14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Régimen de Ortega consigue oxigenar la economía con fuerte aumento de remesas desde EE. UU.

Los números que muestran los resultados que el régimen de Ortega está obteniendo de su perversa estrategia de expulsar al exterior a miles de nicaragüenses, especialmente hacia EE. UU.

La estrategia del régimen de Daniel Ortega de alentar la migración masiva de nicaragüenses hacia Estados Unidos parece estarle dando resultados para evitar que la economía, que actualmente atraviesa un proceso de profunda desaceleración, se derrumbe.

Tras casi dos años de masiva migración, el Banco Central de Nicaragua (BCN) informó este jueves que los ingresos por remesas cerraron el primer cuatrimestre en 1,394.6 millones de dólares, 60.9 por ciento más comparado con igual periodo del año pasado, cuando sumaron 866.5 millones.

La principal fuente de crecimiento de los ingresos proviene de la comunidad migrante que está en Estados Unidos, desde donde ingresaron a la economía nicaragüense 1,131.4 millones de dólares, 83 por ciento más comparado con los 618.8 millones de dólares reportados en el periodo comparado de 2022.

De hecho, del total de las remesas recibidas en abril (374.3 millones), el 80.8 por ciento provino de Estados Unidos (302.5 millones de dólares), 6.4 por ciento de Costa Rica, 5.6 por ciento de España, 1.2 por ciento de Panamá y 0.7 por ciento de Canadá, los que en conjunto representaron el 94.8 por ciento del monto global, según el BCN.

A base de persecución y represión estatal, el régimen de Ortega ha empujado a más de 300 mil nicaragüenses al exterior, siendo Estados Unidos el principal destino de esta ola migratoria, que si bien comenzó en el 2018 tras la crisis sociopolítica, esta se acentuó el año pasado.

Masiva fuga de mano de obra

Tal ha sido la explosión migratoria provocada por la dictadura, que según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), en el año fiscal 2020, solo fueron capturados 3,164 nicaragüenses, sin embargo, en el siguiente lapso fiscal se disparó a 50,722.

Hasta ahora, el año fiscal 2022 hay sido el periodo de mayor apogeo en la migración nicaragüense hacia Estados Unidos, con la captura de 164,600 connacionales; mientras que en el año fiscal actual —que comenzó en octubre pasado y se extiende hasta septiembre de este año— ya han sido detenidos en las fronteras 108,986 nicaragüenses.

Es decir que la persecución del régimen contra la población, especialmente con la que adversa al partido de gobierno, está ocasionando que ahora la dictadura vea favorecida la economía, especialmente el consumo interno, con la llegada histórica de remesas, un hecho que ya se repitió el año pasado, cuando el Banco Central reportó 3,224.9 millones de dólares en envíos, más que los 2,146.9 millones recibidos en el año anterior.

Las remesas captadas en los primeros cuatro meses de este año están próximas a alcanzar los 1,851.4 millones de dólares captados en todo el 2020, año en que aún no se había acelerado la salida masiva de nicaragüenses, que también huyen del impacto de tres años de recesión económica (2018-2020), el aumento exorbitante de la carestía de la vida, más desempleo y el estancamiento de los salarios.

El ritmo de crecimiento de las remesas en Nicaragua, que son fundamentales incluso para garantizar la sostenibilidad de las finanzas del régimen en sus cuentas nacionales, así como la estabilidad cambiaria, supera el comportamiento de los mismos ingresos en los países de la región que históricamente han sido un dolor de cabeza para Estados Unidos.

Aumento exorbitante

En el informe del primer trimestre de remesas del BCN, se muestra que Nicaragua tiene la tasa de aumento de estos ingresos más alta de Centroamérica, superando incluso la media de la región que hasta marzo fue de 11.6 por ciento.

Por ejemplo, Guatemala, el mayor captador de remesas de Centroamérica, especialmente de Estados Unidos, en los primeros tres meses de este año reportó un aumento de 12.6 por ciento respecto a similar lapso del 2022, mientras que Nicaragua fue del 61.3 por ciento en el periodo de referencia.

Otro es El Salvador que informó de un incremento trimestral de sus remesas de 5.7 por ciento; Honduras un aumento de 9.2 por ciento; y República Dominicana 3.8 por ciento.

Especialistas han explicado que las remesas en Nicaragua, bajo la administración de Ortega, han sido fundamentales para no solo reducir los niveles de pobreza, sino también para ahora frenar el descontento social, sostener la recaudación fiscal y aliviar el impacto del desempleo. No obstante, han advertido que en el futuro inmediato la economía sufrirá por la fuga de la mano de obra.

El comportamiento de otras regiones

El aumento de las remesas acumuladas al mes de abril fue explicado principalmente por el aumento de los flujos procedentes de Estados Unidos y de Costa Rica.

Desde Costa Rica ingresaron 102.9 millones de dólares, con un aumento de 21.8 por ciento. En tanto, se reportan caídas desde España (-5.2 por ciento) y Panamá (-16 por ciento), entre otros.

Economía Nicaragua Remesas archivo

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 1 año

    ¿Y a quien le envían las remesas si todos están aquí? Los venezolanos y casi todos los sudamericanos pueden votar en elecciones de indole politico desde el exterior. Los nicaragüenses en el exterior están contribuyendo a la economía de Nicaragua y por tanto deben de tener el derecho a votar como el resto de nacionales de otros países lo poseen.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí