14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.
SIP

Marcos Medina denunciando su destierro en la CPDH. LA PRENSA/Captura de video

Marcos Medina: “Teníamos planes familiares en Nicaragua y ahora todo se nos derrumba”

El comunicador denunció ante la CPDH en Estados Unidos el destierro que sufrió él y su familia el pasado 24 de julio, por orden de la dictadura Ortega Murillo

El periodista Marcos Medina, director del portal noticioso Fuentes Confiables, denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), con sede en Estados Unidos, el destierro del que fue víctima el pasado 24 de julio, junto con su esposa e hija, luego que la dictadura orteguista le negó el retorno a territorio nicaragüense a través de una notificación enviada por la Dirección General de Migración y Extranjería de Nicaragua a la aerolínea Spirit.

“Viajé a Estados Unidos junto a mi esposa e hija, atendiendo asuntos médicos familiares y por eso estuvimos aquí (en Estados Unidos) una semana, pero horas antes de hacer el prechequeo para el vuelo de retorno el código que te dan en la aerolínea para hacerlo se desactivó, no nos dejó hacerlo. Me comuniqué con Spirit y me dicen que me van a pasar con un supervisor, quien me dice que la Dirección General de Migración y Extranjería de Nicaragua me había puesto una restricción, que no permitía mi retorno y el de mi familia”, denunció Medina en conferencia de prensa junto a defensores de la CPDH.

Lea también: Dictadura destierra al periodista Marcos Medina

El comunicador —entre lágrimas— afirmó que conocer la noticia de que no podría volver a su patria, el país donde nació y trabajó como periodista por más de 10 años, “fue bastante dura”, sobre todo porque no solo lo afectaba a él sino también a su esposa e hija.

“Teníamos planes familiares en Nicaragua”, afirmó Medina, mientras el llanto lo interrumpió, tomó unos segundos y retomó: “Y ahora todo se nos derrumba”.

Medina remarcó que ni él ni su familia esperaban quedarse en Estados Unidos, porque en Nicaragua ya tenían una vida, trabajos formales, estudios, y ahora por la dictadura orteguista tendrán que “empezar de cero, mi hija a un nuevo colegio, nuevos compañeros; mi esposa a buscar un trabajo, formas de sobrevivir. Yo tengo trabajo formal en Nicaragua, ahora no tengo, no tengo permiso laboral, y son situaciones que a uno a veces lo frustran, pero estamos confiados en que Dios nos acompaña y vamos a salir victoriosos”.

Además, resaltó que su trabajo en Nicaragua “ha sido público”, desde la plataforma virtual Fuentes Confiables y en el noticiero Seis en Punto de Radio Corporación, y su viaje no fue para nada distinto que atender asuntos familiares, por lo que ahora, tras conocer el destierro, decidió denunciar, dejar en evidencia la decisión de las autoridades de Migración en Nicaragua, para que “se documente públicamente este caso y que las organizaciones lo lleven hasta donde sea correspondiente”.

“Mi trabajo siempre ha sido público, no ando buscando información que busca alguna alteración contra el Estado, nada de eso. Yo hacía las preguntas que correspondían en la medida de lo posible”, indicó el comunicador, recordando que la situación para el periodismo en Nicaragua “es difícil porque están encima de nosotros, está la Ley de Ciberdelitos, que dependiendo de cómo se interprete podés ir detenido, sancionado, podés ser declarado traidor a la patria, estamos en esa línea entre la espada y la pared”.

CPDH repudia destierro ordenado por la dictadura

La CPDH, tras recibir la denuncia del comunicador, condenó y repudió la decisión “arbitraria y abusiva de la dictadura sandinista”, que se adjudica el derecho de decidir quién puede entrar o salir de Nicaragua.  

El abogado Marcos Carmona, defensor de la CPDH, resaltó que ejercer el trabajo periodístico en Nicaragua “es difícil, como es difícil también el trabajo de los defensores de derechos humanos”, ya que la dictadura orteguista ve “toda información que los hombres y mujeres de prensa y defensores damos a conocer, como una agresión”.

Carmona señaló que como CPDH han conocido muchos otros casos de nicaragüenses que al igual que Medina han sido desterrados de Nicaragua a través de una notificación de Migración y Extranjería, pero que no se denuncian públicamente a petición de las víctimas.

“La dictadura de Nicaragua está cometiendo un delito de lesa humanidad porque está desarraigando a los compatriotas, negándoles a ingresar a sus propios países”, denunció Carmona.

Además, reveló que próximamente como CPDH tendrán una reunión con el Grupo de Expertos en Derechos Humanos sobre Nicaragua (Ghren) de las Naciones Unidas, en la que expondrán todos estos destierros y despojos de nacionalidad ordenados por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Destierros y despojos de nacionalidad ordenados por la dictadura

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en los últimos seis meses ha desterrado y despojado de su nacionalidad a más de una docena de periodistas, blogueros, directivos y propietarios de medios de comunicación independientes de Nicaragua.

El 9 de febrero pasado, el orteguismo ordenó desterrar y despojar de su nacionalidad a los primeros periodistas y directivos de medios de comunicación, entre ellos: Miguel Mora, propietario de 100% Noticias; Miguel Mendoza, cronista deportivo y Juan Lorenzo Holmann, gerente general de LA PRENSA, quienes junto con otros 219 presos políticos fueron enviados por el orteguismo en un vuelo directo a Estados Unidos.

Una semana después, la dictadura también despojó de su nacionalidad y confiscó los bienes de otras 94 personas, entre ellas al menos 13 periodistas y directivos de medios de comunicación. Algunas de las víctimas de esa ola represiva fueron: Carlos Fernando Chamorro, director y propietario de Confidencial y de los programadas Esta Noche y Esta Semana; Wilfredo Miranda, corresponsal en Nicaragua del diario español El País y parte del equipo de Divergentes; Sofía Montenegro, periodista, socióloga y feminista, y Lucía Pineda Ubau, jefa de prensa de 100% Noticias.

Podría interesarle: Policía orteguista cerca entrada de la parroquia Santiago Apóstol de Boaco

También a Luis Galeano, director de Café con Voz; Jennifer Ortiz, directora y propietaria de Nicaragua Investiga; Patricia Orozco, de Agenda Propia; Manuel Díaz, de Bacanal Nica; Álvaro Navarro, director y propietario de Artículo 66; David Quintana, director de Boletín Ecológico; Aníbal Toruño, director y propietario de Radio Darío, y Santiago Aburto, de BTN Noticias.

Nacionales CPDH destierro periodistas de Nicaragua archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí