14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Brian A. Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos. LA PRENSA/Archivo

EE. UU. señala al régimen de “robar el futuro de la juventud nicaragüense” al reducir fondos y cerrar universidades

En los últimos años, el régimen a través del CNU le ha reducido considerablemente a tres universidades privadas los recursos provenientes del 6% del PGR, entre ellas a la UCA

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian A. Nichols, responsabilizó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de robar el futuro de la juventud nicaragüense al reducir los recursos provenientes del Presupuesto General de la República y cerrar universidades privadas del país.

A la vez, señaló al régimen de truncar el futuro de los estudiantes activistas y líderes opositores.

“El régimen de Ortega-Murillo roba el futuro de la juventud nicaragüense al recortar los fondos y cerrar las mejores universidades del país y poner en lista negra a los estudiantes activistas”, escribió este miércoles Nichols en su cuenta de Twitter.

Asimismo agregó que “al régimen solo le importa el control y poner todo un país al servicio de una familia”.

En los últimos años el Consejo Nacional de Universidades (CNU) le ha reducido considerablemente a tres universidades privadas los recursos provenientes del seis por ciento del Presupuesto, que por ley reciben los centros de educación superior. Por este recorte, tres de las diez universidades que pertenecen al CNU han quedado sin posibilidad de otorgar becas y, mientras esto ocurre, los recursos destinados a la Secretaría Técnica de esa entidad han crecido.

Las asignaciones a la Secretaría Técnica pasaron de 107.13 millones de córdobas en 2017 a 439.07 millones en 2021. Es decir, un crecimiento de 310 por ciento. Esto ocurre mientras las asignaciones a las siete universidades que no han sido castigadas con grandes recortes se han mantenido estancadas o registrado reducciones leves.

UCA reduce programa de becas

Por cuarto año consecutivo, el CNU redujo la asignación presupuestaria que cada año recibe la Universidad Centroamericana (UCA), procedente del 6 % constitucional. Por esta razón, la universidad se ve obligada a replantear su programa de becas, ya que este depende de la asignación de dichos recursos.

«Hasta este momento la universidad no ha dejado de renovar anualmente las becas de estudiantes activos. No obstante, ha tenido que reducir significativamente el número de becas asignadas a estudiantes de nuevo ingreso», indicó la dirección de la UCA a LA PRENSA.

Lea además: Régimen ofrece 20 mil becas universitarias, tras reducirle el presupuesto a la UCA

Esta casa de estudio privada —que figura entre las 10 mejores universidades de Centroamérica— ha defendido abiertamente a los estudiantes que iniciaron las protestas contra el régimen de Daniel Ortega en abril de 2018. En el siguiente año, como medida de represalia la dictadura comenzó a realizar recortes en el presupuesto destinado a la UCA.

En 2018, la UCA recibió 251.8 millones, en 2019 el CNU le redujo hasta en un 26.7 por ciento el presupuesto asignado, entregándole solo 184.5 millones de córdobas, situación que obligó a esta casa de estudios a tomar las mismas medidas que aplicaron este año: reducir el número de becas.

Venganza política

Sin embargo, la UCA no es la única afectada. Según registros del Ministerio de Hacienda, la Universidad Católica Agropecuaria del Trópico Seco (Ucatse), ubicada en Estelí, también ha sufrido fuertes recortes. En 2017 recibió 54.25 millones de córdobas y en 2021 solamente 10 millones. Con ello se ha dejado sin la oportunidad de conseguir una beca a cientos de jóvenes de la zona de Las Segovias. Muchos de ellos son hijos de pequeños productores y campesinos que por la cercanía y las carreras que ofrece acudían a esa universidad que cuenta con internado.

La Ucatse la mayor afectada, cuyo rector magnífico es monseñor Abelardo Mata, obispo emérito de Estelí. Desde el retorno de Daniel Ortega al poder en 2007, Mata se convirtió en una de las voces más críticas dentro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y fue uno de los primeros en denunciar los abusos y violaciones a los derechos humanos que cometían las autoridades.

La otra universidad castigada, aunque en menor medida, es la Universidad Internacional de Agricultura y Ganadería, ubicada en Rivas. En 2017 recibió 80.28 millones de córdobas y en 2021 solamente 59.87 millones. Este recorte también dejará sin oportunidades a jóvenes de escasos recursos de la zona sur del país que acudían a esa universidad y cuyas becas también incluyen internado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: