albanisa hace ya más de tres años y si además se firmara un tratado de libre comercio con Venezuela que paga a un buen precio pero cuyo comercio es monopolizado por Albalinisa, el aumento del sector carne y lácteo sería a estas alturas espectacular.

Y si el resto del dinero se destinara al banco Produzcamos para financiar a más productores en lugar de gastarlo en programas asistencialistas que no sacan a nadie de la pobreza o para que la familia gobernante tenga cada vez más poder económico, el impacto en la pobreza sería determinante.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: