14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Jonathan Loáisiga ha mostrado dificultades para controlar sus lanzamientos y lo ha pagado muy caro en la actual temporada.

Furia ofensiva de los Yanquis rescata a Jonathan Loáisiga de un tormentoso relevo

Loáisiga dejó escapar una ventaja 7-4 ante los Medias Blancas en una de sus actuaciones más discretas en medio de una temporada tormentosa

Aunque el general MacArthur haya dicho que “nada sustituye a la victoria”, hay algunos triunfos que no saben a gloria. Jonathan Loáisiga debe estar de acuerdo. Este jueves entró en acción para sostener una ventaja de los Yanquis sobre los Medias Blancas, pero fue atacado y debió ser rescatado de nuevo por los neoyorquinos, quienes al imponerse 15-7, no solo le evitaron cargar con una potencial derrota, sino que le permitieron terminar convertido en el ganador.

En medio de una campaña que ha sido tormentosa, Loáisiga tuvo una de sus peores salidas con los Yanquis, que impulsados por un furioso ataque de Giancarlo Stanton, quien disparó dos jonrones y otro más de Aaron Judge, le entregaron a Jonathan una ventaja de 7-4 en el cierre del séptimo episodio sin out y con un corredor en base, pero el pinolero no se pudo afincar en la colina y tras una base a Tim Anderson, admitió jonrón a Yoan Moncada.

Te puede interesar: El Bóer despreció a una joya del montículo que ahora impacta con los Dantos

Así que, en un parpadeo, la pizarra estaba nivelada 7-7 y la confianza depositada en el nica sufría un nuevo golpe. Luego de una conversación en la loma con el coach de pitcheo Matt Blake, Loáisiga continuó y dominó a José Abreu y Luis Roberts en roletazos al shortstop, mientras un tercer cubano, Yasmani Grandal, fallaba en batazo por segunda para cerrar la pesadilla, que le disparó la efectividad al nica a 5.93, aunque mejoró su balance a 1-1.

No hay forma de maquillar las dificultades que sufre Loáisiga para alcanzar el nivel que exhibió el año pasado, cuando lució como uno de los mejores relevistas de su liga. Hay opiniones sobre sus disparos, que han perdido movimiento e incluso velocidad, pero el trancazo de Moncada fue sobre un envío a 98.7 millas y las mediciones indican que aún conserva sus variantes, sin embargo, es evidente como batalla con el comando de sus lanzamientos.

El jonrón del cubano Moncada es el tercero que permite Loáisiga en la temporada. Y pensar que el año pasado admitió tres en toda la campaña. Ahora le batean tres cuadrangulares en 13.2 innings. El año pasado toleró tres en 70.2 episodios. En ese trayecto en 2021, solo dio 16 bases por bolas, pero ahora lleva ocho en 13.2 innings, en los que acumula 10 hits, nueve carreras limpias, 12 ponches, un average en contra de .208 y un whip de 1.32.

Por fortuna, tiene salud y hay espacio para una recuperación, pero es claro que necesita de muchos ajustes para regresar a los niveles de brillantez que exhibió en el 2021. Y menos mal que los Yanquis están atacando como bombarderos, de lo contrario, el nica ya habría sufrido al menos tres derrotas en esta temporada. No obstante, con su talento y con su determinación, no hay dudas que puede volver a ser el relevista confiable del año pasado.

En el desafío, los dos jonrones de Stanton le permitieron remolcar seis carreras, mientras que Judge acumuló cuatro empujadas y Josh Donaldson, quien también se voló la cerca, terminó con tres impulsadas en un juego en el que también fue clave un triple de Anthony Rizzo, un infield hit empujador de dos carreras de Judge y un corring muy inteligente de Gleyber Torres, justo cuando el partido estaba en las brasas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: