14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

La afinidad ideológica entre el presidente venezolano Hugo Chávez y el presidente Daniel Ortega ha propiciado que los beneficios de la ayuda de Venezuela sean mayores en el caso de Nicaragua, pero la existencia de la ayuda no fue mérito de Ortega. Fotos LA PRENSA

Ortega se quedó con el mandado

En total son 29 países los que ahora reciben la ayuda de Venezuela y solo cinco de ellos pertenecen al grupo del Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América). Es decir, son los únicos que están conectados ideológicamente con el presidente Hugo Chávez. Los demás no necesariamente comparten la misma visión política con Chávez, explica Edmundo Jarquín, actual candidato a la vicepresidencia por la alianza del PLI con la Unidad Nicaragüense por la Esperanza (UNE).

En total son 29 países los que ahora reciben la ayuda de Venezuela y solo cinco de ellos pertenecen al grupo del Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América). Es decir, son los únicos que están conectados ideológicamente con el presidente Hugo Chávez. Los demás no necesariamente comparten la misma visión política con Chávez, explica Edmundo Jarquín, actual candidato a la vicepresidencia por la alianza del PLI con la Unidad Nicaragüense por la Esperanza (UNE).

El presidente Ortega no es el artífice de que Nicaragua esté recibiendo la ayuda venezolana. La cooperación de Venezuela empezó antes de que Ortega asumiera el poder.

Lo que Jarquín no se explica es por qué el presidente Enrique Bolaños no la gestionó si Venezuela la ofreció a más de 20 países de Latinoamérica.

La ayuda de Venezuela es significativa para el país, explica por su parte el economista René Vallecillo. Son 10 millones de barriles de petróleo cada año, valorados cada uno en 78 dólares, equivaldrían a un monto de 780 millones de dólares, de la cual una cuarta parte es la que se recibe como donación para proyectos sociales, es decir, más de 200 millones de dólares. Vallecillo estima que en la realidad podrían ser 300 millones de dólares.

¿Cuánto es realmente lo que Nicaragua recibe de ayuda de Venezuela? ¿Cómo se utiliza? Son dos preguntas cuyas respuestas desconoce la mayoría de los nicaragüenses. El Banco Central de Nicaragua (BCN) ha publicado cifras globales, pero no detalla la información. “Lo importante es saber cuál ha sido el destino de esa ayuda”, cuestiona Vallecillo.

El anterior alcalde de Managua, Dionisio Marenco, pieza clave en esta ayuda, indicó en diferentes oportunidades que la ayuda venezolana es de “Estado a Estado”, y que nadie podía gobernar al país sin la misma, ya que la factura petrolera es demasiado costosa y solo con el crudo de Venezuela se pueden solucionar los problemas del país.

Vallecillo concuerda con Marenco en que la ayuda venezolana “nació bajo el paraguas de Gobierno a Gobierno”, pero también señala que “después se privatizó”.

El economista señala que se ha observado la ayuda venezolana en algunos programas sociales, como Usura Cero, Hambre Cero, Casas para el Pueblo, algunas carreteras, el subsidio energético, el de los transportistas, pero también una buena parte de esa cooperación le ha servido al presidente Ortega para hacer clientelismo político.

Para Vallecillo lo importante es preguntarse qué se habría podido hacer utilizando toda la ayuda en beneficios sociales a la población versus lo que se ha hecho. “¿Qué se pudo haber hecho con esos 300 millones de dólares (anuales)? ¿Cuántos hospitales se pudieron haber construido, cuántas escuelas, cuántos pupitres, cuántos kilómetros de carreteras, cuántas inversiones en energía, cuántos otros proyectos se pudieron haber realizado que tuvieran un mayor impacto en la lucha contra la pobreza?”, se preguntó Vallecillo.

2006.  El alcalde   de Caracas,   Venezuela,  Freddy Alirio Bernal Rosales,  enlaza las manos del alcalde  liberal de la ciudad de La Trinidad Sr.  Luis Jarquín y el alcalde sandinista de la ciudad de Managua  Dionisio  Marenco.

El economista René Vallecillo también considera que si el presidente Daniel Ortega no hubiese llegado al poder, aún así habría ayuda venezolana en Nicaragua. “Sí habría habido cooperación, aunque tal vez no a los niveles de ahorita”, expresa Vallecillo, quien considera que la ayuda venezolana es más generosa en estos momentos debido a la afinidad ideológica entre Chávez y Ortega.

Corría el mes de abril del año 2006. En Caracas, Venezuela, 53 alcaldes nicaragüenses, encabezados por el capitalino Dionisio “Nicho” Marenco, firmaron un convenio como Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic) con PDV Caribe, una filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Eran los tiempos en que gobernaba Enrique Bolaños, quien no se interesó en obtener la ayuda que Venezuela estaba ofreciendo a distintos países de Latinoamérica y por eso los alcaldes tuvieron que gestionarla.

Mediante el convenio se creó la empresa Alba Petróleos, la cual canalizaría la venta de crudo de Venezuela a Nicaragua a precios bajos. Además, el 50 por ciento de la deuda se tenía que pagar inmediatamente, un 25 por ciento a un plazo de 20 años con bajísimas tasas de interés y el otro 25 por ciento sería una especie de donación, para que en el país se impulsaran obras de desarrollo.

Con los fondos provenientes de Venezuela, el Estado nicaragüense debía impulsar programas energéticos, de salud, educación, cultura, deportes, agua potable, reparación y construcción de puertos, carreteras y hospitales.

El 10 de enero del año 2007 asumió la presidencia de Nicaragua Daniel Ortega, el líder del Frente Sandinista (FSLN). Un día después, el 11 de enero, Ortega estaba firmando con el presidente venezolano Hugo Chávez un acuerdo marco de cooperación bilateral. Paradójicamente, era el inicio del fin de la cooperación entre dos países, que daría paso a una privatización de la ayuda venezolana.

La manera en que el presidente Daniel Ortega está utilizando la ayuda de Venezuela violenta las leyes de Nicaragua, consideran Vallecillo y Jarquín.

La delegación de alcaldes nicaragüenses que viajó a Venezuela en junio  de 2006 para suscribir el acuerdo petrolero en el que luego se montó  Daniel Ortega una vez que fue presidente.

Para Vallecillo una de las primeras normas que viola Ortega es la Ley de acceso a la información pública. No hay ninguna institución del Estado que haya aclarado cómo se utilizan los recursos del Alba y cuánto es el total de esa cooperación.

[doap_box title=»Pacto de San José» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Un acuerdo como el que firmaron todos los países que reciben el petróleo de Venezuela tampoco es una idea nueva, pues en 1980 se presentó una situación similar conocida como el Pacto de San José, explicó Jarquín.

Este Pacto fue una declaración conjunta de Venezuela y México, suscrita el 3 de agosto de 1980 en San José, Costa Rica, mediante el cual ambos países se comprometen con Barbados, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, a garantizar el abastecimiento de crudo y sus derivados en épocas de crisis.

El Pacto no contempla precios más baratos ni preferenciales, ni da facilidades financieras especiales para la cancelación de la factura petrolera. Las condiciones crediticias que otorga son para que cada Estado beneficiario pudiera financiar proyectos de desarrollo económico, utilizando dinero de un fondo especial que se establece a partir de un porcentaje de la factura petrolera cancelada.

[/doap_box]

Inclusive, se ha especulado si esa cooperación, ahora que está privatizada por parte de Ortega y del FSLN, va a generar deuda pública o no, es decir, si en el futuro los nicaragüenses tendrán que pagar la factura petrolera de la cual hoy se lucra Ortega.

Antenor Rosales, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), aseguró recientemente que no hay deuda pública producida por la ayuda venezolana, ya que en la entidad que dirige no está registrada.

En el 2007, cuando Ortega firmó el acuerdo, el embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, afirmó que todo era un préstamo. «Nos interesa resaltar mucho que esto no son donaciones, (…) son préstamos, cooperación solidaria que Nicaragua va a pagar», resaltó Gómez al semanario Confidencial.

Ortega estaría violentando también el Presupuesto General de la República, ya que la ayuda venezolana la utiliza como un fondo separado y no entrega cuentas del mismo. Ni la Contraloría General de la República (CGR), entidad que fiscaliza la utilización de los recursos públicos, ha podido conocer la realidad de la ayuda venezolana.

Vallecillo señala que en Honduras, durante el período del presidente Manuel Zelaya, se recibía la ayuda venezolana casi en los mismos términos que Nicaragua, pero la diferencia es que la oposición hondureña logró que la misma fuese incluida dentro del Presupuesto General de ese país vecino.

René Vallecillo, especialista en temas económicos.

“Es lo lógico (que la ayuda se contemple dentro del Presupuesto General de la República), es lo sano. Las leyes no permiten que un Gobierno haga negocios paralelos al Presupuesto General de la República. Cualquier país serio no podría hacerlo, viola todas las normas”, opinó el economista.

Para Dionisio Marenco, el gestor inicial de la cooperación venezolana, la Contraloría General de la República debería de realizar una fiscalización de dichos recursos. Los contralores han anunciado auditorías a la empresa estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que está asociada con Alba Petróleos, la que maneja los recursos de la ayuda venezolana, pero afirman que no pueden auditar a Alba de Nicaragua (Albanisa). Tampoco han dado los resultados de las auditorías en Petronic.

Edmundo Jarquín considera que la Contraloría no ha hecho nada por controlar cómo está siendo utilizada la ayuda venezolana, sino que por el contrario, “solo legitima los abusos del presidente Ortega” con esos recursos.

El presidente Ortega ha utilizado los recursos de Venezuela para atraer votos, ya que logró inscribirse ilegalmente en el Consejo Supremo Electoral (CSE) como candidato presidencial de las elecciones generales de este año 2011. “Esa no debería de ser la lógica”, dice Vallecillo.

El presidente del BCN, Antenor Rosales, anunció que en este año 2011 el crecimiento económico de Nicaragua será de entre 3 y 3.5 por ciento.

Para René Vallecillo ese no debería de ser el crecimiento económico del país, porque el actual Gobierno de Daniel Ortega es el que más ayuda ha recibido, comparado con los últimos gobiernos. “Está recibiendo cerca de 1,000 millones de dólares al año. Ningún Gobierno de los últimos ha recibido esa ayuda. No deberíamos estar creciendo entre el tres y el cinco por ciento, deberíamos estar creciendo el ocho por ciento si la ayuda se usara eficientemente y mejor distribuida”, manifestó.

Un error que ha cometido Ortega, según Edmundo Jarquín, es que no ha valorado la ayuda que proviene de otros países y está tratando de apoyarse únicamente en Venezuela.

“Cualquier ayuda es bienvenida, no podemos pensar en sustituir una ayuda con otra, como ha sido la lógica de este Gobierno”, manifestó Jarquín, refiriéndose a que Ortega ha perdido la ayuda económica de Estados Unidos con la Cuenta Reto del Milenio (CRM) y también el apoyo de los países europeos

Antenor Rosales, presidente del Banco Central de Nicaragua.

Para Edmundo Jarquín, en un posible Gobierno de él junto con Fabio Gadea Mantilla tratarían de que la ayuda venezolana se mantenga en el país. Señaló que algunas personas están tratando de asustar a la población nicaragüense diciendo de que si Ortega pierde el poder, cesaría el apoyo de Chávez, pero aseguró que no es cierto.

“No dudamos de que Venezuela mantendrá la ayuda, aunque pierda Ortega”, expresó Jarquín, añadiendo que él y Gadea utilizarían los recursos de una forma diferente, con transparencia, incluyéndolos en el Presupuesto General de la República y sin andar preguntando a los beneficiarios a qué partido político pertenecen.

Para Marenco el problema no sería si en Nicaragua existe un cambio de Gobierno, sino si el cambio se da en Venezuela. Según Marenco, un nuevo presidente en Venezuela no necesariamente tendría que seguir el lineamiento de Chávez, de apoyar a los países latinoamericanos vendiéndoles petróleo con precios justos e intereses bajos, señaló el ex alcalde.

Una puerta se ha abierto para poder conocer sobre los montos y la forma en que se ha utilizado la ayuda venezolana.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha exigido algunos requisitos a Nicaragua para que el país continúe dentro de los programas financieros de ese organismo internacional con sede en Washington, Estados Unidos.

Entre esos requisitos está el que Nicaragua brinde un informe con toda la información sobre la cooperación externa que recibe, entre ellas la de Venezuela. El FMI quiere que Nicaragua demuestre transparencia con los fondos que recibe de otros países y organismos, y el informe debe reflejar todos los recursos provenientes de Venezuela.

Nicaragua tiene hasta junio próximo para presentar dicho informe.

La Contraloría General de la República ha recibido diversas denuncias por actos de corrupción de funcionarios del Gobierno de Ortega, pero el ente fiscalizador hasta ahora no ha descubierto ninguna mala utilización de los recursos del Estado.

Según Vallecillo, el problema de que la ayuda venezolana se esté utilizando de manera equivocada es que “una parte de esos recursos tendrán que pagarse”.

Vallecillo considera que el presidente Ortega ha realizado “una ingeniería jurídica y contable” para eludir los controles que debe haber sobre la ayuda de Venezuela.

El economista también señaló a las instituciones encargadas de cuidar los recursos del Estado, como la Contraloría General de la República, la Asamblea Nacional y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, de ser complacientes con el mandatario.

Chávez se ha hecho el loco, pero la oposición en Venezuela lo ha cuestionado por la ayuda que le brinda a los países centroamericanos, especialmente a Nicaragua.

Dionisio Marenco, exalcalde de la ciudad de Managua.

En enero del 2010, representantes de organismos de defensa de los consumidores y partidos de oposición de Venezuela pidieron a Chávez que explicara en el discurso anual a la nación por qué regaló más de ocho mil millones de dólares en 2009 a una veintena de países, entre los que figura Nicaragua, con un monto de dos mil 145 millones de dólares en el 2008, y siete mil millones de dólares desde enero de 2007.

Luis Caldera, en nombre de la Defensoría de los Consumidores, citó un informe elaborado en 2009 por el Centro de Investigaciones Económicas de Venezuela (Cieca), donde se revela que “Chávez logró sostener a Ortega desde que asumió el poder para consolidarle como su principal aliado político en Centroamérica, y catapultarle a una eventual reelección consecutiva en los comicios de noviembre de 2011”.

Las críticas se agudizaron después de conocerse que Alba de Nicaragua (Albanisa) reportó pérdidas en su estado de cuentas por 20.7 millones de dólares, según publicó el semanario Confidencial.

En una de sus visitas a Nicaragua, en abril del año 2010, y mientras viajaba en el vehículo Mercedes Benz de Ortega, Chávez fue increpado por periodistas sobre la ayuda económica de su país.

“Se critica mucho la cooperación venezolana porque se dice que se privatizó a través de compras de hoteles de lujo”, pregunta una periodista.

“No sé quién hará la crítica, ésta es una cooperación de gobierno a gobierno, de Estado a Estado, ésta es una cooperación entre gobiernos socialistas”, respondió Chávez.

—También se dice que es un negocio redondo con el tema de la energía, controlan la importación, generan energía y se la venden a Gas Natural— preguntó un periodista de LA PRENSA.

—¿Quién dice eso?— interrumpe Chávez.

—Ha salido publicado y en escrituras públicas…

—¡Publicado sale cualquier cosa!— expresó Chávez — Nosotros estamos aquí para cooperar con el pueblo y Gobierno de Nicaragua. Estamos creando un sistema socialista de interacción, allá los que digan lo que digan.

COMENTARIOS

  1. Diogenes de la Cruz Zelaya
    Hace 11 años

    Un dìa SI y otro tambien………..me pregunto. POR QUÈ LOS NICAS SOMOS TAN … Y TROPEZAMOS MILES DE VECES CON LA MISMA PIEDRA. Cuando saldremos de este letargo en que nos tienen los corruptos politicos. CAMBIA NICARAGUA… CAMBIA.

  2. Espiritu de Nicaragua
    Hace 11 años

    Señores la ayuda Venezolana no es nueva siempre Venezuela a cooperado con Nicaragua, Carlos Andrés Pérez ayudo mucho y otros presidentes Venezolanos a Nicaragua, la verdad Venezuela admira al pueblo de Nicaragua son dos pueblos hermanos que estarán juntos hasta el fin de los siglos, no de los gobiernos de turnos. Hay que ser patriótico y tener amor a Nicaragua.

  3. marta
    Hace 11 años

    Ahora que esta la oposicion en el congreso de venezuela talvez hablando saldan cuentas y dejan un escrito que los negocios son privados del partido FSLN y no del gobierno o de los nicaraguenses ,sino hacen eso los padres de la patria el pueblo mas adelante les pasara la factura.. Ustedes se imaginan la carga de la deuda en impuestos para pagar esos negocios del petroleo

  4. merchandise991
    Hace 11 años

    Ortega y sus secuases se robaron los fondos. Quien esta investigando la fotuna de lo orteguistas? Robo y mas robo ha sido la constante de estos….. Y las consecuencias por esos actos? Nicaragua echa …!!

  5. osmar tercero
    Hace 11 años

    Tenemos a la Gallinita de huevos de oro. Nicaragua tiene que tener un avance Economico en Energia,Viviendas y estabilidad laboral.LA OPOSICIOn tiene que hacer su parte ya vasta de bla,bla,bla que eso no es desarrollo economico. Felicito al Presidente de mi republica Daniel Ortega con solo ser bachiller lo tanto que ha ayudado al pueblo Nicaraguense ….

  6. El mandado se lo comio el Bachi, vienen a cobrar
    Hace 11 años

    ….no come… Kadafi no lo aflojo $$$$$$$ del Imperio de EE.UU, porque sabia lo que le venia? con todo el dinero que compro al pueblo? lo usaron contra él mismo. La Victoria está al alcanze de tu mano Pueblo Democratico, mas cerca de lo que piensa.

  7. Eliseo
    Hace 11 años

    Tristemente Nicaragua, ha sido golpeada por Terremotos,guerras,maremotos,Huracanes,erupciones volcanicas,deslaves, y la ultima plaga para completar las siete, han sido el abarrotamiento de politicos, sin exepcion de partido que con el mal que le han inflingido al desarrollo, doblegan en desgracias, los provocados por la naturaleza.
    Si la ciudadania en general tomara cartas en el asunto, y optara por normas Draconianas, la plaza mayor, fuera chica para realizar linchamientos contra Lacras.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: