14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

En memoria del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal

Se recuerda este 10 de enero de 2022, el 44 aniversario del asesinato del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. Cuarenta y cuatro años desde  la muerte trágica del gran demócrata y patriota, del intrépido  luchador por la libertad y la democracia, del periodista ejemplar cuyo nombre vive hasta ahora y vivirá a lo largo de los siglos.

Su nombre está escrito en el preámbulo de la Constitución nacional, consagrado como Mártir de las Libertades Públicas. De manera que es como una cruel paradoja, que al conmemorarse este nuevo aniversario del sacrificio del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal por la libertad de Nicaragua, su periódico, LA PRENSA –que fue su arma principal para luchar contra la dictadura somocista–, está prácticamente confiscado, ocupado por la fuerza policial.

También es un ultraje a la memoria sagrada del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, que sus hijos Cristiana y Pedro Joaquín, estén en la cárcel como prisioneros políticos y de conciencia. Están presos porque siendo también  periodistas democráticos levantan la bandera de su padre de lucha por la libertad y la democracia. 

Por la misma razón, otro de los hijos del doctor Chamorro Cardenal, Carlos Fernando Chamorro Barrios, ha debido  exiliarse para escapar de la persecución gubernamental. Y a su sobrino Juan Lorenzo Holmann Chamorro, gerente general de LA PRENSA de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, lo tienen preso por la misma razón y en condiciones infrahumanas igual que los demás presos políticos de Nicaragua.

Cuarenta y cuatro años han pasado desde el asesinato del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, pero sigue pendiente de convertirse en realidad la consigna proclamada por él a mediados de los años 70 del siglo pasado, cuando era presidente de la Unión Democrática de Liberación (UDEL): Que Nicaragua volverá a ser república. 

Nicaragua volverá a ser república, proclamó el doctor Chamorro Cardenal,  porque ya lo fue en el siglo 19  en la época llamada por los historiadores de “los treinta años conservadores”. Una república en la que se gobernaba con honradez, no se permitía la  reelección presidencial y funcionaba la alternabilidad democrática en el poder.

Una república en la que los presidentes salían del poder con menos riqueza que antes de ser gobernantes, sin tener absolutamente nada de qué avergonzarse. Como salió del poder la presidenta Violeta Barrios de Chamorro, viuda de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en la primera parte del siguiente y fugaz  período histórico de vida republicana en Nicaragua, de 1990 a 2006. Y como lo hiciera también el expresidente Enrique Bolaños, que con toda seguridad descansa en paz.

Hoy, 44 años después de la muerte del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, su pensamiento político sigue teniendo tanta vigencia como cuando lo plasmó en los editoriales de LA PRENSA. Es una antorcha para alumbrar el camino que conduce a la libertad. 

El pueblo digno de Nicaragua no olvida al doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. Nunca lo olvidará y en algún momento volverá a propiciar el triunfo de la democracia, como lo hizo en febrero de 1990, y convertirá en realidad –ojalá que para siempre– su proclama épica de que Nicaragua volverá a ser república.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: