14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
salario mínimo, Mitrab, empleos, Nicaragua

Mesa negociadora del salario mínimo. Jueves 30 de enero 2020. LA PRENSA/Tomada de redes sociales

Sindicatos sandinistas piden ajuste de salario mínimo de entre 5 y 10 por ciento

Roberto González, secretario general de la CST, dijo que solo el año pasado la cesta familiar de 53 productos acumulaba un alza de 996 córdobas, uno de los peores incrementos de los últimos cuatro años.

Entre un 5 y 10 por ciento, es el ajuste del salario mínimo que este año pedirá la Central Sandinista de Trabajadores (CST) ante la mesa de negociación, por el fuerte aumento que ha experimentado el costo de la canasta básica, que rebasó los 15,000 córdobas el año pasado y que desde el 2018 acumula un alza de más de 2,174 córdobas.

Roberto González, secretario general de la CST, dijo que solo el año pasado la cesta familiar de 53 productos acumulaba un alza de 996 córdobas, uno de los peores incrementos de los últimos cuatro años. En este último periodo el alza más significativa había sido en el 2019 (con más de 722 córdobas) en el contexto de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria.

El sindicalista, afín al régimen de Daniel Ortega, recuerda que en el 2018 se acordó un ajuste de 10.40 por ciento y que esto no tuvo ningún efecto negativo en la economía, que sí se vio afectada por lo que él tilda como «intento fallido de golpe de Estado», cuando realmente se trataron de protestas contra una reforma a la Seguridad Social, que afectaba a los trabajadores y pensionados, que desembocó en una represión estatal.

En el 2019, pese al fuerte aumento en el costo de la canasta básica, González recordó que no hubo ajuste del salario mínimo y por tanto los trabajadores debieron absorber el deterioro de más de 700 córdobas en su poder adquisitivo. En el 2020 hubo una ligera compensación de apenas 2.66 por ciento y en el 2021 el ajuste fue de tres por ciento.

Lea además: Gobierno admite que nicaragüenses sufren la mayor alza de precios de los últimos 10 años

En ese contexto, el sindicalista afirmó que basados en el criterio que establece la Ley del Salario Mínimo, que ordena tomar como referencia la inflación y el crecimiento económico, la suma de ambos indicadores del 2021 rebasa el 15 por ciento e incluso «un poco más», por lo tanto apostarán por un ajuste diferenciado.

Los sindicalistas dicen que hay condiciones para que el aumento sea sustancial, tomando en cuenta que sectores como el exportador reporta ingresos por más de 6,500 millones de dólares (incluyendo zona franca). Por eso reclaman que se cumpla con lo que establece la ley del salario mínimo y se aplique un ajuste de dos dígitos.

Solo en el costo de la canasta básica, González dijo que esta subió el 8.7 por ciento, un argumento más para que el alza sea mayor al 10 por ciento este año. «Hay criterios de que esos dos dígitos pueden afectar e impactar en la economía, pero yo regreso al 2018, donde con 10.40 por ciento de ajuste no pasó mayor sismo, no pasó mayor terremoto, por lo tanto fue posible aplicarlo», enfatizó.

De ahí es que piden que en el sector de la pequeña y mediana empresa se dé un ajuste de 5 por ciento y que en el resto de sectores «cuando menos» sea del 10 por ciento o más.

González se mostró abierto a que durante la discusión, cuya fecha aún está en veremos pero se esperaría que arranque la próxima semana, pueden flexibilizar la revisión de los criterios que establece la ley, pero indicó que apostarán por el indicador que más favorezca a los trabajadores.

Lea además: Sin el Cosep ni Conimipyme, ¿Con quién negociarán el salario mínimo los sindicatos y el gobierno?

Es decir si la tasa inflacionaria es menor que la del crecimiento económico, por tanto el indicador que favorece a los trabajadores es el segundo y con base a ese criterio están dispuestos a que se negocie el ajuste.

Indicó que esperan que durante las negociaciones los presentes no lleguen con excusas para evitar que haya un alza sustancial en el salario mínimo y recordaron que ya el sector trabajador cedió en el 2019 y que todo ese rezago se viene arrastrando desde entonces y es momento de reducir el rezago.

El Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) informó que Nicaragua cerró el 2021 con una inflación de 7.21 por ciento, convirtiéndose en el registro más alto desde el 2011, cuando el indicador se ubicó en 8 por ciento, de acuerdo con estadísticas históricas del Banco Central.

Por su parte, el Banco Central de Nicaragua afirmó que entre enero y septiembre de 2021 el Producto Interno Bruto (PIB) se expandió 9.9 por ciento, registrando un promedio de 6.7 por ciento en los últimos 12 meses. Con base en esos datos, el máximo emisor bancario ajustó sus proyecciones en relación al crecimiento económico y pronosticó una expansión de entre 7.5 y 9.5 por ciento en 2021.

En días recientes, Nilo Salazar, dirigente de la Confederación General de Trabajadores Independientes (CGTI) no se mostró optimista sobre el futuro del salario mínimo y recordó que en los últimos años los acuerdos en la mesa no han producido un alivio real al deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores, sino que más bien han alimentado alzas de precios en los mercados en beneficio de los empresarios.

Por otra parte, González también informó que esperan negociar a partir de mediados de este año el nuevo programa quinquenal del salario mínimo en zona franca donde hay más de 130,000 trabajadores.

No está claro con quiénes, además de los sindicados aliados, el régimen de Daniel Ortega va a negociar los salarios mínimos, luego que este ordenara descabezar al Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), con el que la dictadura disimulaba su hostilidad con el gran capital representado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), con el que rompió alianza en el 2018.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: