14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Guillermo Argüello Poessy, Presidente de facto de la Contraloría. LA PRENSA/ Miguel Lorío

Guillermo Argüello Poessy: “Lloran como mujeres lo que no defendieron como hombres”

La Contraloría General de la República (CGR), el ente encargado de fiscalizar el uso de los recursos del Estado, pareciera tener el rostro viendo hacia otro lado. Atrás quedaron las actuaciones diligentes de los contralores en los casos de supuesta corrupción en el gobierno de Enrique Bolaños.

Por Eduardo Cruz.- Las noticias dan cuenta de cómo el gobierno de Daniel Ortega está manejando millones de dólares de manera discrecional, sin control. Escándalos de corrupción adornan al actual gobierno sandinista, como las contrataciones oscuras que realiza el aeropuerto, la Empresa Portuaria, el supuesto fraude en la Dirección General de Ingresos de Walter Porras y también los derroches en que incurre el Poder Electoral.

La Contraloría General de la República (CGR), el ente encargado de fiscalizar el uso de los recursos del Estado, pareciera tener el rostro viendo hacia otro lado. Atrás quedaron las actuaciones diligentes de los contralores en los casos de supuesta corrupción en el gobierno de Enrique Bolaños.

Para colmo, una sombra de ilegalidad e inconstitucionalidad cobija los cargos de los actuales contralores, quienes tienen sus períodos vencidos pero se mantienen en sus puestos gracias a un ilegal decreto de… adivinen quién: el presidente Daniel Ortega.

Guillermo Argüello Poessy alega que la Contraloría no tiene recursos para controlar el Presupuesto de la República en todo el país y tampoco cuenta con un respaldo legal suficiente, ya que las leyes no le otorgan ningún poder coercitivo, a pesar de que la Constitución establece en el artículo 155 que la Contraloría debe prevenir la mala utilización de los recursos del Estado.

En la actualidad lo que los contralores de facto no pueden soportar es que les cuestionen la legalidad de sus cargos, y eso fue lo que pasó en la Asamblea Nacional, cuando la diputada Miriam Argüello les dijo que no los reconocía como contralores.

::: ¿Qué pasó el día que llegaron a la Asamblea?

Solo recordé a aquel honorable magistrado que decía que era ilegal, ilícita e inexistente. La doctora Argüello pretende, con todo respeto, que este Consejo Superior es ilegal, ilícito e inexistente. Yo rápidamente tomé el consentimiento de mis compañeros y decidimos que ya que nosotros, la señora presidenta y la Comisión (de Probidad) nos consideraba ilegal, ilícitos e inexistentes, que mejor nos íbamos, así se lo comuniqué a la señora presidenta de la Comisión que teníamos que abandonar. Nos habían invitado a instancias de ella, ella nos invitó, nosotros no pedimos llegar allí, fue invitación de ella, entonces ¿para qué nos invitó?

::: ¿No será que perdieron una oportunidad para explicar el trabajo que se realiza en la Contraloría?

No, porque si desde el inicio te dice alguien que vos no ostentás la representación que decís tener, entonces ¿para qué vas a platicar con ella? Si ella no estaba conversando con el Consejo Superior de la Contraloría General de la República, que en ese carácter fuimos invitados, si ella dice que no, pues, lo mejor es irnos, no voy a entrar a discusión con la señora presidenta por el respeto que le debo, por su condición de dama, por su condición de legisladora y por su condición de presidenta de la Comisión no iba entrar yo a discutir con ella de la legalidad o no legalidad de los cargos que ostentamos, preferí apartarnos y abandonar.

::: ¿Qué sintió usted en ese momento?

Me sentí muy incómodo porque después de la forma tan amable que nos recibió la presidenta de la Comisión y todos los miembros de la Comisión, de repente salió con ese tema la niña Miriam, que no era el tema apropiado, la doctora Argüello me parece a mí que hizo mal en tocar un tema en el cual podíamos pasar mucho tiempo y muchas horas y nunca nos vamos a poner de acuerdo. Si lo que querían era saber qué pasaba en esas instituciones, pues tuvieron toda la oportunidad del mundo para pedirnos toda la información, pero desgraciadamente la Comisión perdió esa oportunidad.

::: ¿Es usted legalmente un contralor?

Si no, no estuviera aquí. Lo que se quiso hacer con estos cargos fue una jugada política de grupos que creyeron que podían desestabilizar al Gobierno. Al menos yo no me presto para ninguna de esas actividades políticas. Se quiso crear un caos en las instituciones, por dicha no sucedió así. Me atrevo a decir que en el último año se ha hecho aquí más de lo que se ha hecho desde que existe la Contraloría General de la República, si no andá ve el edificio que nos financió el BID. Para el BID existimos, para las instituciones del Estado existimos, para los partidos políticos existimos y somos una realidad cuando quieren el reembolso de la deuda política de la campaña, es aquí donde vienen y todos han reconocido la validez y la existencia de este Consejo.

::: ¿Siente que la Contraloría está realmente velando por los recursos del Estado?

Es obligación nuestra hacerlo.

::: ¿Pero siente que lo está haciendo?

Dentro de lo que podemos, lo hacemos. Claro, muchos quisieran que con cada noticia que aparece en un periódico practiquemos una auditoría, eso es imposible. No disponemos de recursos ni de personal para hacer auditorías cada vez que el periódico dice algo.

::: Lo que la gente siente es que la Contraloría no es efectiva.

¿Qué es lo que quisieran ver? Una Contraloría que no tiene recursos, que no tiene fuerza… ¿haciendo qué?

::: ¿En qué sentido no tiene fuerza la Contraloría?

Que nosotros no tenemos ningún poder coercitivo, nosotros lo que podemos hacer son auditorías, nada más. El resultado de las auditorías es público, está a la orden de ustedes todos los documentos, es el único lugar donde ustedes obtienen información.

::: Usted ha sido contralor por mucho tiempo, ¿en cuál de los últimos tres gobiernos siente usted que ha habido más corrupción, Alemán, Bolaños o el de Ortega?

La corrupción de los servidores públicos desgraciadamente es una conducta que desde las antiguas culturas tenemos señaladas esas desviaciones de los administradores de la cosa pública. Siempre vas a encontrar corrupción, pero siempre acordate que no hay funcionario corrupto si no hay afuera alguien que lo corrompe, no es que son los funcionarios públicos los únicos corruptos. ¿No será acaso, me pregunto yo, una enfermedad de la sociedad nicaragüense? El servidor público no es corrupto solo. El acto de corrupción trasciende a la sociedad. Hay alguien que da una dádiva para que se haga un determinado acto, alguien que compra a los servidores públicos, la corrupción no es patrimonio de los servidores públicos.

::: ¿Pero en cuál gobierno usted ha sentido más corrupción?

Es que la corrupción siempre va a existir, siempre, mientras existan hombres que están a cargo de la cosa pública, siempre van a existir en mayor o menor grado actos de corrupción, siempre han existido en la historia de la humanidad.

::: ¿Si tuviera que hacer un ranking?

No me atrevo a hacer ranking, no es mi trabajo. Para eso tienen firmas encuestadoras. Mi trabajo es hacer auditorías.

::: ¿Qué ha ocurrido en el caso de la Alcaldía? Algunos concejales están querellados por injurias y calumnias.

Quieren resolver todos los problemas políticos que los han causado por la incapacidad de ellos, quieren que esta Contraloría sea el instrumento para resolver cuestiones políticas. ¿Qué culpa tenemos nosotros de que uno de los concejales vino a denunciar aquí porque los concejales no participaban en la decisión de la adquisición de bienes de la Alcaldía? Si la ley lo que dice es que podrán incorporarse a los concejales, no necesariamente está obligado el alcalde a incorporar a los concejales en el Comité de Adquisiciones del municipio.

::: Los concejales lo que han denunciado son supuestos actos de corrupción en la Alcaldía.

Todo lo perdieron esos que ahora reclaman, todo lo entregaron sus jefes y ahora quieren que la Contraloría sea quien les resuelva todo. Están muy equivocados, la Contraloría General de la República no se va a prestar a los juegos políticos.

¿Qué credibilidad podrá tener en sus denuncias el embajador (Leonel) Teller?, cuando lo recuerdo en la rotonda repartiendo papeleta señalando como el mayor corrupto del país al doctor Arnoldo Alemán Lacayo. ¿Quién puede creer en él? Es denunciante de profesión. La gente es floja de la lengua y habla lo que no debe.

::: Cuando dice que todo lo perdieron y todo lo entregaron sus jefes, ¿estamos hablando del pacto Ortega-Alemán?

Eso vaya a preguntárselo, como dice el magistrado José Marenco, a otro, no me lo pregunte a mí.

::: Entonces, ahora…

Ahora vienen a llorar como mujeres lo que no supieron defender como hombres.

::: ¿Qué han indagado ustedes sobre el proceso de cedulación?

Nosotros no hemos hecho ningún trabajo en ese sentido.

::: ¿Qué han conocido del proceso electoral, referente a la impresión de las boletas y la compra de tinta?

No tenemos nada, nada, nada. Ahora el Consejo no necesita venir a pedir nada aquí. Por la nueva Ley de Contrataciones, el Consejo lo puede contratar directamente.

::: ¿En el caso de Walter Porras se habló de que la Contraloría fue apartada de las investigaciones?

Nosotros no hacemos investigaciones. Nosotros practicamos auditorías. De aquí se ordenó que se hiciera una auditoría en la DGI, estando allí los auditores gubernamentales, el señor director general de ingresos de esa época se sintió molesto por las preguntas que le hacían los señores auditores y tuvo diferencia con ellos y el resultado fue que vinieron los auditores y tuvieron que retirarse de la DGI. Cuando eso sucedió nosotros le enviamos una carta al señor Presidente de la República exponiéndole los hechos para que él a su vez llamara a su funcionario para que nos atendiera y comprendiera que está obligado a proporcionar la información que los auditores gubernamentales piden. Al día siguiente nos llamó el señor Porras, que llegaran los auditores, que había sido un mal entendido y se continuó trabajando en la auditoría que se está practicando.

::: Fue publicado un informe de la Policía que revela hallazgos en la DGI…

Nosotros estamos haciendo la auditoría, no puedo ni debo referirme al resultado de esa auditoría porque no estoy facultado para tratar un tema que está en conocimiento nuestro, hasta que se decida y sean notificadas las partes puedo hacer referencia a ese tema, de las responsabilidades, si es que hubiese alguna responsabilidad del señor exdirector de Ingresos.

::: ¿Pero han sido evidentes todos los hallazgos que se han publicado alrededor del caso Walter Porras?

Yo no puedo hablar de evidencias hasta no tener concluida la auditoría, no puedo hacer ninguna referencia. No debo hacerlo.

::: Pero esa no fue por ejemplo la actitud que hubo en la Contraloría con el caso de Pedro Solórzano, a quien en su momento lo señalaron fuertemente.

La nueva Ley Orgánica nos impone nuevas obligaciones.

::: Pareciera que en aquel momento hubo más beligerancia para señalar a Solórzano.

Tal vez ustedes así lo ven, pero yo no puedo referirme al contenido de la auditoría que se está practicando en la Dirección General de Ingresos, primero porque yo no soy el que hago la auditoría, yo no conozco los hallazgos que se tengan en esa auditoría. Cuando la auditoría termina, los auditores gubernamentales nos pasan a nosotros el informe, yo no tengo ese informe, no te puedo dar ninguna opinión sobre lo que no tengo.

::: Cuando habla de que la nueva Ley Orgánica les impone nuevas obligaciones, ¿a qué se refiere?

Dice claramente que no puedo hablar de resultados de las auditorías sino después de que está notificada.

::: ¿Antes no lo decía?

No.

::: ¿Quiere decir que ustedes están tratando de vigilar los recursos del Estado pero con pocos recursos?

No, es que el trabajo de nosotros es posterior, ustedes no lo quieren entender. La Contraloría no tiene facultades de policía, no somos policía de nadie. Hacemos auditorías que es un trabajo posterior. Me dicen algunos que es llegar cuando ya el paciente murió, sí. Hagan una nueva ley que diga que ningún pago se podrá hacer dentro del Estado sin autorización de la Contraloría y en vez de darnos miserables seis millones de dólares para manejar esta institución, deben de darnos por lo menos 30 millones de dólares, como Panamá que tiene 60. ¿No se dan cuenta que apenas tenemos seis millones de dólares para controlar todo el Estado, todos los poderes del Estado, los entes descentralizados, las empresas mixtas y 150 y tantas alcaldías, y los auditores internos? ¿Con seis millones de dólares? No hay recursos, no hay personal.

::: ¿Han hablado con el presidente Ortega sobre ese problema?

No vamos a hablar sino que vamos a enviar en el presupuesto del año que viene un aumento para los salarios de los auditores gubernamentales. Desde hace cinco años no se les aumenta, y ha habido incremento del costo de la vida. Pretendemos un 10 por ciento de aumento, que es muy poco, pero para el Estado es mucho. Para auditar el presupuesto, tenemos que contratar auditores temporalmente por seis meses, porque no tenemos con quién hacerlo aquí.

::: ¿Qué puede decir a quienes consideran que la Contraloría no está fiscalizando bien al gobierno de Ortega?

Les podría decir, primero que con los recursos que tenemos y con el cuerpo legal que tenemos hacemos lo posible. ¿Se pudiera hacer más? Sí, se pudiera hacer más. Nos comparan con Costa Rica. Costa Rica tiene control previo, nosotros no tenemos control previo. En esta institución hay pobreza. Esa silla donde estás sentado la recibí hace 12 años del ingeniero Jarquín y ahí la tengo en uso. La única silla distinta aquí es la mía, que es silla de ruedas. Aquí hay pobreza. Los vehículos que tenemos aquí asignados tienen como 14 años.

::: Después de este cargo, ¿seguirá siendo funcionario público?

Eso no depende de mí.

::: ¿Todavía aspira a ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia?

Ese es un querer que ya pasó. Ya ese es un amor que salió huyendo.

1307832974_207-DOM- entrevista2

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: