14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Imagen referencual del Cementerio Municipal de Jinotepe, Carazo. Foto: Tomada de Stereo Romance

Profanan tumbas de víctimas de la Operación Limpieza en Jinotepe

La Asociación Madres de Abril (AMA) confirmó la profanación de las tumbas de Gerald Barrera y Bismarck Arias Díaz, indicando que "paramilitares" ligados al orteguismo arrancaron flores en una de las sepulturas y en otra dañaron la cerámica

La Asociación Madres de Abril (AMA) denunció, en entrevista con LA PRENSA, que confirmaron este 9 de julio la profanación de dos de las sepulturas donde reposan los restos de personas asesinadas en el contexto de la Operación Limpieza del 8 de julio de 2018, ordenada por el régimen Ortega y Murillo en Jinotepe, Carazo.

Las tumbas que hasta ahora se confirmaron como profanadas son las de Gerald Antonio Barrera, asesinado el 8 de julio de 2018 a sus 25 años, y la de Bismarck Arias Díaz, quien pereció el 11 de julio de 2018, a sus 37 años. Ambos decesos ocurrieron en el contexto de la Operación Limpieza en Jinotepe, Carazo.

Podría interesarle: Adoctrinamiento político del orteguismo alcanza a la niñez nicaragüense

AMA detalló a LA PRENSA que la sepultura de Arias Díaz tenía flores que había sembrado la madre de la víctima, además de arreglos florales que la familia lleva de vez en cuando, y se enteraron que personas identificadas como “paramilitares”, ligados a la dictadura Ortega Murillo, llegaron para “arrancar todas las plantas” y “le quitaron todos sus arreglos florales”.

En el caso de la bóveda en la que reposan los restos de Barrera, comprobó la Asociación de Madres de Abril, estas mismas personas habrían dañado parte de la cerámica que la recubre.

Muerte de Arias Díaz no fue esclarecida

Las causas de la muerte de la víctima Arias Díaz, según reportes de este medio de comunicación, no fueron aclaradas en ese entonces por las autoridades de salud, aunque un oficial de la Policía de Jinotepe aseguró a la familia que murió en un “aparente fuego cruzado”.

Arias Díaz fue reportado como desaparecido el 8 de julio de 2018, fue buscado por su familia en estaciones de la Policía, y dos días después fue encontrado intubado en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, donde horas después falleció.

Relacionada: Dos hombres que habían desaparecido en Carazo aparecen muertos en Managua

En el caso de Gerald Antonio Barrera Villavicencio, confirma AMA en su portal Museo de la Memoria, pereció tras ser “impactado con disparos de armas de fuego que lanzaron los paramilitares contra los manifestantes que estaban en las barricadas y que se defendían con morteros” en Jinotepe.

Barrera Villavicencio recibió, durante la Operación Limpieza de ese 8 de julio de 2018, “una bala certera en sus costillas, con orificio de entrada y salida, que le perforó los pulmones, a escasos metros de su casa”. 

AMA, integrada por familiares de las víctimas de la represión orteguista a las protestas sociales de 2018, ha demandado en los últimos seis años “justicia sin impunidad” para cada una de estas víctimas del orteguismo.

Nacionales Carazo Jinotepe Operación Limpieza

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí