14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

La opinión del presidente de Costa Rica sobre el régimen de Nicaragua

Los medios informativos nicaragüenses en el exilio destacaron la noticia de que el presidente de Costa Rica eludió calificar al régimen de Nicaragua como una dictadura.

El primer mandatario costarricense, Rodrigo Chaves, fue entrevistado el lunes11 de marzo en la noche por el periodista Fernando del Rincón en CNN en Español. La señal de esta cadena televisiva estadounidense está censurada en Nicaragua, de manera que dentro del país deben haber sido muy pocas las personas que pudieron ver la entrevista. Pero esta tuvo mucha repercusión en los medios informativos independientes de Nicaragua que debido a la represión del régimen operan desde fuera del país por medios electrónicos.

El periodista de CNN en Español preguntó al presidente de Costa Rica cómo califica al régimen de Nicaragua, que es señalado por organismos internacionales como “una “dictadura”. La respuesta fue: “Ubico a Nicaragua como un vecino a través del cual pasa nuestra mayor cantidad de comercio internacional vía terrestre. Debemos tener una posición diplomática, tratar de ser buenos vecinos mientras comunicamos nuestra visión del mundo”.

Sin embargo, el presidente Chaves precisó que Costa Rica ha presentado en los organismos internacionales su posición con respecto a la violación de los derechos humanos y la falta de democracia en Nicaragua.

Del Rincón también preguntó al presidente tico sobre el ciudadano nicaragüense Douglas Pérez Centeno, quien fue entregado por las autoridades de Costa Rica a la Policía de Nicaragua, a pesar de que los medios independientes y los defensores nicaragüenses de derechos humanos lo habían identificado como opositor al régimen de Daniel Ortega.

La explicación del primer mandatario de Costa Rica fue que la extradición de Pérez Centeno fue decidida por el poder judicial de su país, que toma las decisiones de acuerdo con la ley y de manera independiente. Pero aclaró que el nicaragüense extraditado no tenía estatus de refugiado ni de asilado, y aseguró que Costa Rica jamás entregaría a una persona extranjera que tenga esa condición política y jurídica.

Cabe recordar que unos tres meses antes de su escueta respuesta diplomática al periodista de CNN en Español, del lunes de esta semana,  sobre lo que piensa de Nicaragua, el presidente Rodrigo Chaves había hablado en términos muy cordiales sobre el régimen de Daniel Ortega. “Con Nicaragua somos países hermanos. Yo de vez en cuando consulto con el presidente por teléfono y con la señora vicepresidenta. Hay una relación sumamente cordial y constructiva en lo que respecta a la relación bilateral”, dijo Chaves a la agencia de noticias Efe en una declaración publicada el 11 de diciembre del año pasado.

En realidad, el gobernante costarricense no está obligado a decir que el régimen de Nicaragua es una dictadura, como sí lo dicen otros presidentes democráticos latinoamericanos y jefes de gobierno europeos. Y como lo denuncian todos los expresidentes de Costa Rica, antecesores de Chaves.

Se supone que en general todos los gobernantes de los países que pertenecen a la OEA tienen la obligación de velar por el respeto a la Carta Democrática Interamericana y la Convención Americana de Derechos Humanos. Y por lo tanto de repudiar a los regímenes autoritarios que se han enquistado en algunos países del hemisferio occidental.

Pero esa obligación es solo jurídica y moral. Nadie los puede obligar, solo su conciencia democrática y su vocación de solidaridad y humanitarismo internacional, los que poseen esas excelsas virtudes políticas.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí